Connect with us

Análisis

13 Peores ideas de la tecnología donde no se necesita

Desde botellas con pantalla táctil y WIFI, hasta un collar de perros que envía tuits, solo son dos de los descabezados inventos creados por el hombre. Acá te ofrecemos 13 de las peores ideas de la tecnología.

¿Botellas con pantalla táctil y WIFI? ¿Una prueba de embarazo con Bluetooth? Tengo la certeza de que suena extraño, pero son tan solo ejemplos de cómo en ocasiones nos empeñamos en hacer una versión inteligente de cada cosa, incluso cuando no es necesario.

Lo peor es que no son los únicos. A continuación, daremos un recorrido por 13 inventos tecnológicos, que por algún extraño motivo, se presentan como muestra de las más puras innovaciones. Sin embargo, estas invenciones resultan en inventivas absurdas, poco prácticas y generalmente en desuso. Por eso son las peores ideas de la tecnología. 

Una banda cuantificadora para la cabeza

Peores ideas de la tecnología
l

Brainbit es una banda para la cabeza que ofrece cuantificar nuestra salud mental. Esto se logra por funcionamiento de cuatro electrodos y dos sensores que monitorizan la actividad cerebral, para así conocer en todo momento nuestras emociones. Esta es otra de las peores ideas de la tecnología.

La lavadora que compra su propio detergente

Peores ideas de la tecnología

Whirlpool tiene una lavadora y un lavavajillas equipados con WIFI y el sistema Dash de Amazon. Esto permite llevar un conteo de los ciclos de lavado, para así determinar cuándo es momento de hacer un nuevo pedido de detergente. Este proceso es automático, es decir, se hace sin la intervención del usuario. Lo más importante, no requiere el uso de nuestro smartphone.

Sartenes inteligentes, ¿otra de las peores ideas de la tecnología?

Peores ideas de la tecnología

¿Quieres conocer una de las peores ideas de la tecnología? La moda por meter conexiones llegó a las sartenes, ya que existen varias apuestas que ofrecen desde conexión WIFI, Bluetooth, así como sensores que miden la temperatura, el peso y la humedad. El invento permite tener un estricto control de lo que estamos cocinando, toda la información se envía a nuestro smartphone, donde además recibiremos alertas y consejos.

El reloj despertador “olfativo”

Imaginen que cada mañana en vez de despertar con un timbre caótico, podríamos hacerlo con el aroma del café recién hecho. Suena interesante ¿verdad? Pues esa es la idea detrás de Sensorwake, un despertador que utiliza una especie de cartuchos equipados con esencias que van desde césped, mar, café, pan tostado, menta, chocolate o un croissant. Este aunque sea innovador, es sin dudas, una de las peores ideas de la tecnología.

Quizás te interese: Elon Musk ensayará en humanos tecnología para implantar chips en el cerebro

Zapatillas que se conectan a nuestro smartphone

Las zapatillas “inteligentes” de Digitsole, además de tener un aspecto futurista, estaban equipadas con tecnología que les permitía desde atarse solas hasta cuantificar nuestra actividad. Incluso dicen que son capaces de determinar nuestro peso, estatura y edad, todo gracias a su conexión Bluetooth que se sincroniza con una aplicación móvil en nuestro smartphone. Aunque sea una idea útil para algunos, para otros es una de las peores ideas de la tecnología. 

La silla que nos ejercita estando sentados

Podría parecer broma, pero existe un prototipo de una silla que tiene “un gimnasio integrado” o bueno, eso decía su creador. Pues la Tao Chair posee sensores y mecanismos que ayudan a tonificar los músculos. Es capaz de realizar esta actividad mientras estamos viendo la televisión o leyendo un libro.

Colchón a prueba infidelidades

A alguien se le ocurrió crear un colchón lleno de sensores, donde sus creadores aseguran que, a través de un algoritmo, es capaz de determinar cuándo hay una actividad sexual sobre él. Se conecta a un smartphone por medio de una aplicación y desde ahí nos envía notificaciones. Además, podremos ver el movimiento, la intensidad y el historial de uso.

La caja de gatos que se limpia sola

Peores ideas de la tecnología

CatGenie es el resultado de añadir tecnología a una caja de gatos. Esta utiliza un material plástico que simula la arena, gracias a un sistema de lavado integrado es como se limpia, seca y elimina olores de forma automática.

Podrá sonar bien, pero la realidad es que necesitamos la “arena especial”, además de los cartuchos de limpieza, lo que nos trae una inversión anual de aproximadamente 300 euros, esto sin contar que la caja tiene un precio de 250 dólares, sin los consumibles. Por tanto, esta es otra de las peores ideas de la tecnología.

El paraguas que es una estación meteorológica y hasta selfie stick

Peores ideas de la tecnología

Todos quisiéramos saber sí lloverá a lo largo del día, para no estar cargando sin sentido un paraguas. Esto es lo que supuestamente ofrecía Umbrella: un paraguas que integraba sensores que recogen información del tiempo en varias regiones del mundo donde se estuviera utilizando, creando así una gran comunidad que enviaba constantemente información a Wezzoo; una red social meteorológica. Esta a su vez, enviaba alertas a nuestro smartphone para avisarnos de que lloverá y no olvidemos salir sin este paraguas.

El tampón-altavoz para vaginas

Peores ideas de la tecnología

El mundo de los nuevos gadgets pediátricos debería ser todo un tema de estudio. Ahora nos encontramos con Baby-Pod, que surge bajo la justificación de que los bebés en el vientre materno se estimulan con la música. Por ello, alguien tuvo la grandiosa idea de crear un altavoz que se inserta en la vagina para así crear todo un concierto para el bebé a punto de nacer. Esta es sin dudas, una de las peores ideas de la tecnología.

Interesantisimo, no te lo pierdas: 15 peores ideas de utilizar tecnología en cosas que no lo necesitan

Una prueba de embarazo con Bluetooth

Peores ideas de la tecnología

Podría parecer broma, pero no, la primera prueba de embarazo que se conecta a un smartphone es real y tiene un precio de 20 dólares. Esta prueba nos ofrece usar los tres largos minutos de espera de los resultados en otra cosa, ya que cuando esté listo, el resultado será enviado a nuestro smartphone.

Por otro lado, si lo que queremos es que esos tres minutos se pasen de forma rápida, la aplicación de First Response incluye divertidas formas de pasar el tiempo, que van desde vídeos calmantes con olas de mar, ejercicios de respiración, información educativa acerca de la fertilidad, hasta vídeos de gatitos y consejos de cocina. Una verdadera maravilla.

Una de las peores ideas de la tecnología, la botella que nos dice cuánta agua le queda

Peores ideas de la tecnología

Hidrate Spark es una botella que se sincroniza por medio de Bluetooth con nuestro smartphone. Mediante una aplicación móvil podemos dar seguimiento de la cantidad de agua que hemos tomado a lo largo del día, semana, mes o año. Todo esto se muestra con bonitas estadísticas y gráficos, las cuales podremos compartir con la comunidad vía redes sociales, a quien no le gustaría compartir que tomó 2 litros de agua desde una aplicación.

Un cepillo “inteligente” diseñado por Nokia y Kérastase

El Hair Coach nace de uno de esos proyectos que nadie se imaginaría. Este nos trae una idea de Kérastase, la famosa marca de lujo centrada en el cuidado del cabello y Nokia a través de su división para la salud Withings. Este cepillo, que costará 200 dólares y saldrá a la venta a finales de este año, cuenta con sensores que harán un “análisis del cabello”, así como un “entrenador de cabello” que nos enseña a cepillarnos.

Trending