7 órganos no vitales del cuerpo humano

7 órganos no vitales del cuerpo humano

18 Oct, 2017 2116


El cuerpo humano puede superar la extirpación parcial o completa de siete de sus órganos, sin afectar la vida.

Todos los órganos tienen una función de gran utilidad en nuestro organismo, sin embargo, algunos pueden ser extirpados sin provocar un gran impacto sobre la salud. El director del Centro de Estudio de Anatomía Clínica de la Universidad de Lancaster (Reino Unido), Adam Taylor, ha elaborado una lista con estos órganos del cuerpo humano que pueden ser removidos por completo sin los cuales el ser humano puede llevar un estilo de vida relativamente normal.

Te sorprenderán las funciones de los siete órganos que no necesitas para sobrevivir

1. Bazo
El bazo está formado por un frágil tejido, por su ubicación en las parte inferior izquierda del abdomen es uno de los primeros afectados tras un trauma abdominal. Su función es reciclar glóbulos rojos y ejercer como depósito de glóbulos blancos y plaquetas, ayuda a combatir infecciones.

Mediante una intervención quirúrgica (esplenectomía), los doctores pueden extirpar el bazo de manera parcial o total sin graves consecuencias para el paciente, ya que sus funciones las pueden cumplir tanto el hígado como otros tejidos linfáticos.

2. Vesícula biliar
La vesícula biliar se localiza debajo del hígado y actúa como depósito de bilis, una sustancia espesa y amarillenta que ayuda a descomponer alimentos grasos. El cuerpo segrega una hormona que produce la contracción de la vesícula biliar para que libere su contenido hacia los intestinos, ante la presencia de grasas. Cuando esa hiel contiene un nivel excesivo de colesterol genera residuos, que se acumulan en forma de arenilla o cálculos biliares. En los casos más graves, hay que extirpar quirúrgicamente la vesícula en un procedimiento llamado colecistectomía.

3. Colon
El colon es la parte principal del intestino grueso. Su función es reabsorber agua y sal y comprime las heces para facilitar su expulsión. Algunas enfermedades provocan la necesidad de extirpar parte o la totalidad del colon. Tras una colectomía, la mayoría de los pacientes recupera un estilo de vida relativamente normal, aunque su funcionamiento intestinal se ve alterado.

4. Apéndice
El apéndice se localiza en la parte donde se unen el intestino delgado y el grueso. Durante mucho tiempo, se consideró un órgano sin una función relevante, pero algunos estudios recientes sugieren que es una especie de 'almacén' de bacterias beneficiosas.

Cuando parte del contenido intestinal ingresa en el apéndice, su estructura anatómica impide que ese material continúe su avance. Esto provoca una inflamación de ese órgano que, en los casos más graves, hay que extirpar mediante una apendicectomía. Ese procedimiento quirúrgico no produce efectos colaterales para el paciente, excepto una pequeña cicatriz en el abdomen.

5. Estómago
Cualquiera pensaría que es imposible vivir sin el estómago. Las tareas principales están relacionadas con la digestión de alimentos mediante movimientos de contracción, el efecto químico de sus ácidos, la absorción y la secreción. Algunos pacientes con determinadas enfermedades oncológicas o como consecuencia de un trauma severo u otras circunstancias como la ingesta de nitrógeno líquido, el estómago debe ser extirpado de manera parcial o total. En este último caso el esófago es conectado directamente al intestino delgado y las personas que han sufrido esa intervención pueden llevar una vida normal, si combinan su dieta con suplementos vitamínicos.

6. Órganos reproductivos
Los ovarios y testículos en mujeres y hombres, respectivamente tienen la función de órganos reproductores. En ocasiones, tumores malignos o traumas violentos provocan que haya que extirparlos. En caso de una extirpación del útero en una mujer (histerectomía), no tendrá menstruación ni podrá engendrar. La falta de órganos reproductivos puede afectar a la expectativa de vida y, aunque en las mujeres no produce efectos visibles, puede incrementar la esperanza de vida en algunos hombres.

7. Riñones
Los riñones filtran el flujo sanguíneo permitiendo el equilibrio entre agua y electrolitos y entre los componentes ácidos y alcalinos. Durante el proceso, funcionan como una especie de 'tamiz' y retienen proteínas, células y otros nutrientes necesarios para el organismo, mientras que los elementos innecesarios terminan en la orina. El organismo humano puede sobrevivir con un solo riñón e, incluso, sin ambos. Este último caso, el paciente es conectado a una máquina de diálisis que sustituyen las funciones renales. La ausencia de los riñones no impide la vida de un ser humano a pesar de que disminuye la expectativa de vida dependiendo de la edad, sexo y estado de salud.

Con información de: www.actualidad.rt.com

Artículos que te puedan interesar: