7 Animales creados por el hombre

El reino animal se caracteriza por una gran diversidad de especies distribuidas por todo nuestro planeta. Estas acompañan al hombre desde su origen. ¿Pero…, acaso todos los animales que existen son el resultado de tantos años de historia? La realidad es que no, y hoy te mostraremos 7 de los animales que fueron creados por el hombre.

Gato Savannah

Animales creados por el hombre 1
Gato Savannah

Este increíble felino fue creado en Estados Unidos en el año 1986, y se especula su creación con un fin comercial. Su origen se debe al cruce entre un gato siamés y un serval africano (especie de gato salvaje similar a un guepardo). Otras especies también han sido obtenidas con la utilización de variedades diversas de gatos domésticos, pero siempre se requerirá la presencia de un serval.  

A finales de los años 80 la nueva especie contaba con gran popularidad, ya que los resultados del nuevo ejemplar mostraban un animal dócil y carismático, además de ser portador de ese maravilloso aspecto salvaje que lo hacía lucir muy exótico, aun así, no fue hasta el año 2012 que se reconoció como especie por la Asociación Internacional de Gatos 

Quizá también te interese conocer a los animales que más saltan en todo el mundo

Este tipo de felino doméstico es considerado un gato gigante, por lo que un ejemplar puede llegar a pesar lo mismo que un humano adolescente de unos 11 años y puede alcanzar una longitud de medio metro, en ocasiones más. Posee un pelaje similar a su predecesor salvaje, además de un cuerpo delgado y esbelto que lo hace lucir muy elegante. También es característica su inteligencia y el aprendizaje de un gran número de habilidades.

Coyolobo

El origen de esta especie es bastante polémico y es el resultado del apareamiento entre lobos del este de los Estados Unidos y coyotes, por lo que se le considera un canino híbrido. Con la llegada de los colonos al sur de Ontario y su afán de caza y masacre, la población de lobos se vio gravemente diezmada. Muchos lobos se vieron forzados a abandonar su hábitat y comenzar su apareamiento con especies similares como el coyote, dando origen así a una especie mestiza. Una variedad más similar al coyote, pero con la fuerza y destreza de un lobo común.

El Coyolobo es mucho más pesado que un coyote normal y su tamaño le permite derribar presas de mayor tamaño como pequeños ciervos. Aunque su carga genética y los rasgos de su rostro son mucho más parecidos a los de un coyote, el Coyolobo sin dudas tiene un aullido semejante al de los lobos y un estilo de caza muy similar. Su dieta se compone de pájaros, pequeños mamíferos y también se les puede ver comiendo en la basura. 

Este animal ha logrado aparearse con algunas variedades de perros y en ocasiones su presencia se ha vuelto notoria en algunas ciudades de los Estados Unidos, dado a algunos vínculos cercanos con caninos domésticos, este híbrido ha desarrollado gran tolerancia a la presencia del hombre y la convivencia con el mismo. Aunque su aparición tuvo un origen casual y natural, es una especie producto de la actividad del hombre en su ecosistema, y se le atribuye el resultado de la misma, por lo que este híbrido se encuentra en la lista de los 7 animales creados por el hombre.

No puedes perderte esta curiosidad del reino animal: Perros y las emociones. Estos animales son capaces de oler nuestras emociones y cambiar su estado de ánimo

Oso Grolar

Animales creados por el hombre 2
Oso Grolar

Asombrosamente este animal existe, y debe su origen a la unión entre un oso pardo y un oso polar. Su existencia fue comprobada en el año 2006 cuando se confirmó que un oso de apariencia única había sido derribado en la región del Ártico de Canadá. Estudios de ADN no tardaron en confirmar el auténtico resultado en la mezcla de las 2 mencionadas especies de osos y que se trataba de un ejemplar hembra.

Esta variedad de animal puede ser encontrada tanto en libertad como en cautiverio, pero hasta el momento solo se conoce la existencia de 8 ejemplares, todos hijos de la hembra derribada en 2006. Era raro pensar que esta especie no podría surgir de manera natural, pues el oso pardo y el polar, no comparten naturalmente el mismo hábitat. Luego se confirmó que producto de la actividad del hombre, una subespecie de osos pardos habitaba en el Oeste de Canadá y en Alaska, por lo que perfectamente se pudo dar origen al nuevo animal.

Su apariencia se divide de manera muy proporcional, pues un Oso Grolar es más grande que un oso pardo, pero más pequeño que su pariente del Ártico, lo mismo sucede con su peso. Su cuello es largo como el de los osos polares, pero sus hombros tienen pequeñas jorobas características de los pardos. Su pelaje se distribuye también de forma muy equitativa, ya que conserva su pelaje blanco, pero con matices oscuros. También por ser producto de la actividad humana, es considerado uno de los 7 animales creados por el hombre.

Cebrasno

El Cebrasno es una fabulosa mezcla entre un asno o burro común y una cebra africana. Es una especie híbrida que se ha vuelto muy popular de la cual todavía no se conoce un lugar de origen. Se especula que fue creada como una especie animal de trabajo para potenciar el vigoroso carácter de las cebras con la fuerza y resistencia de un asno. Por lo general se utilizan para el apareamiento cebras que son adoptadas y rescatadas, para evitar extraer los ejemplares que están en libertad.

Su existencia se encuentra distribuida en varias regiones del planeta, pues debido a su fama, varios zoológicos y granjas en el mundo se han encargado de producirlas. Al igual que las mulas, estos híbridos son estériles, por lo que para obtener un ejemplar necesariamente debes contar con sus progenitores. El Cebrasno combina el cuerpo robusto de un burro y las patas rayadas de una cebra, por lo que luce de una manera muy peculiar y llamativa. Sin duda alguna esta mezcla se la atribuye al ser humano y también es uno de los 7 animales creados por el hombre.

Beefalo

Este singular animal es el resultado del cruzamiento entre una vaca común y un búfalo. Su aparición se remonta al año 1906 en Estados Unidos y surgió con la idea de rescatar la población de búfalos del área, pues estos estaban desapareciendo. Su aparición fue considerada un rotundo fracaso, pues la idea de domesticar este animal, no fue del todo posible ni rentable. Inmediatamente estos animales fueron liberados y no tardaron en establecerse.

Un Beefalo es un animal nocivo, pues su conducta es agresiva y obliga a migrar a otras especies, además de ser capaz de digerir hasta 45 litros de agua al día, por lo que una manada puede ser capaz de secar un pozo en muy poco tiempo. También se les considera responsables de los daños causados al Gran Cañón del Colorado pues su apetito excesivo y su tendencia a los baños en el polvo deshidratan la tierra con más rapidez, sin contar que consumen toda el agua del lugar.       

Ligre

Un híbrido resultado del apareamiento entre un león macho y una tigresa, sin pensarlo tanto parece traído de la prehistoria. Su aparición data del siglo XIX en la India y fueron creados con fines comerciales debido al alto precio que podía alcanzar solo la idea de poseer un animal tan exótico. Sin dudas el Ligre es el felino más grande del planeta y perfectamente puede llegar a medir unos 5 metros y pesar más de 500 kilogramos.

 Este animal es semejante a un colosal león con rayas y en los machos se pueden observar melenas. Su pelaje puede ser de un color amarillo o naranja y se alimenta de animales grandes como las reses. Actualmente ninguno se encuentra en libertad, pues debido a su rareza y ferocidad, se teme que pueda ser un grave impacto en el ecosistema. Este felino es uno de los más impresionantes dentro de los 7 animales creados por el hombre. 

Ten mucho cuidado con las más hermosas y venenosas plantas de jardín 

Jagleón

Animales creados por el hombre 3
Jagleón

Es la especie híbrida obtenida con el cruce de un león y un jaguar. Esta especie pertenece al género Phantera pues tanto el jaguar (su padre) como la leona (su madre) pertenecen a este género. El Jagleón tienen un aspecto predominantemente similar a los leones, su pelaje es muy característico de los jaguares y resultan de mayor tamaño que el felino de América, como su parecido de color es semejante al del jaguar, este dista mucho de sus ascendentes africanos en cuanto al patrón de su pelaje.

Son animales muy codiciados en el mundo por su rareza y se les valora por un costo muy elevado, no se considera un animal doméstico, pues es poseedor de un carácter y ferocidad digna de un gran felino. Debido a la diferencia de hábitat entre el jaguar y el león, no hay ejemplares que hayan sido concebidos en libertad de manera natural, sino que es otro de esos 7 animales creados por el hombre.

Deja un comentario