Aparatoso accidente mientras prueban un hoverbike en Dubai

Un accidente en Dubai protagonizado por un policía que probaba un nuevo tipo de «moto voladora» ha generado miles de comentarios en redes sociales.

Las hoverbikes o «motos voladoras» son un nuevo tipo de vehículo que ha despertado el interés de muchos entusiasmas de la aventura al aire libre.

Pero también son observadas por cuerpos de seguridad, de rescate y de vigilancia en todo el mundo.

Esto se debe a su potencial para ser usadas en condiciones donde los vehículos terrestres y drones son inadecuados.

Por si no lo sabes, por su lujo y modernidad Dubai figura entre los mejores sitios para visitar si buscas conocer las ciudades más maravillosas del mundo.

En este caso, se dio a conocer por el aparatoso accidente protagonizado por esta hoverbike, que afortunadamente no tuvo consecuencias mortales

¿Qué nos muestra el video del aparatoso accidente de la hoverbike?

En este caso, un oficial de la policía de Dubai hacía unas pruebas con el vehículo volador, pero en un descuido perdió el control de la misma cuando «volaba» a 10 metros de altura.

El video del accidente en Dubai difundido en redes sociales muestra al oficial «conduciendo» la moto por el aire.

Al principio todo parecía ir bien, pero al alcanzar la altura máxima recomendada por el fabricante (30 pies o 9,4 metros) la hoverbike empieza a dar fuertes sacudidas.

En pocos segundos cae en picado y al golpear con sus parales traseros el suelo da una «vuelta de campana», arrojando al oficial ante la mirada aterrada de sus compañeros.

Afortunadamente, este accidente en Dubai no dejó un saldo que lamentar pues las medidas de seguridad y traje de protección usado por el piloto le evitaron cualquier lesión.

Tras unos segundos, fue capaz de levantarse por si mismo y alejarse de la moto.

Una moto experimental fue la protagonista del accidente en Dubai

Una moto experimental fue la protagonista del accidente en Dubai
El modelo ruso es una mezcla de dron y moto

El modelo involucrado en este aparatoso accidente es un prototipo del quadricóptero eléctrico Scorpion-3 eVTOL de la empresa rusa Hoversurf.

Fue anunciado al mundo en febrero de 2017 y desde entonces se logró su desarrollo hasta obtener un prototipo totalmente funcional en 2019.

Ese mismo año, la policía de Dubai firmó un memorando con los rusos para probar este modelo, y si todo marchaba bien, concretar la apertura de una planta de ensamblaje en las cercanías de la capital kuwaití.

Según el fabricante, esta moto tiene capacidad para llevar a un solo pasajero a una altura de hasta 10 metros usando 4 poderosas hélices a la manera de los drones.

En una prueba en fábrica, la moto logró ascender a 28,5 metros, lo que los rusos anunciaron como «un récord mundial» de altura para una hoverbike

Sin embargo, la policía de Dubai ha limitado su uso en pruebas a solo 5 metros, por lo que este aparatoso accidente ocurrió al usarla más allá de sus propias reglas.

Un aparatoso accidente que muestra los peligros de esta tecnología

El accidente en Dubai dejó en claro que las motos voladoras todavía son muy peligrosas, incluso si el conductor no se desplaza a gran velocidad.

Pero en este caso el peligro era mayor pues el modelo Scorpion-3 usa 4 hélices totalmente expuestas, sin carenado o barreras que impidan su contacto con las piernas del conductor o alguien en tierra.

Y además el sistema de control y autonivelación de este prototipo no parece manejar muy bien todavía la moto a cierta altura, como ocurrió en este aparatoso accidente.

Un cuerpo de policía a la última moda

Un cuerpo de policía a la última moda
La policía de Dubai invierte mucho dinero para cuidar a sus ciudadanos

Muchos se preguntarán por qué la policía de la capital del país más rico del Medio Oriente estaría probando semejante vehículo que generó este aparatoso accidente.

La razón es que este cuerpo de seguridad presume de tener entre su flota algunos de los vehículos más caros y exóticos del mundo.

Usar coches baratos y poco potentes no les permitiría alcanzar a conductores infractores que se desplazan a bordo de potentes Lamborghinis, Ferraris, Porshes o Mercedes.

De hecho, la policía de Dubai posee un Bugatti Veyron , dos BMW i8, un Aston Martin One-77, tres Porshe Panamera híbridos y un Bentley Continental GT.

Además, recientemente adquirió un ejemplar de la nueva camioneta eléctrica Cybertruck del fabricante estadounidense Tesla.

Incluir vehículos eléctricos es una meta de los kuwaitíes en un mundo que cada día reduzca el consumo de petróleo.

Esto nos recuerda la meta de Amsterdan, que aspira ser la primera ciudad de coches eléctricos del mundo en 2030.

Al respecto, los policías de Dubai esperaban ser los primeros en patrullar en motos voladoras en el mundo, pero en cambio se dieron a conocer por este aparatoso accidente.

Cuando lo caro puede salir más caro

Afortunadamente el accidente en Dubai ocurrió durante unas pruebas sin público presente.

A diferencia de otros casos, aquí «lo caro pudo salir más caro» de haber caído la moto sobre alguien o si sus hélices hubieran herido al oficial o otra persona.

El hecho es que una hoverbike de este tipo, modelo y capacidad puede costar hasta 134.000 euros.

Con esta cantidad de dinero, cualquier policía en Estados Unidos puede adquirir 3 o 4 potentes motocicletas terrestres.

El potencial de las hoverbikes

A pesar del aparatoso accidente, desde los años 50 del siglo XX muchas series de ficción y cómics mostraban un futuro donde todos se desplazarían en vehículos voladores en lugar de usar carreteras de asfalto.

Por su puesto, el control de las infracciones de tránsito en esas series estaba a cargo de ¡policías en motos voladoras!

Aunque el ejército de Estados Unidos probó algunos vehículos individuales voladores, nunca encontró un sistema suficientemente viable en cuanto a capacidad de carga, velocidad y autonomía.

Con el auge de los drones en este siglo XXI, se retomó el interés en las motos voladoras.

El objetivo a largo plazo es perfeccionar esta tecnología y en un futuro crear también coches y hasta camiones capaces de ir por los aire.

Esto eliminaría la necesidad de construir carreteras, algo muy importante en zonas agrestes o en países con pocos recursos económicos.

Los franceses quieren conquistar el aire (y la tierra)

Sin embargo, algunas empresas tienen claro que no siempre es posible ir por tierra, como tampoco se puede volar en todas las condiciones.

Por tal razón, en 2019 la empresa francesa Lazareth lanzó oficialmente la primera moto voladora que también puede ir por tierra cuando se necesite.

Se trata de un cuatriciclo que puede girar sus ruedas y convertirlas en 4 hélices para elevarse y volar.

Para esto, cuenta con un motor a combustión que usa en carretera o al momento de elevar sus 140 kilos de peso.

Una vez en el aire, sus cuatro rotores eléctricos, uno en cada rueda, le permiten avanzar y ganar velocidad.

Lazareth asegura que esta potente moto mixta puede llevar hasta 1.000 kilos de carga, pero su precio de 496.000 euros la pone muy lejos del alcance de la mayoría de interesados.