Connect with us

Ciencia

5 especies de humanos que han existido y que quizás no conocías

En el Paleolítico o la Edad de Piedra, todo era dinámico pero muy distinto. Las poblaciones se movían e interactuaban entre sí. A lo largo de la historia los científicos han tratado de resolver los enigmas de la evolución.

¿Cuántos tipos diferentes de seres humanos pasaron por la tierra? Aunque son muchos los estudios sobre el tema aún hay dudas. Hasta el momento se conocen más de 5 especies de humanos que han existido. Prepárate porque ya mismo sabrás cuáles son.

No te pierdas como la misión espacial Europa-Japón capturó imágenes de Mercurio

Homo antecessor

Homo antecessor

Parte de esa familia extensa de los homínidos, incluye al género Ardipithecus. La primera de las especies de humanos que han existido es el antecessor. Data de hace unos 6 millones de años. La Cueva Gran Dolina en Atapuerca, España, es un sitio arqueológico gigante. Posee unos depósitos que se extienden por casi 20 metros. Se estima que sea de medio millón de años atrás, de este el más antiguo empezó unos 780.000 años antes. Cuenta con restos del grupo homínidos “Homo antecessor”, en 1997.

Se describe a la especie como una mezcla de características modernas y “primitivas”. Unos son rasgos similares a los de los neandertales y los denisovanos, otros se parecen más al Homo sapiens. Científicos han hecho investigaciones recientes de proteínas antiguas. Se extrajeron del esmalte dental de un fósil de Atapuerca. Luego los expertos confirmaron que el Homo antecessor es un “linaje hermano”. Todas son poblaciones que comparten un ancestro común cercano.

El Homo Rudolfensis

Se trata del ejemplo perfecto de los peligros de describir a una especie a causa de pruebas fósiles limitadas. Viene de un solo espécimen, un cráneo, también conocido como el KNM-ER 1470, de hace unos 1,9 millones de años. El Homo Rudolfensis proviene de Koobi Fora, lo que hoy es Kenia. Al principio el cráneo se le atribuyó a algún Homo habilis, el más antiguo. Luego fue descartado ya que la cavidad del cráneo era muy grande.

También se tuvo en cuenta que los restantes especímenes de Homo habilis tenían cerebros de alrededor de 500 centímetros cúbicos. Por otra parte este habría albergado unos 700 centímetros cúbicos de cerebro. El Rudolfensis también poseía dientes más grandes y un borde de cejas pequeñas con respecto a los cráneos del habilis. Por tanto al final concluyeron, después de varios análisis y contradicciones, que era poco probable que fuera un Homo habilis. Le otorgaron una designación de especie separada en 1986; debido a que la variación dentro de una sola pudiera explicar sus desigualdades físicas.

Estos son algunos de los minerales que deja el magma de un volcán y que son valiosos para el mundo

Homo luzonensis

Homo luzonensis

Recientemente fueron descubiertas otras de las especies de humanos que han existido: luzonensis. Se cree que vivieron en la isla de Luzón, en Filipinas, hace unos 50.000-60.000 años. A los luzonensis los representan solo 13 huesos: dientes, dedos de manos, pies y un fémur. Pertenecían a unos tres individuos diferentes. En 2019, los antropólogos determinaron que los huesos son distintos de especies como el Homo erectus y el Homo floresiensis. Por tanto justifican una de las especies de humanos que han existido.

Resultan muy interesantes los huesos de los dedos de las manos y los pies de Homo luzonensis. Se observan un poco curvados. Esta es una característica que comparten las especies vivientes de primates que habitan en los árboles. Así que sugieren que vivir en ellos podría haber sido parte de su estilo de vida.

Hombre dragón

Hombre dragón

El Homo Longi se trata de una de las especies de humanos que han existido; aparte de que es un homínido que se ha propuesto más recientemente. Proviene de China, donde por su cráneo de ceja gruesa lo apodaron “Hombre Dragón”. Lo encontraron por primera vez en la década de 1930, aunque hace poco se puso a disposición de los científicos para que lo analizaran. Se cree que existieron unos 146.000 años atrás. Los que lo observaron piensan que es un “linaje hermano perdido” del Homo sapiens.

Sus cuencas de los ojos del cráneo son grandes, con forma de bloque. Los molares también destacan en tamaño, mucho más grandes que los de un humano actual. Tenían una cresta sobre los ojos enorme. El tamaño del cerebro se compara al de los humanos modernos. Este nuevo descubrimiento recuerda cuán difícil es asignar un solo espécimen a una nueva especie.

El “Hombre Dragón” puede ser un denisovano, ya que aún se investiga sobre él, aunque hasta ahora no hay evidencia genética que ayude a determinarlo. Donde sea que encaje en el árbol genealógico, muestra que tuvo un pasado complejo. Todavía les falta mucho que aprender antes de que den una determinación final y segura.

Ya es una realidad, todo indica que los ratones desaparecerán para siempre y no podrás creer el por qué

Homo floresiensis

Homo floresiensis

Los únicos fósiles conocidos de Homo floresiensis proceden de la cueva Liang Bua en la isla de Flores, en Indonesia. Algunos antropólogos se refieren con cariño a la especie como “hobbits”. Se debe a su diminuto tamaño: habrían medido un poco más de 90cm. Los primeros restos de Homo floresiensis se descubrieron en 2003. Poseían cerebros pequeños de alrededor de 400 centímetros cúbicos, pero a pesar de ello cazaban muchas presas en la isla. Un dato curioso es que realizaban herramientas muy similares a las hechas por el Homo erectus. Estos se tratan de una especie con cerebros más grandes.

La explicación posible de la pequeña estatura de los hobbits está en un fenómeno conocido como enanismo insular. Se cree que se debe a entornos con recursos limitados, una isla rodeada de océano abierto. Ahí las especies que tendrían un cuerpo y un cerebro más grandes tienden a evolucionar. Terminan con una masa corporal y un cerebro más pequeños. El claro ejemplo es un tipo de elefante pigmeo que ya se extinguió. Ellos compartieron la isla de Flores con los Homo floresiensis.

Las 5 especies de humanos que han existido sorprenden. Tienen características peculiares que difieren de las nuestras. El estudio de sus posibles costumbres y morfología ha sido compleja para los científicos, por lo pocos datos. Aún se investigan y quizás en el futuro puedan aparecer muchas otras totalmente distintas.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Trending