Web Analytics

Bebés en el útero tienen músculos como lagartijas

Los científicos han datado la presencia de esos músculos a hace alrededor de unos 250 millones de años, una reliquia de cuando los reptiles hicieron la transición a los mamíferos. No está claro por qué el cuerpo humano los produce y luego los elimina antes del nacimiento. Como parte del desarrollo humano se plantea que sea la razón por la que los pulgares son diestros. También se conoce que los pulgares mantienen un músculo de más, algo que los distingue de los demás dedos.

Algunas veces, se ha observado la presencia de varios músculos extra en dedos de las manos de niños y adultos, pero jamás se habían observado todos los dorsometacarpales como ahora cuando observaron escaneos 3D de embriones y fetos entre las siete y las 13 semanas de gestación. Muchas veces el hecho de que se observen estos músculos en humanos se asocia con alguna deformidad de la extremidad, lo cierto es que esta técnica ayudará a develar varios misterios sobre nuestra historia evolutiva.

El autor principal, el Dr. Rui Diogo, de la Universidad de Howard, en los Estados Unidos, dijo: «Tenemos muchos músculos yendo al pulgar, movimientos muy precisos del pulgar, pero perdimos muchos músculos que van a los otros dígitos. En nuestra evolución, no los necesitamos tanto. ¿Por qué están allí? La evolución es un proceso muy complejo y dilatado en el tiempo, así que no es tan simple como decidir este músculo sí y aquellos no».

¿Partes del cuerpo inútiles?

Dijo que las estructuras eran más llamativas que otros restos evolutivos retenidos por los humanos, como el apéndice aparentemente redundante, las muelas del juicio y el cóccix.

Una exploración 3D de los músculos del pie de un bebé.

«Estos músculos se perdieron hace 250 millones de años», dijo el Dr. Diogo. «Ningún mamífero adulto, ninguna rata, ningún perro tiene esos músculos. Es impresionante. Realmente fue hace mucho tiempo. Hasta ahora teníamos estudios que nos permitían tener un mejor entendimiento del desarrollo temprano de varias especies de animales, entre ellos peces, aves y ratones, pero no tanto así en nuestra propia especie, pero en el futuro y usando las nuevas herramientas que tenemos podremos estudiar más a fondo nuestro desarrollo evolutivo».

El Dr. Sergio Almécija, un antropólogo que estudia la evolución de los simios y humanos, en el Museo Americano de Historia Natural, dijo que los hallazgos proporcionaron una apreciación más profunda del desarrollo humano, pero plantearon muchas preguntas. «La novedad de este estudio es que nos permite visualizar, con precisión, cuándo exactamente durante nuestro desarrollo aparecen y/o desaparecen algunas estructuras», dijo. «La pregunta importante para mí ahora es, ¿Qué más nos estamos perdiendo? ¿Qué encontraremos cuando se inspeccione todo el cuerpo humano con este detalle durante su desarrollo? ¿Qué está causando que cierta estructura desaparezca y luego vuelva a aparecer? Ahora podemos ver cómo sucede, pero ¿qué pasa con el por qué?».

Los biólogos están planeando más trabajo para observar otras partes del cuerpo humano en detalle. Ya han estudiado los pies y saben que los músculos adicionales se desarrollan y desaparecen allí mientras los bebés crecen en el útero. Los monos y los simios no perdieron estos músculos durante su desarrollo, y aún pueden usarlos para trepar y manipular objetos con los pies. El Dr. Diogo dijo: «Algunas de las cosas que estamos perdiendo, no es que estemos obteniendo mejores humanos y más progreso. No. Estamos realmente perdiendo cosas que nos harían súper-humanos. De esta manera tendrían más habilidades pues podrían mover todos los dedos, incluidos los pies, como pulgares. Los perdimos porque no los necesitamos».

Con información de: https://actualidad.rt.com

Recommended For You

About the Author: Nancy Drew

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *