Cerca de 1000 delfines nadan juntos en Laguna Beach, California

La Naturaleza nos da sorpresas cuando menos esperamos y una de ellas fue la aparición de un millar de delfines nadando juntos en la costa de California.

No se trata de nada relacionado con el equipo Delfines de Miami, o con los delfines amaestrados que deleitan al público en el Sea World de esa ciudad.

Se trata de hermosos ejemplares de la variedad nariz de botella, muy comunes a lo largo de las costas estadounidenses, tanto del Océano Atlántico como el Pacífico.

De hecho, son vistos con frecuencia por navegantes y turistas frente a las costas de California, donde suelen agruparse para alimentarse y reproducirse.

Sin embargo, lo extraño de este caso fue la cantidad inusitada de hembras, machos y crías que participaron en este «desfile» registrado el sábado 16 de mayo.

¿Cómo se relacionan socialmente estos animales marinos?

Antes de seguir contándote esta historia, veamos algunos datos sobre estos hermosos animales marinos.

Los delfines son mamíferos, pues se gestan en el útero de la hembra, nacen a través de parto y se alimentan de leche materna en sus primeros meses de vida.

Se trata de la segunda especie más inteligente del planeta, solo superados por el ser humano y ubicados delante de elefantes y simios superiores.

Viven en manadas no mayores a 50 integrantes, regidas por un macho dominante y siguen una estructura social muy definida.

Esta interrelación es evidente cuando cazan o defienden, pues actúan de manera coordinada y cada individuo cumple una tarea específica.

¿Quiénes fueron los testigos de la mayor manada de delfines del siglo?

Los testigos del paso de la mayor manada de delfines del siglo fueron familias amantes de la naturaleza que contrataron un paseo turístico desde Newport, estado de Rhode Island.

La gira, a cargo de la agencia Newport Coastal Adventure, incluía el paso frente a islas habitadas por especies de aves marinas y zonas frecuentadas por delfines, tiburones y otras especies marinas.

Sin embargo, nunca imaginaron que al llegar a Laguna Beach, condado de Orange, se verían rodeados por ¡casi un millar de delfines!

El video de este espectáculo se viralizó en redes sociales y el público quedó asombrado ante lo que se denominó una «supermanada» de cetáceos.

¿Qué explica esta concentración de delfines?

Qué explica esta concentración de delfines
Los delfines forman fuertes lazos sociales

Al igual que muchos mamíferos terrestres, los delfines suelen vivir y moverse en grupo para buscar alimento y reproducirse.

También nadan juntos como defensa grupal contra otros depredadores, incluyendo a los tiburones, pero rara vez en cantidades mayores a los 50 ejemplares.

Algunas teorías apuntan a que más que una «supermanada», se trató de una concentración de numerosas manadas menores provenientes de varias zonas.

Las mismas estarían concentradas frente a la costa del sur de California debido a las extrañas invasiones de animales que se registran en estos días.

La disminución de la actividad pesquera a causa del coronavirus ha favorecido el crecimiento de los bancos de peces que son la fuente de alimento de los cetáceos.

«Cuando hay comida varias manadas de delfines se juntan», aseguró Ryan Lawler, el propietario de la agencia de turismo que hizo público el vídeo.

Las grandes manadas se hacen cada vez más frecuentes

Al respecto, Lawler señaló que en su experiencia como organizador de tours de aventura ha llegado a ver en los últimos mañanas manadas de hasta 500 delfines.

Sin embargo, señaló que lo ocurrido el 16 de mayo «fue impresionante» por el gran número de animales que se agruparon.

En todo caso, ya en 2018 fue avistada en las costas de Sudáfrica lo que entonces se consideró la mayor manada de delfines vista en la historia moderna.

Se trató de una manada de 600 delfines nariz de botella que fueron avistados en la bahía Algoa, una zona de aguas poco profundas del Cabo Oriental de Sudáfrica.

El delfín nariz de botella es el más común entre las 30 especies de delfines que habitan el planeta.

Cambio de hábitos por adaptación a nuevos retos

Cambio de hábitos en delfines por adaptación a nuevos retos
Defenderse de los tiburones es una razón para formar manadas grandes

Los investigadores han descubierto un aumento en el tamaño de las manadas de los delfines nariz de botella que viven en aguas sudafricanas.

Los antiguos grupos de hasta 20 ejemplares ahora se ha convertido en manadas de hasta 76 ejemplares, incluyendo machos, hembras y crías de todas las edades.

Algo que intriga a los expertos es por qué se concentran cada vez más en bahías poco profundas y no en zonas de mar abierto.

Una hipótesis apunta a que las bahías les ofrecen mejor protección contra el tiburón blanco, especie muy común en las costas sudafricanas.

Por ahora, se ha descubierto que en las bahías el promedio de las manadas es de 325 miembros, mientras que las de zonas de mar profundo no pasan de 135.

Amistades para toda la vida

Otra posible razón para que las manadas de delfines sean cada vez más grandes es que estos animales marinos forman relaciones de larga duración.

Cuando una manada se encuentra con otra, muchos de sus miembros que alguna vez se conocieron realizan una especie de «saludo de amigos».

Quienes llegaron a ver el espectáculo de los famosos delfines de Miami, seguro vieron cómo frotaban sus aletas a modo de saludo.

Además, estos hermosos animales mostraban su amistad con saltos, caricias, golpes y roces.

A esto se suma la emisión de potentes chasquidos, silbidos y «risas» a modo de celebración cuando están junto a otro delfín de su familia o un viejo amigo.

Juntos son más fuertes

Todas estas características de los delfines podrían explicar por qué ahora vemos manadas cada vez más grandes.

Vivir en manada es la mejor estrategia para sobrevivir a los riesgos que enfrentan estos bellos animales marinos hoy en día.

La acción destructora del hombre y la proliferación de tiburones y otros depredadores naturales someten a esta especie a un gran estrés.

Por tal razón, los lazos de amistad entre grupos se reviven y refuerzan cada vez más y las manadas terminan fusionándose en una sola. Igualmente, los jóvenes de ambas manadas forman parejas, creando lazos de sangre entre los grupos originales y alimentando la semilla para una futura «super manada».

Deja un comentario