Web Analytics

Científicos hallan partículas de plástico en la nieve que cae en el Ártico.

¿Cómo se llevó a cabo el estudio?

Los investigadores recolectaron muestras de nieve de las islas Svalbard utilizando un método de baja tecnología: una cuchara de postre y un matraz. En el laboratorio del Instituto Alfred Wegener de Alemania en Bremerhaven descubrieron muchas más partículas contaminantes de lo que esperaban. Muchas eran tan pequeñas que era difícil determinar de dónde habían venido. La mayoría parecía estar compuesta de materiales naturales como celulosa vegetal y pieles de animales. Pero también había partículas de plástico, junto con fragmentos de neumáticos de goma, barniz, pintura y posiblemente fibras sintéticas.

El equipo también tomó muestras de nieve de sitios en Alemania y Suiza.

La científica principal, la Dra. Melanie Bergmann, dijo en una entrevista: «Esperábamos encontrar algo de contaminación, pero encontrar tantos microplásticos fue un verdadero shock». Ella dijo además: «Es evidente que la mayoría del microplástico en la nieve proviene del aire». Los microplásticos se definen como aquellas partículas de menos de 5 mm de tamaño. Al abordar sus posibles efectos en las personas, la Dra. Bergmann explicó: «No sabemos si los plásticos serán perjudiciales para la salud humana o no. Lo cierto es que es un deber nuestro cuidar de una manera más efectiva el medio ambiente que nos rodea». Los científicos también analizaron la nieve de sitios en Alemania y Suiza. Las muestras tomadas de algunas áreas de Alemania mostraron concentraciones más altas que en el Ártico.

¿Cómo llega la contaminación plástica al Ártico?

Es probable que sea el viento quien lleve estos microplásticos y después, mediante mecanismos que no se entienden completamente aún, se transportan largas distancias a través de la atmósfera. Las partículas son luego «lavadas» de la atmósfera a través de la precipitación, particularmente la nieve. Un estudio publicado en abril por un equipo británico-francés mostró que los microplásticos caían del cielo sobre los Pirineos franceses, otra región supuestamente virgen. Anteriormente, grupos de investigación han encontrado plásticos en las zonas atmosféricas de Dongguan, China, Teherán en Irán y París, Francia. En cuanto a de dónde viene la contaminación, aquí también hay incertidumbres.

El Ártico es considerado como uno de los últimos ambientes vírgenes de la Tierra.

La presencia de tantas partículas de barniz en el Ártico fue un enigma. Los investigadores suponen que parte de la contaminación puede provenir de barcos que se muelen contra el hielo. Pero también especulan que algunos podrían haberse desprendido de turbinas eólicas. Los fragmentos de fibra pueden ser de la ropa de las personas, aunque no es posible saberlo en este momento. La Dra. Bergmann explicó: «Tenemos que preguntar: ¿necesitamos tanto embalaje de plástico? ¿Necesitamos todos los polímeros en las pinturas que usamos? ¿Podemos inventar neumáticos para automóviles con un diseño diferente? Estos son problemas importantes».

El Dr. Eldbjørg Sofie Heimstad, del Instituto Noruego de Investigación Aérea, Kjeller, que no participó en el último estudio, dijo que parte de la contaminación por partículas era local y que otras habían derivado desde lejos. La doctora dijo también: «Sabemos que la mayor parte de lo que estamos analizando allí y midiendo es la contaminación transportada de largo alcance proveniente de Europa, de Asia, de todo el mundo. Algunos de estos químicos tienen propiedades que son una amenaza para el ecosistema, para los animales vivos».

Fragmentos de plásticos a altas concentraciones son encontrados en el agua del mar del Ártico.

¿Qué significa esto para el Ártico?

Los desechos plásticos también se desplazan por cientos o incluso miles de kilómetros para aterrizar en playas remotas del Ártico. Es una noticia deprimente para las personas que han considerado el extremo norte como uno de los últimos ambientes vírgenes de la Tierra. En un centro de trineos tirados por perros cerca de Tromsø, en el Ártico noruego, uno de los empleados, Lili, dijo: «Me pone muy triste. Tenemos plásticos en el hielo marino. Tenemos plásticos en el océano y en las playas, ahora plástico en la nieve. Aquí arriba vemos su belleza todos los días, y ver que está cambiando tanto y está contaminado, duele».

Con información de: https://www.bbc.com

Recommended For You

About the Author: Nancy Drew

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *