Web Analytics

¿Qué consecuencias trae un mundo fugaz con alimentos de ese tipo?

La vida nos parece que corre hoy más rápido que nunca. Hay tantas cosas pendientes, tanta presión sobre nosotros que nos parece que no alcanzamos ni a pedacitos. En esta era de la rapidez todo tiene que ser al momento y por lo general no prestamos mucha atención. Un ejemplo de esto son alimentos que buscamos. Como necesitamos que sean fáciles de cocinar y poder comerlos rápido, pues a veces, no nos damos cuenta de aquellos que nos están dañando.

Hagamos una pausa, tomémonos unos minutos para revisar algunos de estos alimentos que nos prometen una buena alimentación y que son muy rápidos de elaborar. A veces con sólo invertir un poco de tiempo en estudiar el asunto nos ahorra muchas horas luego en los resultados finales. Así que chequeemos juntos algunos de estos alimentos y veamos qué es lo que prometen y qué es lo que no nos dicen. Como sabemos que estás apurado, sólo analizaremos siete alimentos, a 1 minuto por cada uno serán sólo siente minutos, pero créeme vale la pena la inversión.

Sopas instantáneas

Contienen un alto índice de sodio y grutamato monosódico. Un popular aditivo de alimentos procesados que se asocia con múltiples efectos secundarios para la salud humana. Es por esto que no se recomienda su consumo. Además, sus altas concentraciones de sodio y grasas saturadas no son convenientes. Se recomienda evitar el consumo en la mayor medida posible para el bien del organismo.

Granola

Al médico James Caleb Jackson (1836) le gustaba la buena nutrición y diseñó una receta que llamó granula. Esta consistía en trocitos densos de salvado, pero sin endulzar, estos se sumergían en leche. Pero hoy en día esta mezcla de distintos tipos de cereales tiene elevados niveles de azúcar. Es por eso que algunos expertos han expresado que son como una comida chatarra, pero disfrazada. A tal punto que una dietista reconocida (Cassie Bjork) ha escrito en un blog sobre salud que, al pensar en la granola, lo que le viene a la mente son montones de azúcar. Por tal razón no es una elección saludable.

Aceite de coco

Según Samantha Penfold, creadora del concepto Organic Market & Food, en Marbella y Madrid es verdad que el aceite de coco tiene origen vegetal contiene más del 80% de ácidos grasos saturados. Aunque estas grasas saturadas no son nocivas como las que se encuentran en el queso o en la carne. Aun así, están compuestos de triglicéridos de cadena media, altamente beneficiosos para la salud. Muchos afirman que es mejor su uso para la piel que para la alimentación.

Pan de trigo y multigrano

Este pan sí engorda ya que el carbohidrato de esta semilla (la amilopectina A) está compuesta en un 60% de glucosa. Para tener una idea el azúcar de mesa (sacarosa) es 50% glucosa, de modo que excede a la sacarosa en un 10%. Esto también provoca que aumenten tus niveles de insulina pues aumentará la glucosa en la sangre. Otro problema es la proteína gliadina presente en el pan de trigo. Esta es tóxica, no digerible, pero libera zonulina que provoca la apertura de las uniones del intestino. Los granos son refinados y no proporcionan proteínas ni fibras.

Barritas energéticas

Las de cereal por ejemplo en su mayoría, aportan ingredientes de mala calidad nutrimental (jarabe de maíz, aceite de palma) pero muy poca fibra. Estos jarabes endulzantes y la fructuosa obstruyen las arterias con grasas saturadas.

Las de proteínas por su parte tienen un mayor costo y en general contienen una exagerada cantidad de proteína que es innecesaria para los requerimientos del cuerpo. También se puede hablar de la cantidad de azúcares añadidos y grasas saturadas e hidrogenadas que dañan el corazón.

Productos “light”

En general no se garantiza que tengan bajo aporte calórico, lo cual se le asegura al consumidor. Para reducir la cantidad de grasas, en general los fabricantes incrementan la concentración de azúcar, lo cual explica el por qué un producto light no lo es. Por otro lado, se encuentran grasas saturadas y endulzantes artificiales dañinos para la salud. En el mercado se pueden encontrar otro tipo de productos que son más naturales.

Zumo de fruta

No presenta en realidad la fructosa que es un azúcar natural que se encuentra en todas las frutas y que en alguna manera es lo que esperábamos recibir. Por lo que deben añadir otro tipo de endulzante y los incrementos bruscos de azúcar en la sangre provocan la liberación de insulina para generar estabilidad. Esto es un riesgo para desarrollar un tipo de diabetes y todos conocemos cuáles son los peligros de esta triste enfermedad.

Concluyendo

Este es un tema muy amplio pero una cosa nos queda clara. En la vida es mejor hacer un alto cuando de escoger los alimentos se trata. Acá sólo hemos analizado por encima a 7 alimentos, pero existen muchos más que preferimos y consumimos diariamente. ¿Será que nos están pasando gato por liebre? No te dejes engañar y considera bien lo que estás consumiendo, no derroches tu dinero ni tu salud. ¡Tú vales mucho!

Nos encantaría responder alguna de tus preguntas.

Con información de: https://www.lavanguardia.com

Recommended For You

About the Author: Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *