20 formas simples de evitar quedarse calvo

Saber cómo evitar la caída del cabello es una de las mayores preocupaciones para millones de hombres y también para muchísimas mujeres.

Es un hecho que el equilibrio hormonal influye mucho en la edad y gravedad de la caída del cabello.

Un 80 por ciento de los hombres pierden su cabello total o parcialmente a partir de los 50 años, mientras que en las mujeres esto ocurre en un 8 a 10 por ciento.

¡Pero incluso jóvenes de 17 años pueden sufrir la caída del cabello!

La caída del cabello se denomina alopecia y puede tener su origen en problemas alimenticios, hormonales, ambientales o por predisposición genética, entre otras.

Lo interesante es que de haber sabido cómo frenar la caída del cabello, muchas personas aún lucirían su cabellera.

Si te preocupa la alopecia, te daremos 20 sencillos consejos que te orientarán en cómo evitar la caída del cabello.

Cómo frenar la caída del cabello: protege tu cabeza del sol y el frío

Usar sombreros y gorras protege el cuero cabelludo contra los dañinos efectos del sol o el frío intenso.

Las temperaturas extremas pueden agravar condiciones como la seborrea y dermatitis, vinculadas a la pérdida del cabello.

Al revés de la creencia popular, usar sombreros y gorras es una buena medida preventiva si temas sufrir de alopecia.

Evita frotar con fuerza al lavarte para evitar la caída del cabello

Un gran error común en hombres y mujeres es frotar con fuerza al lavarse el cabello. Esto daña las fibras de keratina que forman el cabello y afectan su brillo y textura.,

Pero más grave aún, debilita las raíces y favorece la caída del pelo.

Usa el champú adecuado para frenar la caída del cabello

Usa el champú adecuado para  frenar la caída del cabello
Para cada tipo de cabello hay un tipo de champú adecuado

Utiliza solo el champú adecuado para tu tipo de cabello, ya sea grasoso, reseco, liso u ondulado.

Esto ayuda a proteger mejor la fibra del cabello y a mantener nivelados los niveles de grasa y humedad en sus raíces y en la piel.

Cambia la frecuencia de uso de tu champú para evitar la caída del cabello

Un error típico entre los hombres es aplicarse champú todos los días, creyendo que es lo más saludable.

Lamentablemente, el champú elimina toda la grasa natural y aceites que requiere el cuero cabelludo para mantenerse flexible e hidratado.

Esto afecta a los folículos pilosos y aumenta la caída del pelo.

Por lo tanto, se recomienda usar champú un día sí y otro no o al menos dejar de usarlo dos veces a la semana, como mínimo.

Aclara bien el enjuague y máscaras al lavarte

Otro consejo de cómo evitar la caída del cabello es aclarar bien los productos químicos como mascarillas, enjuagues o acondicionadores que uses en tu lavado.

Estos productos cumplen su función en solo 5 o 10 minutos, pero si te los dejas en el  cabello pueden provocar reacciones alérgicas graves .

El mal uso de tintes acelera la caída del cabello

Este año ha resurgido la moda de llevar un cabello multicolor. Sin embargo, te advertimos que usar tintes conlleva el uso de productos químicos irritantes.

Si quieres cambiar el color de tu cabello deja que lo haga un estilista profesional.

Evita el riesgo de quemaduras químicas o irritaciones que afecten la salud de tu cuero cabelludo.

¿cómo evitar la caída del cabello? Modera la temperatura del agua de lavado

Los expertos aconsejan usar agua tibia, ni muy fría ni muy caliente, para lavar tu cabello.

El agua muy fría reduce la eficiencia del champú, mientras que el agua muy caliente daña los folículos pilosos y reseca la piel.

Termina tu lavado con agua fría

Se aconseja terminar el baño con agua fría para provocar el cierre de los folículos y ayudar a mantener la firmeza de las raíces.

Además el agua fría estimula la circulación sanguínea e hidratación de la piel, así como contribuye a evitar los nudos.

No abuses de la fuerza que usas al secarte el pelo

Muchos hombres y mujeres aplican mucha fuerza al secarse el cabello con la toalla.

Si sufres de alopecia o condiciones que la favorezcan es aconsejable que dejes secar tu cabello al aire o hacerlo con toques suaves, sin aplicar presión.

Quienes usan el pelo largo pueden recurrir a la muy antigua práctica de envolverse la cabeza con una toalla.

Usa el secador a temperatura media

La utilidad del secador de pelo en estos tiempos es innegable, pero la mayoría no sabe usarlo correctamente.

Se suele usar en máxima temperatura para secar el cabello más rápido, pero este aire caliente daña la piel y afecta las fibras de keratina del cabello.

Lo ideal es usar aire templado a una potencia media y evitar en todo momento dar tirones con el peine o cepillo.

Modera la frecuencia de tu cepillado

Al contrario de la creencia popular, cepillar el cabello con frecuencia no ayuda a mejorar la circulación de sangre en el cuero cabelludo.

Los expertos aconsejas cepillarse lo suficiente para desenredar los nudos, pero siempre usando peines o cepillos de púas abiertas.

Además, se deben evitar los jalones. Es mejor un cepillado suave y continuo en cada pasada.

¿Te das masajes? Hazlo con moderación

Muchas personas creen que los masajes del cuero cabelludo ayudan a mejorar la circulación sanguínea, pero esto no es así en la realidad.

En primer lugar, la circulación sanguínea es igual en toda la piel del cuerpo y un masaje en el cuero cabelludo no mejorará mucho la situación si sufres de problemas.

En segundo lugar, un masaje enérgico provoca jalones a las raíces que contribuyen a acelerar la caída del cabello.

Vigila tu nivel de grasa capilar

Si eres un hombre joven y tu cabello es excesivamente grasoso, debes estas alerta, pues puede ser señal temprana de alopecia androgenética o hereditaria.

En este caso lo mejor es buscar ayuda de un especialista que te ayude a controlar la grasa y evaluar el riesgo que tienes de sufrir pérdida de cabello a edad temprana.

Controla tus niveles de estrés

Se ha comprobado que el estrés provoca la caída masiva del pelo, tanto en seres humanos como en animales.

La alopecia por estrés es particularmente agresiva a partir de los 30 años, razón de peso para aprender a manejar tus emociones.

¿Cómo frenar la caída del cabello con la alimentación?

El cabello está hecho de keratina y las células que lo producen requieren un suministro de calcio y diversas vitaminas para poder funcionar cabalmente toda la vida.

Si sufres o temes sufrir de alopecia, revisa tu dieta y aumenta el consumo de alimentos ricos en ácido fólico, vitaminas C, D, y E.

También incorpora minerales como el silicio, manganeso, magnesio y el selenio, abundantes en las carnes rojas, verduras y pescado azul.

Una fuente excelente de estos minerales es el aceite de hígado de bacalao, así como los frutos secos y la levadura de cerveza.

Lávate con agua baja en cal

El agua que reciben los hogares varía considerablemente en su concentración de cal y otros minerales.

A veces estos minerales provienen de la fuente natural de agua y otras son agregados en el proceso de hacerla apta para el consumo humano.

El exceso de sal en el agua de la ducha es un enemigo del cuero cabelludo. Si este es tu caso, considera lavarte la cabeza solo con agua mineral.

Haz suficiente ejercicio

El ejercicio físico es vital para mantener un buen sistema circulatorio.

La piel depende mucho del abastecimiento de agua y nutrientes y el cuero cabelludo es parte de la misma.

Además, ¡es una buena terapia para controlar el estrés!

Abandona el tabaco, drogas y el alcohol

El tabaco, las drogas y el alcohol afectan considerablemente la salud de la piel y en muchos casos provocan la caída acelerada del cabello.

Evita consumir este tipo de sustancias si quieres protegerte contra la alopecia.

Controla la caspa y la dermatitis

Las enfermedades de la piel como la caspa y la dermatitis seborreica influyen notablemente en la caída temprana del cabello.

Si sufres estas condiciones no esperes a buscar ayuda de un especialista y ponerte en tratamiento.

No esperes a que sea tarde para buscar ayuda profesional

Cómo frenar la caída del cabello
Incluso hombres muy jóvenes pueden sufrir alopecia

Como muchas enfermedades de la piel y de otro tipo, lo más importante es reconocer los síntomas lo antes posible e iniciar tratamientos preventivos y correctivos.

Pero si ya sufres del temido «clareo», no te alarmes.

El clareo es apreciable cuando se ha perdido al menos un 50% de la densidad folicular en una zona de la cabeza.

Un especialista puede ayudarte a frenar la caída y en muchos casos incluso puede mejorar la densidad folicular en las zonas afectadas.

En personas jóvenes, incluso se puede recuperar parcial o totalmente el cabello perdido.

Nunca olvides la herencia familiar

Por último, te recomendamos que desde joven te pongas en manos de un especialista que te oriente en cómo frenar la caída del cabello.

Si en tu familia es común que los hombres o mujeres pierdan su cabellera, sin duda tu también podrías tener esta predisposición genética.

Recuerda, ¡siempre es mejor prevenir que lamentar!

Deja un comentario