Conmovedor concierto de Andrea Bocelli contra la pandemia

El pasado domingo de Pascua, ocurrió un evento sin precedentes que se transformó en un hit global. Andrea Bocelli, frente a la catedral de Milán, dio un impresionante, conmovedor y hermoso concierto. Este no solo llenó los corazones de todos los que le escucharon, sino que tuvo una enorme repercusión en las redes, llegando a 32 millones de visitas en un día.

Tal evento vio la luz, debido a la invitación hecha al cantante, por parte del alcalde de Milán y las autoridades de la Iglesia. Bocelli desmintió la idea de un concierto y tampoco le llamó misa, sino que dijo, que compartiría unos instantes de música esperanzadora.

En el instante justo llegó el concierto de Andrea Bocelli

Todo parecía conspirar para obtener una imagen perfecta en ese momento. Como si el universo entero y la naturaleza se hubiesen puesto de acuerdo al unísono. Era ya una confirmación que este evento cultural, fuera algo lejos de lo imaginable.

No se escuchaba una voz, ni se percibía una sola persona en la plaza del Vaticano. Esto, junto al ambiente de lluvia y el silencio estremecedor, trajeron a relucir la bendición del Papa Francisco y el conjunto entero, pareció algo sacado de una película.

Teniendo estos aspectos en cuenta, el concierto de Andrea Bocelli, se figuraba como algo grande en Italia, nadie lo dudó ni por un instante. Sin embargo, lo que no se esperaba, tal vez, ni él mismo tenor, era que, su «Ave María», al igual que el resto del repertorio; llegase a ser visto y alabado, por tantos millones de personas.

En menos de 24 horas, el concierto de Andrea Bocelli, atrapó el corazón de tanta gente, que nadie encontraba una explicación lógica. Tal vez haya sido porque al suplantar la misa, su música involucró, no sólo al público religioso; sino a todo aquel que le ha tocado de cerca esta crisis mundial.

Las canciones interpretadas por el tenor, fueron cuatro y se detallarán más adelante. Pero, sin duda, el momento más emotivo de la actividad, estuvo marcado por la interpretación que le dio el cantante, frente a la gótica catedral, al himno cristiano Amazing Grace. Sumado a ello, las devastadoras imágenes de ciudades como París, Londres y Nueva York, con sus calles despobladas, inundaron el corazón de todos.

Andrea Bocelli cantando llenó los corazones
El concierto de Andrea Bocelli, se figuraba como algo grande en Italia

Más que música y fama

No solo un indiscutible talento en la música es lo que caracteriza a Andrea Bocelli, sino la grandeza de su corazón. Pues desde 2011, el cantante tiene una fundación con su nombre. Con el fin de suministrar ayuda y protección a enfermos y a aquellas personas que se encuentran sumidas en la indigencia y la marginalidad.

Por su puesto, con esta encomienda, no se acortaría el brazo del tenor para apoyar, a través de su fundación, a los hospitales italianos desbordados por la crisis que supone la pandemia de la Covid 19. Con los más de 300.000 euros que han recaudado, se cree, que se pueda contribuir con la compra de material sanitario.

Un concierto lleno de esperanza y responsabilidad

Esta actividad, llevaba el propósito, no solo de hacer pasar un rato emotivo a todos los que participaron, sino que sirvió como elemento de unidad para el pueblo. Personas que, debido a la cuarentena, se han visto privadas del calor y afecto de muchos de sus seres queridos; vieron un mismo sentir reflejarse en la voz del tenor. Este concierto fue más que solo música, fue un símbolo de libertad y esperanza para el mundo entero.

Nunca se podría decir que esto haya sido un acto de irresponsabilidad, debido a que Andrea Bocelli llevó a cabo el evento a puertas cerradas. Incluso su hijo no pudo entrar, solamente se acompañó del organista del Duomo, Emanuele Vianelli y de su esposa. Los únicos también, que junto al cantante no llevaban mascarillas.

Para la filmación del programa, se contó con un equipo de apenas 15 personas y antes del concierto, se pudo realizar la completa desinfección de la Plaza del Duomo y del templo. A pesar de que esto diera un aspecto de soledad y tristeza, la catedral brillaba no solo a través de ellos, sino de todos los millones de personas que los apoyaron por las redes sociales.

Andrea Bocelli acompañado por una
Duró alrededor de media hora y en él se vieron interpretadas varias piezas religiosas de valor sin igual

Repertorio

El concierto de Andrea Bocelli duró alrededor de media hora y en él se vieron interpretadas varias piezas religiosas de valor sin igual. Entre ellas se encontraban composiciones de artistas famosos como: Gioacchino Rossini y César Franck. También se acompañó la actuación, con fracciones de la ópera de Pietro Mascagni, Cavalleria Rusticana.

En la desolada catedral, el cantante ciego, asistido por el organista del Duomo, entonó el “Ave María” como un ruego a la virgen, pidiendo intercesión por todos nosotros. Luego, utilizando la porción del medio de la ópera Cavalleria Rusticana, siguió con el aria soprano “Santa María”.

Después interpretó “Domine Deus” de la “Petite messe solennelle” de Gioachino Rossini y, por último, coronó con su voz, el “Panis Angelicus” de Santo Tomás de Aquino.

Andrea Bocelli explicó que no les fue necesario ensayar con antelación, debido a que, tanto él, como Vianelli, conocían bien el Duomo. De igual forma pasaba, con cada una de las obras que se iban a interpretar. Las que han sido, en momentos determinados, parte del repertorio del cantante.

Andrea Bocelli supera el récord de Beyoncé

Cambiando de tema, el sin igual espectáculo ofrecido por Bocelli en la plaza de Milán, logró sobrepasar con creces el récord en YouTube establecido por la estrella Beyoncé.

Esto es algo que puede figurarse bastante fácil, si se ve desde la perspectiva, que la necesidad exige quedarse en casa y no hay nada más que hacer que entretenerse con los videos en internet.

Andrea Bocelli reluce en la oscuridad
32 millones de visitas obtenidas por el concierto de Andrea Bocelli.

Sin embargo, esta justificación no aplica para el concierto de Andrea Bocelli. El cual llegó a superar la marca anteriormente concretada, diez veces por encima. Quizás esto fue debido a que, más allá de la diversión, la música del cantante italiano, llenó los corazones y los conectó desde un extremo al otro del mundo.

De esta manera, el récord establecido en el 2018 por Beyoncé, siendo de 458 mil vistas sincronizadas, se vio superado por las más de 32 millones de visitas obtenidas por el concierto de Andrea Bocelli.

Deja un comentario