Conoce las mejores playas de Alicante que no sabes que existen

Este verano no necesitas viajar lejos si quieres disfrutar del mar. En su lugar puedes visitar las playas de Alicante, que te dejarán totalmente sorprendido por su belleza.

La llamada Costa Blanca es una de las más largas zonas costeras turísticas de España, con más de 244 kilómetros de playas, acantilados y calas.

Se extiende desde el municipio alicantino de Denia (norte) hasta el municipio de Pilar de la Horadada en el sur.

Muchas de sus playas se encuentran entre las más visitadas durante el verano, como es el caso de las ubicadas en la zona de Benidorm.

De hecho, son tan concurridas como las magníficas playas de Málaga, otro de los destinos favoritos de los españoles.

Y al igual que en Málaga, en la costa alicantina es imposible encontrar un lugar donde poner una sombrilla en temporada alta.

Pero te vamos a hablar de algunas playas de Alicante donde disfrutar sin el bullicio de los turistas y que seguro no conoces.

Las calas de Altea, joyas entre las playas en Alicante

Las calas de Altea, joyas entre las playas en Alicante
Altea posee calas discretas pero con todos los servicios

Altea es conocida por su bello casco histórico lleno de calles empedradas, pero también cuenta con varias calas y playas a las que se puede llegar fácilmente caminando.

Al salir de Altea por este paseo en dirección a Cap Negret se encuentra la Cala del Soio, una formación rocosa donde también se encuentra el famoso chiringuito El Portet.

Continuando la ruta se encuentra la playa de la Olla, que además de encontrar una excelente oferta de comida valenciana también hay un área donde se permite bañarse con mascotas.

Complementan la ruta de playas de Alicante que vale la pena visitar las de Barreta de Gualda y del Mascarat, ubicadas cerca del Club Náutico Campomanes.

Famosas playas de Alicante a las afueras de Benidorm

Muchos se asustan con la idea de visitar Benidorm en temporada alta, pero te diremos que aquí también se pueden encontrar espacios tranquilos donde disfrutar del mar sin complicaciones.

Dos de ellos son las calas Tio Ximo y Almadrava, dos pequeñas extensiones de menos de 100 metros encerradas entre formaciones rocosas.

Aunque sus arenas son gruesas, aquí se puede disfrutar del sol y bañarse en aguas muy claras en medio de un silencio poco común en esta zona de España.

Si quieres disfrutar de una playa en Alicante menos conocida e igualmente bonita, no dudes en ir a la Cala El Maraig en la zona de Benitachell a unos 20 minutos de las muy visitadas Moraira y Xávia.

El Maraig es una de las calas más encantadoras de Valencia, pero si buscas realmente diferente puedes llegar con un poco de esfuerzo y escalando algunas paredes escarpadas a la vecina cala Los Tiestos.

La cala Los Tiestos se distingue por la ausencia de ruido, la tranquilidad de sus aguas y por sus arenas de textura suave.

Xávia y sus rincones secretos

Aunque se conoce como una zona muy concurrida en el verano, Xávia también cuenta con playas escondidas, perfectas para quienes buscan tranquilidad.

Entre estas se distingue La Barraca, que se encuentra entre Cap Prim y Cap Negre y cuyas aguas muy claras son ideales para los amantes del buceo y el esnórquel.

Si quieres una playa en Alicante que ofrezca una buena comida, en La Barraca  encontrarás un chiringuito famoso por la calidad de sus pescados.

Además, su belleza natural se complementa y realza con la vista de sus hermosas casas blancas de portales azules, en un escenario digno de una postal.

Playas de Villajoyosa y El Calpe

Playas de Villajoyosa y El Calpe
Villajoyosa y Calpe tienen playas poco concurridas y muy atractivas

Continuando con la lista de playas de Alicante que no conoces y debes visitar, te hablaremos de las ubicadas en la zona de Villajoyosa.

Estas playas se encuentran rodeadas por múltiples edificios coloridos, pero aun así es muy raro que se llenen de turistas.

Puedes practicar nudismo en Racó del Conill, donde además hay buenos servicios para los  campistas.

Y si te gustan las playas más tranquilas puedes visitar La Caleta o la playa del Torres.

Pero si caminas un poco más tendrás la oportunidad de visitar otra joya alicantina, la excelente playa del Paraíso y su vecino paraíso del Bol Nou.

La Fossa y Arena-Bol en Calpe

Al llegar a Calpe te encontrarás con un escenario único, una línea de costa dividida en dos por el Peñón de Ifach donde se encuentran algunas de las playas de Alicante que merecen ser conocidas.

El Peñón de Ifach divide la costa entre La Fossa y la de Arena-Bol, dos playas de arena que cuentan cada una con su propio público leal.

Pero también hay una serie de calas que se encuentran algo más alejadas de Calpe y que te pueden ofrecer la oportunidad de disfrutar del mar sin luchar contra una multitud de turistas.

Entre estas tenemos La Manzanera, una cala coronada por un conjunto de apartamentos diseñados por Ricardo Boffil.

Más abajo, al pie de esta formación se encuentra la cala El Racó, donde puedes disfrutar de un tranquilo baño en sus aguas serenas.

Para muchos, se asemeja a algunas de las mejores playas de Barcelona por su mezcla de naturaleza y civilización.

Playas y calas de Torrevieja

Finalmente, si buscas sumergirte en la naturaleza agreste y escapar de la asfixia de las masas de turistas de verano, debes visitar la Cala Ferris en la zona de Torrevieja.

Aquí encontrarás algo distinto a las demás playas de Alicante, pues la Cala Ferris es una especie de oasis “virgen” con palmeras y dunas de arena suave, rocas.

Aunque tiene un gran desnivel y rocas que hacen incómodo el bañarse, lo compensa por su total ausencia de ruido y su ambiente muy natural.

Esto la hace ideal para quienes gustan pasear o sentarse a leer un libro y olvidarse de las preocupaciones de la vida diaria.

Deja un comentario