Se para de cabeza en un avión y cierra los compartimientos de equipaje con los pies

Un nuevo video que muestra cómo una azafata se para de cabeza en un avión y cierra los portaequipajes con sus pies se ha hecho viral en las redes.

Se trata de una corta grabación hecha por una auxiliar de cabina de la aerolínea American Airlines, quien desafió a una compañera a una acrobacia.

La hermosa Lindsey O’Brien, una hermosa mujer de 35 años que durante muchos años hizo gimnasia y yoga, aceptó el reto.

Ambas azafatas se encontraban a bordo de un avión temporalmente detenido en tierra en Philadelphia, Estados Unidos, debido a la pandemia de Covid-19.

Recordemos que los vuelos han sido suspendidos o restringidos en Estados Unidos y en casi todo el mundo.

La situación es tan complicada para las líneas aéreas, que es seguro que en el futuro se aplicará un nuevo protocolo mundial para viajar en avión.

Tenía que ver si podía hacerlo parada de cabeza

A sus 35 años Lindsey O’Brien mostró una excelente forma física

Para demostrar sus habilidades, Lindsey se paró entre dos filas de asientos y puso sus manos en los apoyabrazos de ambos lados.

Enseguida dio un giro quedando totalmente de cabeza, sostenidas por sus manos.

No contenta con esto, cerró con sus pies los cuatro portaequipajes ubicados sobre ella, haciendo gala de una gran forma física, fuerza y coordinación.

La asistente que se para de cabeza en un avión agregó que tiene seis años trabajando como azafata y siempre ha hecho ejercicio.

“Solía hacer yoga y fui porrista cuando era adolescente así que tengo buen equilibrio y tenía que ver si podía hacerlo”, explicó posteriormente Lindsay O’Brien.

Pero lo más divertido es que la mujer aseguró que “hacer este truco parada de cabeza fue mucho más difícil que lo que parece”.

Cerrar portaequipajes con los pies, un escape al estrés de la pandemia

 La asistente de vuelo se para de cabeza en un avión mostrando sus notables habilidades acrobáticas
La asistente de vuelo se para de cabeza en un avión mostrando sus notables habilidades acrobáticas

O’Brien recordó que para miles de azafatas ha sido estresante y complicado trabajar en medio de la pandemia, con tantos requisitos de seguridad y salubridad.

En este caso, al quedar el avión en tierra las asistentes de cabina vieron una rara ocasión para «divertirse a su modo».

El vídeo fue subido el 28 de agosto por el canal de eventos y videos virales South West News Service en su cuenta en YouTube (SWNS), donde ha sido visto más de 278 mil veces.

“La asistente de vuelo se para de cabeza en un avión mostrando sus notables habilidades acrobáticas para cerrar los portaequipajes con sus pies, mientras usa tacones altos”, comentó el canal SWNS.

Tras hacerse viral este vídeo, la auxiliar fue entrevistada por el canal de noticias Fox News.

Aunque no quiso decir para cuál aerolínea trabaja, en el vídeo se puede apreciar el logotipo de American Airlines en los asientos del avión.

Otras diversiones en las alturas

se para de cabeza en un avión
Las azafatas se inventan formas de divertirse en las alturas

Debido a la crisis de la pandemia, muchas aerolíneas buscan la forma de atraer a sus pasajeros.

Una de estas es la empresa australiana Quantas, que propone viajes de ida y vuelta a la Antártida para captar a pasajeros deseosos de volver a volar, sin violar las restricciones por el Covid-19.

Y también los pilotos y personal de cabina trata de improvisar y desahogarse de la presión impuesta por las estrictas reglas sanitarias contra el coronavirus.

Ejemplo de esto es la pirueta de Lindsay O’Brien, la azafata que se para de cabeza en un avión, quien ha despertado las risas de miles de internautas.

Además, también recibió muchos halagos por su buena figura y por haber hecho esta acrobacia «sin arrugar su uniforme».

Pero su truco parada de cabeza no convierte a O’Brien en la primera auxiliar que intenta hacer algo diferente para variar su rutina.

Anteriormente otra azafata de la aerolínea South West se hizo viral tras aparecer dentro de un portaequipaje de cabina, saludando a los pasajeros que abordaban.

Sin embargo, en lugar de despertar risas ¡solo consiguió muchos rostros de asombro de los perplejos pasajeros!

Deja un comentario