Descubre la razón por la cual se están robando las plantaciones de aguacate en Nueva Zelanda

Las estadísticas demuestran que los Estados Unidos es el país que más consume aguacate en todo el planeta tierra desde hace muchos años, apoyados por  México que es el mayor exportador del mundo de la afamada fruta. Pero en los últimos años Europa  se ha sumado a estos altos índices de consumo del aguacate debido a sus demostradas cualidades nutricionales, de hecho desde el año 2000hasta la fecha el viejo continente, ha multiplicado por cuatro su consumo, según datos del ComTrade.

Como es de esperar este furor occidental por el aguacate ha provocado dos cosas graves la primera es la deforestación de los bosques y la segunda la entrada al negocio de algunos carteles en busca de obtener grandes beneficios económicos. Es por ello que en días recientes Nueva Zelanda, el segundo gran exportador mundial de la fruta, ha anunciado que se están registrando un incremento de robos en plantaciones de aguacates.

El aumento del consumo de aguacate por parte de los occidentales ha provocado un aumento de los asaltos en plantaciones neozelandesas así como la deforestación de los bosques en México

“La cantidad de robos de aguacates ha crecido exponencialmente en el área de Tauranga a Katikati en los últimos 30 días lo cual ha tenido un enorme impacto en la economía de los propietarios de los huertos”, publicó hace aproximadamente un año una nota de prensa de la policía de Nueva Zelanda asegurando esta última que dicha actividad se mantiene y que incluso a principios del cursante mes de agosto anunció un nuevo arresto de ladrones de aguacates. Mientras que entre el pasado mes de mayo y finales de julio se habían recibido nueve denuncias por la sustracción de la gustada fruta y esto solamente en el área de Bay of Plenty, al norte del país. Un agricultor de dicha zona Graeme Burgess, realizo la denuncia del robo del 70% de su plantación cuya perdida fue de aproximadamente 100.000 dólares. Al igual que la mayoría de las veces el delito se cometió en la noche. Burgess catalogó el acto de “ridículo, puesto que las frutas aún estaban verdes” por lo cual no las podrían ni revender como normalmente se hace.

Varios neozelandeses han invertido más de 500 dólares en un sistema de vigilancia para proteger sus árboles de aguacate

Al existir una creciente demanda en elexterior del país, los elevados precios alcanzados y los continuos robos han llevado a varios neozelandeses a sembrar sus propios árboles de aguacate y vigilarlos con sistemas de seguridad, debido a que en el país no se permite la importación de este fruto por motivos ambientales. En Nueva Zelandalos vendedores de fruta expoliada podrían llegar a enfrentar un máximo de siete años de cárcel, mientras quepor el robo te pueden condenar hasta diez años de prisión.

Con informacion de: http://www.lavanguardia.com

Recommended For You

About the Author: Yoda Yoda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *