Personas alérgicas al agua. Descubre la vida de quienes lo padecen

Personas alérgicas al agua

Personas alérgicas al agua

La erupción acuagénica siempre ha sido un acertijo para los médicos y científicos, ya que aún no existe medicina para encarar la dolencia. La británica Heidi Falconer, de Tividale, en el departamento de Sandwell (Inglaterra) es una de las pocas habitantes en el planeta nacidas con erupción aquagénica, una afección potencialmente mortal, comúnmente llamada reacción al agua, informa Social News Daily. Los parques acuáticos, baños calientes, SPA o incluso las vacaciones en el mar son para Heidi un verdadero infierno. Descubre la vida de las pocas personas alérgicas al agua.

Solo pueden engullir alimentos secos como pollo

Las habitantes que sufren esta dolencia no pueden ducharse, beber agua, salir de casa cuando llueve o llorar, puesto que cualquier contacto con el líquido les provoca un lacerante sarpullido. Solo pueden engullir alimentos secos como pollo y galletas, y sobrevivir al consumo de cuatro vasos pequeños de leche o jugo de naranja al día. Tienen que ser extremadamente cuidadosos evitando la comida rica en agua, porque el líquido les abrasa la piel a medida que se desliza por la garganta.

Personas alérgicas al agua
Mujer con alergias en el cuello

No se han hallado las razones específicas

Hasta este momento no se han hallado las razones específicas que provocan la alergia al líquido y, por ende, no hay cura que pueda suavizar el suplicio de quienes sufren el conflicto. De hecho, la erupción aquagénica no es una alergia como tal. Según la tesis principal de los científicos, esta hipersensibilidad de la piel al agua estaría provocada por la respuesta del sistema demonológico a los compuestos tóxicos que se liberan como resultado del contacto del líquido con células muertas —componentes de la capa superior de la piel— o con la sustancia aceitosa, cuya función es mantener la piel hidratada.

Personas alérgicas al agua
Mujer en un acuario

Testimonio de Heidi

«Estoy consciente que debo tener  mucho cuidado y cautela todo el tiempo, y algunas veces es una lucha», confiesa Heidi. «Pero trato de vivir mi existencia de la mejor forma que puedo. Tengo sueños de casarme y disfrutar de mis hijos. Mi naturaleza es algo con lo que tengo que vivir, no obstante siento que he llegado a un acuerdo con eso. Sería genial habitar normalmente como todos los demás, sin embargo sé que eso no puede suceder«, añade.

Deja un comentario