Descubre por qué se te duermen las manos. Razones por las que debes preocuparte

Al menos una vez en la vida te debes haber preguntado por qué se te duermen las manos y si esto es algo normal o es reflejo de una situación que debes atender.

La condición por la cual sientes que te duermen las manos se llama parestesia y consiste en la pérdida de sensibilidad y capacidad de movimiento por un corto período de tiempo.

A veces la parestesia va acompañada de sensación de picor, ardor o incluso de punzadas dolorosas en las yemas de los dedos y palmas de las manos.

Ocurre generalmente porque nos hemos quedado dormidos o reposamos por un tiempo prolongado en una posición en la que aplicamos peso o presión sobre las manos o antebrazos o cualquier otra parte del cuerpo.

Esta presión limita el flujo de sangre hacia esta zona y provoca un estrés sobre los nervios, que al levantarnos o cambiar de posición, se “despiertan” generando punzadas y todo tipo de sensaciones incómodas.

Pero si esto te ocurre con mucha frecuencia debes buscar un especialista que te diga la razón de por qué se te duermen las manos, ya que puede estar pasando algo con tu organismo que necesita atención inmediata.

Pero ¿por qué se te duermen las manos?

Pero ¿por qué se te duermen las manos?
El adormecimiento de las manos puede ir acompañada de sensación de pinchazos

La mayoría de los casos de manos adormecidas se relaciona con haber dormido en una posición en la que aplicas peso sobre ellas.

Al quitar el peso o presión, la mano se siente inicialmente adormecida y con poca sensibilidad táctil.

Al normalizarse la circulación de sangre en esta zona los nervios empiezan a “reactivarse”, lo que va acompañado de una sensación de punzadas, como piquetes de alfiler, que dura solo unos pocos minutos.

Sin embargo, si te ocurre con mucha regularidad o la molestia se prolonga siempre más allá de los 10 minutos, debes considerar la posibilidad de que sufres de parestesia crónica.

Esta es una condición que indica la posible presencia de una lesión en los nervios de la mano o extremidades superiores o un desorden neurológico.

Fases de la parestesia y el problema de las manos adormecidas

Para que comprendas mejor el por qué se te duermen las manos vamos a contarte que en 1946 científicos de la Universidad de Oxford determinaron las distintas fases de la parestesia.

La primera etapa se denomina de “hormigueo de compresión” y puede aparecer 3 o 4 minutos después de comenzar a aplicar presión sobre la mano.

Si seguimos aplicando presión en la extremidad, a los 10 minutos se iniciará la segunda etapa de la parestesia, llamada de “suave adormecimiento”, en la que ocurrirá una pérdida de sensibilidad y hormigueo.

La tercera fase de la parestesia ocurre al liberar la presión y se denomina “liberación del pinchazo”.

Una vez que los músculos y nervios reciben nuevamente flujo sanguíneo se “despiertan” provocando la sensación de recibir numerosos pinchazos con agujas.

En cualquier caso, si el adormecimiento de manos se presenta con mucha frecuencia debes acudir a un especialista para descartar que sufras una condición llamada parestesia crónica.

Migraña y problemas neurológicos, primera causa de adormecimiento de manos

Migraña y problemas neurológicos, primera causa de adormecimiento de manos
Pasar horas tecleando puede llevar a sufrir del síndrome del túnel carpiano

Ahora vamos a profundizar en la lista de complicaciones que pueden explicar por qué se te duermen las manos.

La migraña es una de las principales y un 15% de quienes sufren este problema también se quejan de una sensación de adormecimiento en la cara, mientras que el 13% se quejan de manos adormecidas, brazos o piernas.

El dolor puede ser tan intenso que la persona siente que no puede mover el miembro afectado.

Otra causa de adormecimiento de manos es el síndrome del túnel carpiano, una inflamación de los tendones que pasan por el conducto carpiano, presionando los nervios y provocando dolor, hormigueo y entumecimiento de las manos.

Según muchos estudios, una deficiencia nutricional puede aumentar la frecuencia de la parestesia, sobre todo en el sexo femenino. Si es tu caso, no olvides tomar las 10 mejores vitaminas para las mujeres.

Este síndrome se presenta en personas que realizan actividades repetitivas por muchas horas diarias, como escritores, secretarias e informáticos.

Finalmente tenemos los accidentes cerebrovasculares (ACV) o derrames cerebrales, que son quizás la razón más peligrosa posible de por qué se te duermen las manos.

Suelen ir acompañadas de problemas neurológicos como pérdida del habla, visión, confusión y dolores de cabeza, por lo que se requiere atención médica urgente.

Problemas en arterias y otras complicaciones

Algunas enfermedades del aparato circulatorio reducen el flujo de sangre a las extremidades, favoreciendo la aparición de parestesia.

Por tal razón los médicos enfatizan la importancia de mantener una buena salud y evitar hábitos que pueden dañar tu corazón.

Si sufres de esclerosis múltiple esto explicará por qué se te duermen las manos o sientes hormigueo constante en ellas, como consecuencia del daño progresivo a los nervios y células cerebrales.

Otra causa de adormecimiento de manos es la neuropatía diabética, en la que el alto nivel de glucosa en la sangre por mucho tiempo provoca daños en los nervios.

Esto puede llevar a que aparezcan síntomas como parestesia en las manos, dolores en las piernas y ardor en la planta de los pies.

De hecho, casi la mitad de los pacientes diabéticos desarrollan algún tipo de neuropatía.

También tenemos la epicondilitis o codo de tenista, condición parecida al síndrome del túnel carpiano en la que la inflamación del tendón que une al codo con el antebrazo presiona los nervios de la mano.

Finalmente, otra causa de por qué se te duermen las manos puede ser la osteocondrosis cervical, una inflamación degenerativa de la columna a nivel de las vértebras cervicales que comprime los nervios que comunican con los nervios superiores.

Esto provoca a su vez interrupción del flujo sanguíneo, hormigueo en las manos, dolor de cabeza y pérdida de coordinación.

Deja un comentario