Connect with us

Ciencia

Descubren hongos que comen radiación en Chernobyl

Seguro has escuchado de la explosión en Chernóbil. Te cuento que han descubierto hongos que comen radiación en ese sitio.

Han pasado unos 34 años desde la explosión en la planta nuclear de Chernóbil. Se trata de un desastre que provocó que evacuaran a casi 116 mil habitantes de allí. También hizo que fallecieron 4 mil personas. Hace un tiempo descubren hongos que comen radiación en Chernobyl.

¿Cuándo se encontraron los hongos que comen radiación?

En 1991, descubrieron el denominado “hongo negro” o radiotrófico. Crecía en las paredes del reactor, los científicos se impactaron al verlo. A causa del ambiente extremo y pesado por la radiación. Los investigadores se dieron cuenta que los hongos que comen radiación en Chernobyl, no solo eran impermeables a esta. También parecían sentirse atraídos por ella. Después de varios años, notaron que tenía en enormes cantidades el pigmento melanina. La tenemos en distintos lugares de nuestra piel. 

Esta les permite convertir la radiación gamma en energía química para el crecimiento. Además, ha podido ayudarles a protegerse de la radiación dañina.

Descubren hongos que comen radiación en Chernobyl
Descubren hongos que comen radiación en Chernobyl

¿Cómo es posible que se coman la radiación?

El microbiólogo Arturo Casadevall del Colegio de Medicina Albert Einstein en Nueva York a Scientific American explicó: “En muchos reactores nucleares, el agua radiactiva se ha contaminado con organismos melanotos. Nadie conoce realmente qué hacen allí”. Los abundantes niveles de melanina absorben la radiación y después la convierten en energía química. Ocurre de la misma forma que las plantas que transforman el dióxido de carbono y la clorofila en oxígeno y glucosa. 

Se realiza a través de la fotosíntesis. Resulta un proceso conocido como radio síntesis y los científicos creen que podría usarse para beneficiar a los humanos. En la NASA piensan que se extrae el poder de la radio síntesis de los hongos que comen radiación en Chernobyl. De esa manera, se usaría para la producción de una crema solar, que proteja contra los rayos del sol. Kasthuri Venkateswaran, investigador de la NASA, hizo un estudio de cerca los hongos en 2016: 

“Después del accidente, los hongos fueron los primeros organismos en aparecerse. Entonces querían conocer cómo prosperan en un entorno así. Los hongos recolectados en el lugar del accidente tienen más melanina, que los recogidos fuera de la zona de exclusión. Significa que se han adaptado a la actividad de radiación. Hasta el 20 por ciento eran radiotróficos, lo que significa que crecieron hacia la radiación y terminaron gustándole.”

Tipos de hongos hallados en Chernóbil

Entre los hongos que comen radiación en Chernobyl se encuentran: Cladosporium sphaerospermum, Cryptococcus neoformans y la dermatitis Wangiella. Un grupo de científicos han logrado documentar cerca de 200 especies de hongos de estos, de diferente resistencia. Habitan en las ruinas de la antigua central nuclear rusa. 

Durante el 2007, investigadores del Colegio de Medicina Albert Einstein, de Nueva York, publicaron en PLOS One un estudio, describiendo cómo la radiación ionizante mejora el crecimiento de ciertas especies de hongos. Están las antes mencionadas, que se caracterizan por estar cubiertas del pigmento melanina. 

Destacan la capacidad de estos grupos para fortalecerse y ser capaces de soportar los altos niveles de radiación. Incluso algunos literalmente se alimentan de ella, como los denominados hongos negros. 

Esto te va a impactar:

Hongos de Chernóbil en el espacio

Los investigadores del Jet Propulsion Laboratory, enviaron ocho especies recolectadas del área a la Estación Espacial Internacional (EEI) en 2016. Su objetivo es fijarse en la reacción de los organismos. Además en ese entorno de la EEI expone a los habitantes a entre 40 y 80 veces más radiación que en la Tierra. Se esperó que los hongos produjeran moléculas, que lograran adaptarse a fármacos. 

Podrían administrarse a los astronautas para protegerlos de la radiación en misiones largas. Los científicos están pensando en cuidar a los astronautas y los objetos espaciales con una capa de este hongo protector. También, investigadores plantearon que quizás existan lugares en el espacio donde hayan organismos. Tal vez estos sobreviven en ambientes llenos de radiación. Publicaron en Fox News un artículo de 2008 de Ekaterina Dadachova.

Señalaba que seguramente había más ejemplos de hongos resistentes a la radiación: Ekaterina Dadachova: “Se encontraron grandes cantidades de esporas fúngicas con mucha melanina en depósitos del período Cretácico temprano. Cuando existen varias especies de animales y plantas que se extinguieron. Este período coincide con el mismo en el que la Tierra perdió su escudo contra la radiación cósmica”. No se deja de lado, que el Cryptococcus neoformans, que descubrieron a finales del siglo XIX trae otros efectos. Puede provocar una infección conocida como criptococosis, sobre todo a las personas con el sistema inmunológico débil.

Descubren hongos que comen radiación en Chernobyl
Descubren hongos que comen radiación en Chernobyl

¿Qué aplicaciones prácticas tiene este descubrimiento para los humanos? 

Los primeros análisis de este hongo llevaron a los científicos a creer que este organismo emplea un mecanismo capaz de escudarse contra la radiación. Consideraron que no le teme a sus efectos, sino que la atrae hacia sí misma. Los expertos esperan poder utilizar la melanina que contienen para bloquear la radiación

Luego pensaban convertirla en fuente de energía renovable como un análogo de los paneles solares. Igualmente podría emplearse para ayudar a los pacientes de cáncer sometidos a radioterapia. Debido a la posibilidad de reducir sus efectos secundarios. Permiten a los ingenieros de centrales nucleares y pilotos de avión trabajar. 

No sentirán miedo de sufrir de sobredosis mortal de radiación. Un equipo científico liderado por Kasthuri Venkateswaran estudió el hongo en la Estación Espacial Internacional. A causa de  los altos niveles de radiación, comparados con la superficie de la Tierra. Los investigadores esperan analizar su comportamiento en el espacio.

Así lo emplearán en el futuro para la protección de los astronautas. Cuando previno las consecuencias de los rayos directos del Sol. Se trata de uno de los peores resultados negativos, a los que se enfrentan al encontrarse en el espacio. El equipo de investigación dijo: 

“Los hongos que crecen allí son radiotróficos, ricos en melanina. Esta absorbe la radiación y la convierte en otras formas de energía. Nuestros estudios se centran en el uso de la melanina junto con el agua. De esa manera vuelve la radiación electromagnética en energía eléctrica. Esta tecnología puede encontrar su lugar en la biotecnología, ya que no es tóxica y es biocompatible”.

Los hongos que comen radiación en Chernobyl han alertado a los científicos. De inmediato realizaron investigaciones al respecto. Aún existen varias dudas sobre ellos. 

Quizás te interese: Al menos 379 personas han fallecido por tomarse selfies ¿Sabes por qué?

Trending