Descubren sistema planetario con posible vida en estrella Luyten

Las universidades de Granada (España) y Lieja (Bélgica) acaban de marcar historia en el mundo de la astronomía al anunciar el posible descubrimiento de un sistema planetario con posible vida.

El descubrimiento fue publicado en la revista Astronomy & Astrophysics, donde se explicó que fueron halladas señales de que, al menos uno de los planetas que giran alrededor de la estrella GJ-273 podría tener condiciones favorables para la vida.

Esta estrella, llamada Luyten por los astrónomos es una de las más “cercanas” a nuestro planeta, en los relativos términos de lo que son las distancias en el Espacio.

Pero el estudio hecho por los científicos de España y Bélgica apuntan a que al menos uno de los dos planetas descubiertos alrededor de GJ-273 tiene condiciones propicias para el desarrollo de la vida, (al menos como la conocemos en la Tierra).

Los resultados de este estudio aumentan más la sorpresa del mundo científico ante los datos curiosos del Universo que continuamente son descubiertos.

¿Por qué dicen que puede haber vida en otro planeta?

El haber encontrado un sistema planetario con posible vida surgió del estudio de las emisiones de luz de Luyten y otros datos recogidos por modernos sistemas de astronomía, que permitieron identificar como mínimo dos planetas en su órbita y su composición.

“Al menos uno de estos planetas podría albergar agua” explicó el investigador español Francisco Pozuelos, quien es el autor principal del artículo.

Pozuelos trabajó en el estudio de la Universidad de Granada como parte de un esfuerzo colaborativo con investigadores de la Universidad de Lieja, Bélgica.

La presencia de agua fue determinada en base a los datos recogidos y las simulaciones por computadora ejecutadas por el equipo, pero Pozuelos aclaró que todavía falta encontrar evidencias directas de la presencia de este elemento.

La presencia de agua es clave para que se pueda desarrollar vida y los científicos celebran cuando la encuentran en planetas lejanos, como vimos en 2018 cuando se encontró agua en el planeta K2-18b, distante 111 años luz de nosotros.

¿Qué es el sistema Luyten?

Este sistema planetario con posible vida está conformado por la estrella GJ-273. Destaca por ser uno de los más cercanos a nosotros en términos de distancia y además es tan complejo como el nuestro.

GJ-273 o Luyten, como prefieran llamarlo, se encuentra a solo 12,23 años-luz de distancia, lo que lo ubica como el cuarto sistema más cercano al Sistema Solar descubierto hasta la fecha.

Los otros sistemas más cercanos son Próxima Centauri (a 4,24 años luz), Ross-128 (a 10,99 años luz) y GJ 1061, que se ubica a 11,96 años luz de nuestro sistema.

También es el tercero, aparte del nuestro, donde se han encontrado al menos un planeta ubicado en la “zona habitable”, es decir, donde la luz de su estrella es suficiente para permitir la presencia de agua en estado líquido.

Luyten es una estrella enana tipo M y cuenta con dos planetas plenamente identificados, bautizados como GJ-273b y GJ273c, y otros planetas no confirmados todavía, que se denominarán  GJ-273d y GJ-273e.

No hace falta decir que los últimos descubrimientos sobre la posibilidad de encontrar vida en otro planeta convierten al sistema Luyten en el principal candidato para una futura misión espacial.

Vida en otro planeta: Conoce a GJ-273b

Vida en otro planeta
El uso de modernas tecnologías astronómicas llevó a descubrir a GJ-273b

Según los análisis y simulaciones, los dos planetas todavía no confirmados tendrían masas iguales o ligeramente menores que Neptuno, es decir entre 9 a 12 veces la masa terrestre, por lo que se les podría clasificar en la categoría de “mini-Neptunos”.

Pero los dos planetas que ya fueron descubiertos oficialmente, GJ-273b y GJ-273c, se pueden describir como similares a la Tierra en composición química y física.

El planeta GJ-273c tiene un tamaño parecido al nuestro, pero su hermano GJ-273b calificaría en la categoría de “Super Tierra” por su mayor masa.

Pero es gracias a GJ-273b que quizás pronto podamos asegurar que encontramos otro sistema planetario con posible vida.

GJ-273b orbita en la zona habitable de Luyten, donde no hace demasiado frío ni demasiado calor y puede existir agua en estado líquido.

Además, muestra mareas por calentamiento, al igual que ocurre con las masas de agua y el viento en la superficie terrestre y que se originan por la interacción con la gravedad de la estrella y su calor.

Al permitir la presencia de agua en estado líquido, se favorecen los procesos que potencialmente pueden dar lugar a productos orgánicos complejos y a la vida celular, como se acepta que ocurrió en la Tierra.

“Todo esto favorece el posible desarrollo y sostenimiento de una biosfera”, apuntó el investigador Juan Carlos Suárez, coautor del artículo, quien señaló que si encuentran vida en otro planeta será posiblemente en GJ-273b.

Asteroides, ¿precursores de vida en otro planeta como en la Tierra?

encuentran vida en otro planeta
Los cometas y asteroides aportan agua a los planetas

Otra razón para pensar que puede haber vida en otro planeta como GJ-273b, es que alrededor de Luyten orbitan numerosos asteroides y cuerpos sólidos menores.

Según muchos estudios estos asteroides, sobre todo los hechos por hielo, favorecen la formación de vida al caer en los planetas más grandes y aportarles grandes cantidades de agua y otros elementos.

Recordemos que nuestro sistema posee dos grandes áreas llenas de asteroides de roca, hielo y gas congelado.

La primera se encuentra entre Marte y Júpiter y se considera que son los restos de un gran planeta que alguna vez ocupó esta órbita.

La segunda zona de asteroides cercana a nuestro Sol corresponde al llamado Cinturón de Kuiper y se encuentra más allá de la órbita de Neptuno.

A estos se suman otros asteroides que ingresan desde fuera del sistema solar pero están atados a la gravedad de nuestra estrella, como por ejemplo, el asteroide 4.000 descubierto por la sonda SOHO.

Se considera que el aporte de agua y otros elementos básicos por parte de estos asteroides al chocar con la Tierra favoreció el desarrollo de productos orgánicos y de la vida.

Precisamente, los científicos utilizan intensivamente como pista para encontrar otro sistema planetario con posible vida la presencia o no de cinturones de asteroides, meteoritos o cometas.

Deja una respuesta