El Baikal: el lago más profundo del mundo

Aunque hay muchos lugares en el mundo que sorprenden por su extrema belleza, hay uno que destaca especialmente: el Baikal, el lago más profundo del mundo. Ubicado en la región de Siberia, Rusia, tiene una profundidad mayor que muchos mares menores del planeta.

Por su fuera poco, tiene una belleza única y ha sido bautizado como el “Ojo Azul de Siberia” pues asemeja un gran ojo sobre la estepa rusa cuando es visto desde el espacio. En 1996 fue reconocido como Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Algo sorprendente es que a pesar de la relación que las tribus siberianas han tenido con este lago por siglos, era poco lo que se sabía del mismo entre los geólogos del antiguo Imperio Ruso y los europeos.

No fue hasta que comenzó la construcción del Tren Transiberiano en 1890 que hubo oportunidad de estudiarlo mejor, quedando claro que tenía muchas características que lo hacían único en el mundo.

Esto nos recuerda otra maravilla natural que también se conoció con la construcción de un tren, el paraíso natural de Banff, en Canadá.

El mar sagrado de los mongoles

El lago más profundo del mundo ha servido de fuente de agua y alimento para las tribus siberianas por miles de años. Los mongoles y buriatos lo denominan “”Dalái-Nor”, que significa “mar sagrado”, pero su nombre actual proviene de los tártaros, que lo llamaban “Bai-Kul” o “lago rico”

Se trata de un lago que está totalmente rodeado por cadenas montañosas y en su interior existen unas 22 islas de distinto tamaño. La mayor es la isla Oljón, la tercera isla lacustre más grande de la Tierra con 72 kilómetros de longitud, a la que sigue la isla Gran Ushkan, de 4,2 kilómetros.

Durante la construcción del tren Transiberiano, entre 1890 y 1904, hubo que construir 200 puentes y 33 túneles en las montañas que lo rodean. En paralelo se hizo una gran expedición hidrográfica que permitió elaborar el primer mapa detallado del Baikal.

Y cuando decimos que este es el lago más profundo del mundo no exageramos, pues mediciones hechas con equipos especiales han determinado que en su punto más hondo alcanza una profundidad de 1.680 metros.

Una gran reserva de agua dulce

lago más profundo del mundo
El Baikal es la mayor reserva de agua dulce de Asia

No solo es el lago más profundo del mundo y el más grande de Asia, sino también uno de los más grandes entre todos los cuerpos de agua dulce del planeta. Es parte de un gran conjunto fluvial formado por los ríos Yeniséi, Angará, Selenga e Ider, cuya longitud conjunta supera los 5.530 kilómetros.

Tiene una superficie de 31.944 kilómetros cuadrados y en su parte más larga mide 635 kilómetros mientras que su lado más ancho llega a los 80 kilómetros.

Estas medidas, combinadas con su profundidad máxima de 1.684 metros le permite almacenar 24.000 kilómetros cúbicos de agua, equivalente al 20% de todas las reservas de agua dulce no congelada en la Tierra.

Otro detalle que destaca del Lago Baikal es que es uno de los ecosistemas más interesantes del mundo y quizás el más rico de Siberia. En sus aguas y orillas han sido identificadas y catalogadas 1.085 especies de plantas y 1.550 de animales, incluyendo 27 tipos de peces únicos en el mundo.

Por si fuera poco, también es uno de los lagos más antiguos del planeta, pues se encontró evidencia de que se formó hace unos 30 millones de años.

Una maravilla en tiempos de invierno

lagos profundos del planeta
Su hielo impoluto deja ver el fondo del Baikal hasta 40 metros de profundidad

El lago más profundo del mundo también destaca por una gran particularidad, la pureza de sus aguas. Debido a esto, cuando llega el invierno y se congela, es posible ver más allá de capas de hielo de 1,5 metros de grosor.

Turistas, locales y científicos que han tenido la oportunidad de adentrarse en el lago durante el invierno coinciden en que el hielo es tan transparente que permite ver plantas, peces y rocas hasta unos 40 metros de profundidad.

Pero algo que deja sin habla a los visitantes es el espectáculo surrealista de las “olas congeladas” que bordean sus orillas en invierno. Estas olas se congelan instantáneamente por el frío de -21 grados Celsius que se registra en la zona del lago Baikal durante el invierno que se extiende desde enero hasta junio.

Para entender la magnitud del frío siberiano, te diremos que uno de los lugares más remotos e impresionantes del planeta es el pueblo de Oymyakon, donde la temperatura promedio es de -70 grados Celsius.

El rey de los lagos profundos del planeta

Además, del Baikal, existen otros lagos profundos del planeta que vale la pena mencionar. Por ejemplo, el lago Tanganica, en el valle africano del Rift, alcanza los 1.470 metros en su punto más hondo y unos 560 metros en promedio.

El Tanganica también es un lago de gran tamaño, pues mide 673 kilómetros de largo y 50 de ancho y abastece de agua dulce a Congo, Burundi, Zambia y Tanzania

En tercer lugar tenemos al mar Caspio, en Asia Central, que tiene una profundidad promedio de 170 metros y una máxima de 995 metros. El Caspio es el más extenso del planeta con 371.000 kilómetros cuadrados de superficie.

Cierra el top de los lagos profundos del planeta el Vostok, ubicado en la Antártida y cuyo nombre viene de la base rusa del mismo nombre construida allí en 1957. Lo sorprendente es que se trata de un lago ubicado bajo una gruesa capa de hielo, totalmente aislado de la atmósfera.

Tiene una profundidad promedio de 452 metros y mide 250 kilómetros de largo por 50 kilómetros de ancho.

Deja un comentario