Connect with us

Curiosidades

¿Por qué rechinamos los dientes? (Bruxismo)

¡Qué susto despertar con ese ruido extraño en medio de la noche! El padecimiento conocido como bruxismo causa preocupación en muchas personas. ¿Será algo grave? ¿Tendrá cura?

¡Qué susto despertar con ese ruido extraño en medio de la noche! El padecimiento conocido como bruxismo causa preocupación en muchas personas. ¿Será algo grave? ¿Tendrá cura?

No te pierdas los 15 animales extraños descubiertos en la Selva Amazónica

¿Cómo saber que tengo bruxismo?

Por qué rechinamos los dientes 3
¿Cómo saber que tengo bruxismo?

La ciencia médica describe el bruxismo como un hábito involuntario. Quienes lo padecen (niños o adultos), aprietan o hacen rechinar los dientes sin proponérselo. Puede darse tanto en las horas de vigilia (diurno) como en las de sueño (nocturno). Este último suele ser el más dañino. Por lo general la persona no es consciente de que tiene esta costumbre. No obstante, quien duerme a tu lado puede despertar por el ruido. El doctor Nigel Carter, de la Fundación británica Salud Oral afirma: “Hacer rechinar los dientes es 40 veces más potente que masticar”.

Es importante buscar ayuda especializada para determinar por qué rechinamos los dientes. Esta acción repetida de manera habitual, en sus estadíos más leves no genera graves dificultades. Sin embargo, cuando es más fuerte y se prolonga en el tiempo, los efectos pueden ser serios. Se debilita el esmalte de los dientes y llegan a desgastarse de tal modo que se observan las capas interiores. Con frecuencia se fracturan o se aflojan.

La mandíbula se pone rígida e inflamada, lo que también provoca alteraciones en el cuello y el oído. A menudo, es lastimado el interior de la mejilla producto a mordidas. Entre sus síntomas se encuentran además, dolores de cabeza agudos que comienzan desde las sienes. Puede generar hipersensibilidad a la temperatura de los alimentos o a los que son dulces. Si presentas alguna de estas molestias, lo mejor es acudir al médico para obtener un diagnóstico preciso.

¿Qué causa que rechines los dientes?

No siempre queda claro por qué rechinamos los dientes. Los científicos no están del todo seguros sobre las condiciones que dan origen a esta enfermedad. Sin embargo, hay bastante consenso al menos en tres causas generales: biológicas o genéticas, psicológico-ambientales e ingestión de ciertas sustancias. En ocasiones estas se combinan y dan lugar al bruxismo.

Entre las causas biológicas o genéticas está la herencia. Es decir, si desciendes de una persona que lo padecía en su variante nocturna, pudieras sufrir de este mal. Otra razón para que se manifieste es tener una incorrecta alineación de los dientes. Enfermedades degenerativas como el Parkinson, la demencia y la epilepsia favorecen su aparición. Lo mismo ocurre con trastornos del sueño como la apnea, los terrores nocturnos y el trastorno por déficit de atención por hiperquinesia.

Tanto el bruxismo diurno como el nocturno pueden deberse a cuestiones psicológicas o ambientales. Factores como el estrés, la ansiedad o una personalidad hiperactiva, competitiva y agresiva incrementan la posibilidad de que aparezca. Un estudio con adolescentes realizado en Brasil mostró que quienes estaban sometidos a bullying eran más propensos a tener bruxismo. En sentido general, si vives en un medio que te provoca mucha tensión, estás en riesgo de desarrollarlo.

Por último, el consumo de algunas sustancias puede incidir en el surgimiento de este hábito involuntario. El alcohol, el tabaco, el café y algunas drogas recreativas son de los que más comúnmente influyen. Algunos fármacos psiquiátricos como los antidepresivos suelen tenerlo como un efecto no deseado.

Debes seguir estos consejos útiles para lidiar con la ansiedad

Si rechinas los dientes, ¿qué puedes hacer?

Por qué rechinamos los dientes 2
Se puede indicar el uso de protectores o férulas que impiden el desgaste de los dientes

Para saber qué acciones tomar, lo primero es determinar las causas de por qué rechinas los dientes. Aún así, lo ideal es combinar tratamientos médicos, caseros y un cambio de rutina. Si llegas al final, encontrarás un ejercicio práctico estupendo para aliviar las molestias que provoca el bruxismo.

Tratamientos médicos para el bruxismo

Esta afección puede ser superada sin tratamientos específicos, pero cuando es grave, sí se necesitan. En una consulta de odontología se emplean opciones dirigidas más bien a evitar el daño a las piezas bucales. Por tanto, no eliminan el bruxismo. Dependiendo del problema se puede indicar el uso de protectores o férulas que impiden el desgaste de los dientes. En casos extremos, cuando el daño es evidente, se procede a operar para restaurar o corregir según se necesite.

Como ya supondrás, el dentista no es quien único interviene. A veces la respuesta a por qué rechinamos los dientes es el estrés o la ansiedad. Entonces puedes acudir a un terapeuta. Algunos de los síntomas se alivian con medicamentos como relajantes musculares, antidepresivos o antiestrés. En pacientes en condición de gravedad se emplean inyecciones de botox cuando otros tratamientos no han dado resultado.

Estas son las 12 cosas que no sabías de las moscas

Remedios caseros y cambios de rutina

Por qué rechinamos los dientes
Resultan útiles las compresas frías o calientes y un masaje en el área afectada

Si padeces de bruxismo hay ciertas soluciones que puedes aplicar en casa junto a las indicaciones médicas. Para combatir la inflamación, resultan útiles las compresas frías o calientes y un masaje en el área afectada. Se recomienda practicar ejercicios de relajación por la tarde o antes de dormir. También es bueno quemar energía en horas alejadas del sueño. Es fundamental que el ambiente en la habitación sea acogedor y tranquilo. Eso sí, hay que dejar los problemas fuera; pensar en ellos antes de acostarte no ayudará a tu recuperación.

Esta es la parte más difícil: debes cambiar ciertos hábitos. Esto requerirá de mucha fuerza de voluntad y quizás algo de ayuda profesional. Si acostumbras a consumir alcohol, tabaco, café o alguna droga recreativa, lo ideal es que las elimines por completo. En caso de mantener estos hábitos, debes reducir los niveles pasadas las 5:00 pm. Además, es necesario que incorpores a tu dieta alimentos ricos en calcio y que bebas mucha agua.

Ya conoces por qué rechinamos los dientes y otros detalles sobre el bruxismo. Ahora, como prometimos, te mostramos un maravilloso ejercicio para liberar la tensión de la mandíbula. Comienza poniendo los dedos de tus manos a ambos lados de esta. Durante el primer minuto, haz movimientos circulares; asegúrate de que sean suaves y lentos. Con los dedos anular, el del medio y el índice, realiza leves presiones debajo de los pómulos por otro minuto más. Ahora repite estos movimientos sobre la sien y por encima del hueso del pómulo. Por último, abre ligeramente la boca y presiona las muelas inferiores con los dedos índice. Vuelve a empezar y realiza toda la rutina hasta que sientas los músculos relajados.

Si tu problema de bruxismo es leve, no tienes mucho de qué preocuparte. Sin embargo, es importante que te esfuerces por eliminar todos los riesgos. De seguro tu calidad de vida aumentará.

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Trending