Connect with us

Ciencia

Encuentran millones de árboles en el desierto de Sahara

¡Increíble! Encontraron árboles en el desierto del Sahara. Específicamente en regiones áridas y semiáridas del planeta. Para sorpresa de todos, el encuentro de árboles en el desierto causó gran impacto, y surgen nuevas preguntas entre el gremio de expertos.

Desde que tengo uso de razón, escucho hablar del Sahara como el desierto cálido más grande del planeta. Hermosas historias lo caracterizan, influenciadas por sus dunas (algunas con más de 193 metros de altura), oasis y paisajes de arena. Accidentes geográficos en constantes movimientos, que se vuelven espejismos y permanecerán en tu retina. Para que te hagas una idea de su magnitud, es casi tan grande como China o Estados Unidos. 

Sin embargo, al cabo del tiempo nos sorprende la noticia de que este gigante, tiene mucho más secretos de los que podemos ser capaces de conocer. Un reciente estudio, reveló la existencia de millones de árboles que habitan en una parte del noroeste de África. 

árboles en el desierto de Sahara

Inteligencia artificial como parte del descubrimiento

El hallazgo lo realizaron científicos del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la agencia estadounidense en Greenbelt, Maryland, y otros colaboradores internacionales. Liderado por Martin Brandt, de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca. A partir del mapeo de la ubicación y el tamaño de los árboles que crecen fuera de los bosques, en regiones áridas y semiáridas del planeta, entre las que resaltó el desierto de Sahara.

El uso de la inteligencia artificial con algoritmos de aprendizaje automáticos y más de 11 mil imágenes obtenidas desde cuatro satélites de la empresa privada Digital Globe, cumplieron un papel significativo en tal descubrimiento. No se tratan de zonas boscosas, sino de solitarios árboles en el desierto de Sahara, que se extienden por millones de kilómetros en un área que se consideraba completamente desierta. “Se trata de un árbol por hectárea en promedio en el Sahara hiperárido. No suena mucho, pero creo que es más de lo que uno podría haber pensado”, señaló el experto principal.

Ventajas de la ciencia sobre este hallazgo

El sistema informático diseñado, detecta los cambios de forma y color en el espectro que se refleja en la superficie, y es capaz de distinguir entre arena, tierra desnuda, simple hierba, arbustos o árboles. “Marqué las áreas con copa en las imágenes del satélite, con una resolución de 50 centímetros y entrenamos el modelo con estos ejemplos”, dice el investigador de la Universidad de Copenhague.

Los científicos, para darle valores positivos a su análisis, decidieron utilizar el parámetro específico de copas con un área mayor de tres metros cuadrados. Estimaron que si se incluían de menor tamaño, el total de vegetación sería un 20 por ciento más alto. Aproximadamente, las copas de los árboles encontrados eran de unos 12 metros cuadrados.

La nueva perspectiva, que combina la inteligencia artificial y los satélites de última generación, hasta ahora casi exclusiva para uso militar e industrial. Ayuda a identificar no solo cantidad, sino las diferentes especies que allí habitan. Establece distintos puntos de partida para muchas otras exploraciones.

Sin embargo, advierten que aún no están dadas las condiciones para que se encuentren todos los árboles del planeta. “Debemos crear modelos más robustos que puedan usarse en una variedad de diferentes sistemas de satélites”, dijo Brandt.

Quizas te interese: ¿Qué consecuencias traen al medio ambiente los gases de efecto invernadero?

árboles en el desierto de Sahara
Arboles en el desierto de Sahara

Lo positivo de los árboles en el desierto de Sahara

Los resultados de la investigación representan una revolución en el pensamiento en cuanto a la naturaleza y su variedad. Apuntan consideraciones que pueden mejorar el futuro del planeta. Si en un escenario tan complejo, como los árboles en el desierto de Sahara, han podido crecer, adaptarse y sobrevivir, diversas preguntas surgen de lo que antes pensábamos tener como sabia respuesta.

Los árboles en el desierto de Sahara te permiten ir comprendiendo cómo éstos influyen en la biodiversidad. Son cruciales para las poblaciones que viven en la región o en sus alrededores. Mantienen el equilibrio en la estabilización de las tierras, control de la desertificación y protección de las cuencas hidrográficas. Así como en la provisión de madera (en especial de leña), incluidos los forrajes para animales domésticos. Además, proporcionan medios de subsistencia, fertilizan el suelo, generan ingresos y cuentan con la nutrición.

Por otro lado, este evento, puede proporcionar una situación que beneficiaría el mantenimiento de las existencias de carbono. No tiene el mismo efecto que una selva o un bosque, pero no se obvia de un proceso de análisis más profundo. 

Es importante que conozcas que las tierras áridas cuentan entre los ecosistemas más frágiles del mundo, y su situación es acentuada por las sequías periódicas y la creciente sobreexplotación de unos recursos insignificantes. La población que ahí vive, se considera en su mayoría, entre las más pobres del mundo.

árboles en el desierto de Sahara
Deforestación

¿Vegetación encontrada, compensará la deforestación?

El descubrimiento, desafía la narrativa histórica sobre la desertificación de las tierras secas e, incluso, muestra una densidad de árboles bastante numerosa. Concretamente, se contabilizaron unos 1.800 millones, cifra muy superior a la que esperaban. Aun así, no logra revertir la tendencia decreciente del número de árboles en la tierra. Los cuales desaparecen a diario debido a los incendios, producto al cambio climático, la tala y otras actividades industriales. 

Sobre ello, Martin Brandt señaló, “por desgracia, este descubrimiento no compensa la problemática que atraviesa la Tierra con las deforestaciones. Sin embargo, esta metodología puede servir para hallar más ecosistemas escondidos que podrían utilizarse como fuente de energía”. Temática, con bombillo rojo para los ecologistas y agravada en los últimos años.

“Los árboles fuera de las áreas boscosas generalmente no se incluyen en los modelos climáticos y sabemos muy poco sobre sus reservas de carbono. Básicamente, son una mancha blanca en los mapas y un componente desconocido en el ciclo global del carbono”. Consideró el especialista principal.

El experto subrayó que falta mucho por descubrir “el área investigada representa solo el 20% del Sahara y el Sahel, por lo que el recuento total de árboles es mucho mayor“.

Trending