Enfermedades crónicas de la piel fáciles de prevenir

Lo que comes y cómo tomas el sol, ¿cambian la apariencia de tu piel? De seguro te has preguntado en varias ocasiones qué puedes hacer para no dañarla. 

Como escudo natural del cuerpo, la piel merece tu atención y cuidado. ¿Qué enfermedades la afectan? Algunas de esas dolencias pueden durar toda la vida. ¿Qué debes saber? Aquí encontrarás algunas ideas que podrás incorporar a tus rutinas.   

Te presentamos varios detalles sobre la Giardiaprevención y su cura

¿Qué enfermedades afectan la piel?

p
Piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo con una extensión que supera, en ocasiones, los 2 metros y 5 kilos de peso. Aísla y protege al organismo a la vez que mantiene la relación con el medio externo. Cuidarla es una prioridad si quieres mantenerte lejos de las infecciones.  

Las enfermedades crónicas de la piel se caracterizan por no tener una cura definitiva.  Algunas alternan con períodos de remisión que suponen una carga pesada para quienes la padecen. 

Entre las más conocidas se encuentran: psoriasis, cáncer de piel, dermatitis atópica y rosácea. 

El Cáncer de piel y la Psoriasis son de causa multifactorial. Con un estilo de vida responsable puedes evitarlas. En cambio, la Dermatitis atópica y la Rosácea no son prevenibles, sino que están condicionados por la carga genética. De ahí la importancia de prevenir sus exacerbaciones.

La psoriasis 

La psoriasis
La psoriasis 

Se trata de una afección cutánea que provoca lesiones gruesas de color blanco plateado con piel rojiza y escamosa. Estimula su desarrollo: las infecciones, la piel seca, el estrés, las quemaduras solares y algunos medicamentos.

El cáncer de piel 

piel
El cáncer de piel 

Constituye uno de los más frecuentes en el mundo. Afecta cualquier zona del cuerpo, siendo las más comunes aquellas expuestas al sol. La exposición excesiva a los rayos ultravioletas es una de sus principales causas.

La apariencia de sus lesiones varía. Aunque se observan con más frecuente en personas de piel clara y en los mayores de 50 años. 

La dermatitis atópica 

atópica
La dermatitis atópica 

Es una enfermedad inflamatoria crónica que cursa con brotes. Se presenta mayormente en los niños y se manifiesta con enrojecimiento de la piel y picazón. En su tratamiento es fundamental evitar los desencadenantes de crisis como las temperaturas extremas.

La rosácea

La rosácea

Su causa se desconoce. Se caracteriza por el enrojecimiento de las mejillas y la aparición de pequeñas pústulas. Sus factores desencadenantes son el calor, el ejercicio físico, la exposición al sol, beber alcohol y las comidas picantes. 

Estos son los beneficios y contraindicaciones de los cítricos para la salud

Malos hábitos que dañan la salud de tu piel

alcohol
Elimina el consumo de alcohol

Desde tus horas de sueño hasta cuántas veces lavas tu rostro influyen en la salud de la piel. La rutina diaria está llena de malos hábitos que seguro puedes cambiar. ¿Estás listo? 

El consumo de alcohol, tabaco y café favorecen la aparición de manchas y hacen que tu rostro se vea apagado y sin brillo. Las bebidas alcohólicas te deshidratan. En exceso pueden provocar arañas vasculares que te harán envejecer, al menos en apariencia. 

En la temporada de invierno un baño caliente es casi una obligación. Pero abusar de esta temperatura elimina los aceites naturales de la piel y la reseca. Lo mejor es lavar el rostro con agua fría dos veces al día.

Desmaquillarse en las noches resulta agotador, sobre todo después de un largo día de trabajo. Pero no hacerlo obstruye los poros de tu piel, dificultando su oxigenación. Así que piénsalo mejor la próxima vez. 

Dormir poco también afecta tu salud. Intenta dormir las horas necesarias para mantenerte sano y prevenir enfermedades.

El sol ¿Afecta mi piel?

Enfermedades crónicas de la piel 4
La exposición prolongada al sol es la causa de muchas enfermedades crónicas de la piel

Seguramente te encanta disfrutar del sol en los meses de verano. En el ser humano, estimula la producción de vitamina D, imprescindible para el buen funcionamiento de los huesos. Pero de manera inadecuada puede ser perjudicial

¿Sabías que la exposición prolongada al sol es la causa de muchas enfermedades crónicas de la piel?  Los rayos ultravioletas afectan el crecimiento, apariencia y elasticidad de tu piel. Sus efectos son acumulativos y aceleran el envejecimiento.  

Tomar el sol durante periodos cortos de tiempo es importante. Algunos especialistas aconsejan de 10 a 20 minutos en verano y una hora y media en invierno. Siempre protegidos preferiblemente con ropas de tela gruesa.  

El mejor horario para un baño solar es antes de las 10 de la mañana y después de las cuatro de la tarde. Durante este tiempo el protector solar es tu mejor aliado.  

Elige el más adecuado para tu piel y revisa el grado de radiación que soporta. No importa si el día está nublado, disfruta responsablemente.

¿Cómo prevenirlas?   

Algunas prácticas en nuestro día aceleran la aparición de enfermedades de la piel. Pero es posible sustituirlas por hábitos más sanos que aporten bienestar a tu salud. Estás a tiempo. Modificarlos es posible.

¿Cómo elegir tus alimentos?

Enfermedades crónicas de la piel 3
Introduce zanahoria a tu dieta

Cada alimento que consumes es un eslabón clave en tu salud. Disminuye la ingesta de aquellos que no te benefician. Elige alimentos frescos y no procesados, ricos en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales como el omega 3. Mantén una alimentación saludable y balanceada

¿Sabías que algunos alimentos te protegen de los efectos del sol? La zanahoria aumenta la capacidad del sistema inmunológico ante los posibles daños de agentes externos. La sandía reduce las quemaduras solares. Los cítricos, ricos en vitamina C, previenen la aparición de células malignas.

Higiene corporal

Enfermedades crónicas de la piel 2
Higiene corporal

La piel es un tejido sensible que debes tratar con suavidad. El baño diario es un requisito indispensable en el mantenimiento de su higiene. Limita el tiempo que pasas en la ducha para no eliminar sus aceites esenciales.

Evita los jabones fuertes y aféitate con cuidado. Sécate con toallas suaves y limpias dando pequeños golpecitos. Usa productos naturales y cosméticos que mejor se adapten a ti. 

No busques más, estos son los motivos por los cuales nos da dolor de cabeza

Hidrata tu cuerpo 

Enfermedades crónicas de la piel
Hidrata tu cuerpo 

¿Consumes el agua necesaria para mantener tu piel hidratada? Del 15 % al 20 % del agua del organismo se encuentra en la piel. Se recomienda consumir al menos 2 litros y medio de agua al día. Los jugos sanos y sin azúcares te pueden ayudar.

Te puedes auxiliar de cremas que ayuden a mantenerla fresca y libre de resequedad. El mejor momento para aplicarla es después de un baño, garantizando una mayor absorción. 

Deja una respuesta