Esto es lo que debes revisar en tu coche si te vas de viaje

Antes de salir de viaje por vacaciones o por trabajo hay varias cosas que debes revisar en tu coche para evitar complicaciones, disgustos o incluso un mal rato en la carretera.

El coche es un medio indispensable para la vida diaria, pues nos ofrece la posibilidad de movilizarnos de manera independiente a donde queramos, cuando lo deseemos o lo necesitemos.

Pero como toda máquina, el coche requiere mantenimiento y cuidado regular para garantizar su óptimo funcionamiento.

Mientras llega el día en que por nuestras ciudades solo circulen coches eléctricos como lo planea Ámsterdam, tendremos que lidiar con el mantenimiento de nuestros vehículos de gasolina y diésel.

Prioridad a revisar en tu coche: el aceite del motor y transmisión

El aceite es la vida del motor, según dicen los mecánicos experimentados.  Es importante que revises el nivel de aceite en el motor para asegurarte que está en el nivel recomendado por el fabricante.

Incluso en coches nuevos, siempre hay una pérdida de aceite durante el uso diario, sobre todo en inviernos muy fríos o veranos especialmente calurosos.

Cuando vayas a revisar en tu coche el nivel de aceite, hazlo con el motor en frío para tener una lectura correcta en la varilla de medición correspondiente.

Si tu coche posee caja de cambios automática o dirección servoasistida también debes revisar sus respectivos niveles de aceite para asegurarte que funcionarán adecuadamente durante las largas horas de recorrido en carretera.

Tu vida depende de los frenos y los neumáticos

revisar en tu coche
Asegúrate de tener neumáticos y frenos en óptimo estado

No salgas de viaje en tu coche sin revisar en tu coche el sistema de frenos. ¡Tu vida depende de esto!

Pide a un mecánico que revise el estado de las pastillas de los frenos delanteros y traseros y que las cambie por unas nuevas si se ven muy desgastadas.

También debes revisar el nivel del líquido de frenos en su botella o vaso de expansión. Si falta mucho líquido puede ser señal de una fuga en el sistema. Haz que lo revisen.

En cuanto a los neumáticos, observa el nivel de desgaste de su banda de rodadura. Si esta banda tiene un grosor menor a 3 milímetros debes cambiar los neumáticos por unos nuevos.

Un desgaste irregular en esta banda, por ejemplo, más pronunciado a un lado que al otro, es señal que la suspensión está mal alineada.

Por tu seguridad reemplaza cualquier neumático que muestre abolladuras, cortes o perforaciones, incluso si su banda de rodadura se ve nueva. No solo es peligroso andar con ellos, sino que producirán botes, ruidos y pérdida de estabilidad al conducir.

También asegúrate de ponerles la presión de aire adecuada para el tipo de llanta y peso de tu vehículo.

Cosas a revisar antes de viajar: la refrigeración del motor

Es sumamente importante revisar en tu coche el nivel del líquido del radiador antes de salir de viaje, si no quieres sufrir una avería por recalentamiento del motor en plena carretera.

Recuerda que en invierno debes llenarlo con líquido anticongelante mientras que en verano deberás sustituirlo por una solución refrigerante, menos propenso a evaporarse con las altas temperaturas.

Por lo general la botella o vaso de expansión conectado al radiador tiene un nivel indicador que muestra si falta refrigerante.

Con el motor frío agrega la cantidad que haga falta en esta botella y coloca su tapón firmemente.

La importancia del limpiaparabrisas

No hay nada más molesto al viajar que ver cómo el parabrisas se llena de insectos, polvo o agua, o que un camión delante tuyo pase por un charco y arroje barro sobre tu coche.

Por esta razón, incluye los limpiaparabrisas entre las cosas a revisar en tu coche, pues esos pequeños brazos de metal con escobilla de goma te salvarán de quedarte a ciegas.

Primero pasa revista a la goma de las escobillas, que debe mostrarse flexible y suave al tacto. Recuerda que este caucho, incluso con poco uso, puede perder sus cualidades por el frío del invierno o el excesivo calor veraniego.

Si sientes que el material está muy rígido o reseco, cambia las escobillas de inmediato.

También es muy importante revisar antes de viajar el nivel del líquido detergente en el depósito del limpiaparabrisas y rellenarlo si hace falta.

Las luces, un detalle que debes revisar antes de viajar

Muchas personas olvidan la importancia de revisar antes de viajar las luces del coche.

Si vives en una ciudad muy iluminada no notarás si hay algo mal en ellas, pero esto cambiará cuando estés en una carretera oscura y vacía a mitad de la noche.

Las luces pueden perder su alineación de fábrica por las vibraciones, caídas en baches y la alteración en la altura del vehículo por el peso de pasajeros y carga.

Por tal razón, antes de salir de viaje debes revisar en tu coche si los faros están desalineados vertical y horizontalmente.

El manual del coche te indicará cómo hacer este ajuste o puedes buscar en internet algunos pasos para alinear los faros muy sencillos de seguir.

Otros elementos que debes revisar antes de viajar

Otros elementos que debes revisar antes de viajar
Lleva siempre los números telefónicos para pedir auxilio en carretera

¿Algún día andaremos en vehículos voladores? Pues quizás falta mucho para eso a la vista de lo ocurrido con el aparatoso accidente de una moto voladora en Dubai.

Finalmente llegamos a los elementos adicionales que no parecen importante revisar en tu coche, hasta que llega el momento en que se presenta una urgencia.

Nunca salgas de viaje sin llevar un neumático de repuesto, que debes llevar estar en perfecto estado y lleno de aire a la presión recomendada.

Tampoco olvides llevarte un juego de herramientas básico, gato, llave y triángulo de emergencia.

En muchos países es obligatorio usar un chaleco reflectante al detenerse en carretera a cambiar neumáticos o hacer una reparación menor.

Finalmente, no olvides llevar a mano todos los documentos del coche, seguro y números telefónicos para pedir la asistencia de una grúa o mecánico.

Con estos consejos tendrás garantizado un viaje sin contratiempos, al menos en lo que respecta al buen funcionamiento de tu vehículo.