Connect with us

Insólito

La bacteria más grande del mundo ¿Dónde se encuentra?

¡Puede llegar a medir hasta dos centímetros! Así es el tamaño de la Thiomargarita Magnifica: La bacteria más grande del mundo. Visible sin un microscopio.

Indudablemente cuando hablas de microorganismos aseguras que son bacilos invisibles a los ojos humanos. A los que solo alcanzas ver a través del lente de un microscopio. Pero esta vez, otro desafío pone a prueba la ciencia: La Thiomargarita, bacteria más grande del mundo ¿Que tamaño tiene? Algunas alcanzan los 0,75 milímetros de diámetro, pudiendo llegar hasta dos centímetros de longitud ¿No te parece increíble? ¡Podrás agarrarla como si de una mosca se tratara!

Entonces ¿microorganismo o microbio? Supuestos términos a definir ante esta curiosa revelación. Su tamaño supera el máximo conocido para una bacteria y puedes verla sin necesidad de ningún aparato. 

Manglares de Guadalupe: El origen de la súper bacteria

Una bacteria que habita en el Caribe sorprende por su 'enorme' tamaño

En el año 2009, Olivier Gros, investigador francés del Institut de Systématique, Évolution, Biodiversité, descubre unos extraños filamentos blancos adheridos a hojas de mangles descompuestos. Exactamente en un pantano de Guadalupe, archipiélago de las Antillas del mar Caribe. Esas aguas son ricas en azufre. 

No fue hasta el 2015, que la microbióloga mexicana Silvina González-Rizzo realizó los análisis moleculares. Identificando el organismo como una bacteria del azufre. Determina además que no es peligrosa ni provoca enfermedades en los seres humanos. 

Según explica a SINC: “Se incluyó en el género Thiomargarita por su similitud filogenética con Thiomargarita namibiensis, la bacteria más grande hasta aquel momento, con 750 micras (no llega al milímetro), localizada en Namibia; y el nombre de ‘magnífica’ se debe a su tamaño (magnus en latín es grande), aunque también pensé que quedaba bien por el significado que tiene esta palabra en español”.

Por el momento, las Antillas francesas es el único lugar donde las han encontrado. Expertos refieren que para su existencia deben converger varios parámetros. Aunque nada de ello determina su aparición. Tal es así, que el equipo de especialistas no ha sido capaz de volver a hallarla: “No sé adónde se ha ido. Quizás su presencia responda a algún tipo de estacionalidad”.

Quizás te interes: 7 aspectos de la culebrilla ¿Sabías que es causada por el mismo virus

Bacteria más grande del mundo: Una estructura diferente

No es solo su longitud, también una estructura inesperada se presenta en la distribución de su ADN. Este no flota libremente en el citoplasma como es habitual en toda célula bacteriana; sino que se encuentra en compartimentos llamados “pepitas”, como otras estructuras más complejas: dígase plantas o animales ¡Sí como si fueran eucariotas! Sus múltiples filamentos te harán pensar que están compuestos por células individuales, pero es una sola gigante con características sorprendentes.

Sobre esta particularidad, González-Rizzo señaló a la agencia EFE, “puede ser considerada como la primera y única bacteria que tiene, hasta la fecha, esta capacidad, desafiando así nuestro concepto de célula bacteriana”.

Por su parte Volland, coautor del estudio, refiere, “Sabemos que las pepitas almacenan el código genético de la célula. El ADN se lee y se traduce en proteínas en su interior y parece que también participan en la producción de energía para la célula, pero estamos lejos de comprender todo el alcance de sus funciones bioquímicas”.

Características de la Bacteria

Descubierta una bacteria visible al ojo humano entre los manglares del  Caribe

Las bacterias más grandes del mundo, incorporan ribosomas metabólicamente activos en todo su cuerpo y no solo en su extremo de crecimiento. El proceso de reproducción cambia ¿Recuerdas que se dividen en dos células idénticas? Estas no, se desprenden de una pequeña parte de uno de sus extremos, el cual flota dando paso a una nueva criatura. 

Hasta ahora, no se habían visto tales compartimentos en estas especies, por lo que se trata, explicó Volland, de “un fascinante ejemplo de bacteria que ha evolucionado con un mayor grado de complejidad” ¿Qué se conoce? Se alimenta de azufre y es quimiosintética. Así como su capacidad de utilizar el dióxido de carbono para producir biomoléculas complejas. No existen otras referencias de origen y se está lejos de conocer su estatus ecológico. 

Sus inusuales características fueron observadas una vez que se utilizaron tomografías de rayos X de onda corta, tecnología 3D y microscopía electrónica de transmisión. Demostrando que se trata de un organismo bacteriano donde todo el filamento es una única célula. Elementos que certifican estar en presencia de un nivel superior en la evolución de las bacterias.

Thiomargarita magnifica contiene tres veces más genes que la mayoría de las bacterias y cientos de miles de copias del genoma poliploidía, que se distribuyen por toda la célula. Al parecer se encarga de la quimiosíntesis, un proceso análogo a la fotosíntesis de las plantas.

De forma paralela, el catedrático Ignacio López-Goñi de la Universidad de Navarra, miembro de la Sociedad Española de Microbiología (SEM), destaca otros aspectos: “Los análisis de imágenes revelan que el interior del organismo está repleto de copias del genoma, más de medio millón, el mayor número para una sola célula jamás descrito”.

Puede que te interese: 4 Remedios naturales para curar los impétigos en niños

bacteria más grande del mundo

El descubrimiento y los principios de la biología

El descubrimiento de la bacteria más grande del mundo, deja a todos con innumerables preguntas y asombro. Más bien, ha sacudido los conceptos de la biología hasta el punto de replantearse algunos principios básicos en dicha ciencia, por ejemplo ¿Cómo es posible semejante tamaño? Los investigadores aún lo desconocen. Referencian hipótesis sobre los genes y la compleja organización de su membrana, pero solo queda en teoría.

Ante este descubrimiento, la microbióloga Petra Anne Levin afirma “ayuda a resolver el rompecabezas de los factores que limitan el tamaño de las células” y añade: “las bacterias son infinitamente adaptables, siempre sorprendentes y nunca deben ser subestimadas”.

Lo cierto es que el grupo de trabajo de González-Rizzo, continúa estudiando incansablemente a la T. magnífica. Caracterizar el genoma de dicha bacteria y cultivarlo en el laboratorio para posteriores análisis, son proyectos a corto plazo. Así como definir con más detalle los nuevos orgánulos denominados pepitas ¿Estarán presentes en otras especies? ¿Será éste el tamaño máximo que puede alcanzar?

Trending