Las más hermosas y venenosas plantas de jardín

La jardinería es una de las aficiones más populares del mundo, pero esta actividad tiene un lado oculto y es que es posible que sin saberlo hayas cultivado venenosas plantas de jardín.

Seas un adulto mayor o un joven aficionado a la jardinería, debes saber que quizás tienes en tus manos alguna planta que puede ser muy peligrosa si tienes la mala idea de masticar sus hojas, raíces o tallos.

También es un peligro beber un té hecho con las hojas de estas plantas. Pero lo más grave es el riesgo que corren mascotas como los gatos y perros, que pueden llegar a morir si comen estas plantas, incluso en pequeñas cantidades.

Por esta razón, queremos hablarte del peligro de venenosas plantas venenosas de jardín, que quizás no sepas que lo son pero que igualmente debes tener cuidado con ellas.

Por supuesto, no todas las plantas de jardín son un riesgo, y de hecho, hay varias plantas útiles para curar enfermedades que puedes usar con entera confianza.

La tóxica Hortensia

La hortensia (Hydrangea macrophylla) es otra de las plantas muy populares, gracias a que posee vistosas flores rojas, violetas y azules. El problema es que los tejidos de esta planta contienen una sustancia llamada Hidragina, que tiene efectos similares al cianuro.

plantas venenosas de jardín
La hortensia contiene una sustancia similar al cianuro en sus flores y hojas

Por lo tanto, ingerir aunque sea una pequeña porción de sus hojas o flores de esta planta puede producir diarrea, dolor abdominal y vómito. Si se consume una cantidad mayor el efecto será un paro cardíaco y posiblemente la muerte.

Plantas de jardín venenosas, la bella Adelfa

La Adelfa (Nerieum Oleander) o laurel de jardín, es un arbusto muy usado para la decoración de jardines y áreas verdes en viviendas, espacios públicos y avenidas. Esto se debe a la belleza que le da su combinación de hojas verde-gris y las flores amarillas, rosadas y blancas.

Ya que es muy probable que tengas una de estas venenosas plantas de jardín, debes manipularla con cuidado y evitar el contacto con sus hojas, semillas, y flores.

Su nivel de toxicidad es tan alto que incluso la miel de abejas producida con su néctar puede provocar fuertes dolores estomacales, diarreas y vómitos. En casos extremos la persona puede llegar a sufrir arritmia cardíaca, convulsiones y posiblemente un infarto.

Dedalera (Digitalis purpurea)

La Dedalera (Digitales purpurea) destaca por sus bellas flores que varían del color rosado a púrpura. Sin embargo, sus raíces, hojas y semillas son muy venenosas.

Consumir estas partes de la dedalera pueden tener consecuencias muy serias en el corazón, provocando arritmia e incluso un paro si no se trata oportunamente. Te aconsejamos que revises si tienes una de estas venenosas plantas de jardín y empieces a cuidarte más al trabajar con ella.

Más venenosas plantas de jardín, la Garza

La Garza (Spathipyllum) es originaria de las zonas tropicales de América y el Pacífico. Con sus inmensas hojas que llegan hasta los 65 centímetros de largo destacan en cualquier jardín, especialmente en el interior de casas y edificios.

Una de las razones de su popularidad es que es una planta que requiere poca luz y agua, lo que facilita el mantenimiento de los jardines. Pero tiene un riesgo oculto para los animales y personas que cometan el error de probar sus hojas.

Debido a varias sustancias presentes en sus hojas, esta planta puede producir una grave irritación en la boca y faringe de personas y animales que las coman. En cantidades mayores puede producir una grave hemorragia en el conducto bucal y estómago.

Begonia

Otra de las especies de venenosas plantas de jardín que encontramos con más frecuencias, la Begonia proviene de las zonas tropicales de América, Asia y África. Existen más de 1.500 variedades, con flores que van desde el color amarillo hasta el rosado, blanco y escarlata.

Pero su belleza esconde un riesgo y es que sus raíces, tallos y hojas tienen un nivel mediano de toxicidad. Ingerir estas partes de la planta puede producir en los seres humanos y animales una reacción alérgica en la boca y garganta, que se inflaman y llenan de llagas. También pueden presentarse náuseas, vómitos y otros signos neurológicos característicos de un envenenamiento.

La más peligrosa de las plantas venenosas, lirios del valle

La más peligrosa de las plantas venenosas, lirios del valle
Consumir esta planta puede llevar a la muerte en pocas horas

El lirio del valle (Convallaria majalis)es conocida como “amuleto de la suerte” en varios países. Pero la alta concentración de glucósidos cardiotóxicos y saponinas en su salvia la hacen una planta sumamente venenosa.

En cantidades menores, consumir una parte de estas venenosas plantas de jardín provocará síntomas como náuseas, vómitos, espasmos musculares y arritmia cardíaca. En cantidades mayores la persona puede sufrir la muerte por paro cardíaco.

Lo más grave es que su veneno actúa lentamente y si la persona no recibe tratamiento inmediato, puede sufrir una agonía que va desde las 10 horas hasta los 4 días después de ingerir esta planta.

El ricino

Muchos de nosotros hemos tomado jarabe de ricino para purgarnos cuando sufrimos estreñimiento. Este jarabe se elabora con las semillas del Ricino (Ricinus communis), una planta de frutos rojizos.

El agente activo que le da estas propiedades laxantes es una toxina llamada ricina. Esta sustancia está clasificada como una de las sustancias venenosas más potentes de origen natural.

Por tal razón, se utiliza una pequeñísima cantidad de ricina en la elaboración del jarabe. El problema es que tanto personas como animales podrían cometer el error de consumir las semillas directamente.

Basta consumir 4 semillas para provocar la muerte en una persona en un lapso de 4 a 7 días. La ricina detiene el metabolismo celular y las células mueren. La persona o animal que las consuma sufre convulsiones, diarrea y vómitos. Luego fallece por falla orgánica múltiple.

Azalea

Antes de seguir, es bueno que conozcas algo más de los beneficios de la sábila en el alivio de los síntomas del cáncer y sus tratamientos. Esta es una planta que muchos tienen en su jardín y no saben cómo aprovechar sus virtudes medicinales.

Ahora hablaremos de una de las más bellas y al mismo tiempo de las más peligrosas de las venenosas plantas de jardín, la Azalea (Rhodendron Sp) es venenosa desde las raíces hasta las puntas de sus hojas.

Cada parte de esta planta está repleta de glucósidos capaces de dañar el sistema nervioso, digestivo y circulatorio. Poco después de su ingesta, se presentan síntomas como náuseas, cólicos y vómitos.

En su fase avanzada aparece arritmia cardíaca y si no se atiende puede devenir la muerte por paro cardiorespiratorio.

Deja un comentario