Los animales que más saltan en todo el mundo

En la Naturaleza encontramos muchas especies que pueden correr, volar y trepar de una forma que dejaría en ridículo al mejor de los atletas. Pero ¿sabes cuáles son los animales que más saltan?

Seguramente te viene a la cabeza el famoso canguro australiano, un animal conocido por todos los seres humanos del mundo, aunque la gran mayoría de nosotros solo lo hemos visto en fotos o en la televisión.

El cubano Javier Sotomayor es el ser humano que más alto ha saltado. En el año 1993 logró el récord mundial de 2,45 metros en la disciplina de salto alto.

Dicho esto, vamos a hablarte de los animales que más saltan y verás qué tan lejos estamos los humanos de acercarnos a sus tremendas capacidades físicas.

¿Cómo se miden los saltos de los animales?

En primer lugar, para poder decir cuáles son los animales que más saltan se utilizan dos criterios para medir la altura que logran obtener.

La primera forma es midiendo la altura que puede alcanzar en un solo empujón con sus extremidades, expresada en metros. Esto por supuesto daría ventaja a los animales de mayor tamaño físico.

En segundo lugar, se aplica una escala basada en la altura del salto en comparación con el tamaño del cuerpo del animal. Y aquí es donde podemos encontrarnos algunas sorpresas.

Animales que más saltan: los poderosos antílopes

Animales que más saltan: los poderosos antílopes
Los antílopes pueden saltar hasta los 3 metros de altura

Los antílopes son un conjunto de especies herbívoras de cuerpo estilizado y largas patas que abundan en el continente africano. Considerando la altura lograda, la variedad conocida como gacela africana (Gazella) es sin duda uno de los animales que más saltan en el mundo.

Como parte su adaptación evolutiva para protegerse contra los numerosos depredadores naturales que existen en la llanura africana, la gacela puede saltar hasta 2 metros de altura en plena carrera.

De esta forma evade el ataque de leones, tigres, perros salvajes e incluso de aves de rapiña como las grandes águilas.

Por su parte el Impala (Aepyceros melampus), es otra variedad de antílope que puede correr a una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora y saltar hasta 3 metros de altura para huir de sus perseguidores.

Un tercer integrante de la familia de los antílopes capaz de saltar muy alto es el Saltarrocas (Oreotragus oreotragus), algo más pequeño que la gacela. Este antílope puede llegar hasta los 7 metros de altura en sus saltos de huida y además es capaz de hacerlo pasando sobre grandes rocas y abismos.

Animales saltarines, los conejos y liebres

Sin duda alguna, los conejos y sus primas las liebres destacan entre los animales que más saltan. Las liebres, al tener un cuerpo y patas traseras algo más largas, pueden lograr proezas increíbles.

Investigaciones hechas por el experto Gerald Barrett-Hamilton señalaron que las liebres marrones saltan hasta los 4,5 metros de altura, mientras que las liebres de cola blanca alcanzan los 6,4 metros.

Esto es un salto enorme para un animal que parado en sus cuatro patas no mide más de 35 centímetros de altura (sin incluir sus largas orejas). Incluso, hace poco se hizo famosa una foto del sistema de mapas Google Street View que captó el gran salto de una liebre.

La razón de que puedan hacer estos saltos se encuentra en que su cráneo es muy liviano, pero poseen un corazón grande en comparación con su tórax y su carne es de fibras rojas, mucho más fuertes.

Además sus patas tienen tendones extralargos, lo que les permite empujar por más distancia y con más fuerza cada zancada.

El increíble salto de la rata canguro

Otro roedor con una extraordinaria capacidad para saltar es la rata canguro (Dipodomys), una especie oriunda de las zonas desérticas de Estados Unidos. Aunque solo pesa 128 gramos en edad adulta puede saltar hasta los 2,75 metros de altura cuando se siente amenazada.

Esto es posible porque la rata canguro tiene unas largas patas traseras y una poderosa cola utiliza de manera conjunta como una especie de “resorte” para impulsarse en vertical a gran distancia.

¿Y dónde queda el famoso canguro?

animales saltarines
Los canguros pueden recorrer largas distancias saltando sin cesar

Ahora podemos hablar del famoso canguro y te diremos que a pesar de su fama, no es el principal entre los animales que más saltan. En realidad, los canguros se equiparan a los impalas.

El salto promedio del canguro rojo australiano es de 1,5 metros, pero puede hacerlo innumerables veces consecutivas. Esto es gracias a que sus patas poseen unos poderosos tendones elásticos que reparten y reutilizan parte de la energía entre un salto y otro.

De esta forma, pueden viajar grandes distancias a punta de saltos, algo muy importante en las tierras australianas donde la comida y el agua son muy escasas.

Los grandes saltadores del mar

Y ahora pasamos a los animales que más saltan en el agua. Tenemos en primer lugar al delfín girador o acróbata de hocico largo (Stenella longirostris), que puede saltar entre los 1,5 a 3 metros de altura.

Sin embargo, este delfín es conocido por saltar mientras gira en “tirabuzón”, lo que demuestra su excelente capacidad física. Algunos expertos creen que esto es parte de un sistema de comunicación grupal o para liberarse de parásitos en la piel.

¿Te imaginas ver 1000 delfines saltando y nadando juntos? Pues eso lo pudieron hacer unos afortunados turistas en Estados Unidos.

Antes de seguir, te diremos que también las ballenas, orcas y tiburones son excelentes saltadores.

Los felinos que más saltan

Los gatos servales (Leptailurus serval) son una especie de felino salvaje del sureste africano, que puede llegar a saltar hasta los 1,5 metros de altura para capturar aves, una de sus principales fuentes de comida.

A pesar de su tamaño, pueden saltar mucho más que los más grandes gatos del mundo, que pueden superarlos hasta 3 veces en peso.

Otro saltador destacado es el tigre siberiano (Panthera tigris altaica). Aunque sus 210 kilogramos lo hacen el felino más pesado del mundo, este animal puede brincar fácilmente hasta los 4 metros de altura en un solo empujón.

Sin embargo, en este renglón el rey es el pequeño puma americano (Puma concolor). Con un peso promedio de 62 kilogramos, un macho puede saltar hasta 5,5 metros de largo con un solo impulso de sus patas traseras.

El tamaño sí importa a la hora de saltar

Para finalizar, hablaremos de los animales que más saltan en comparación con su tamaño corporal. Y aquí tenemos los insectos como la langosta del desierto (Schistocerca gregaria) que puede saltar hasta 25 centímetros de altura aunque su altura es de solo unos 3,5 centímetros.

Pero los cercopoideos pueden alcanzar gracias a sus patas traseras saltos de 70 centímetros aunque solo miden 6 milímetros de altura.

Y el rey de todos es la pulga, que puede saltar el equivalente a 200 veces su propia altura, es decir, entre 20 y 25 centímetros.

Para ello, usan como resortes sus patas traseras dotadas de múltiples articulaciones y músculos con fibras capaces de almacenar gran cantidad de energía.

Deja un comentario