Los mejores trucos para dejar de fumar

Quienes han sufrido de dependencia al tabaco saben que puede ser difícil revertir la dependencia a la nicotina, pero afortunadamente hay varios trucos para dejar de fumar que podrían ayudar a acelerar este proceso.

Una de las situaciones más frecuentes al intentar dejar de fumar es que los deseos de consumir tabaco parecen aumentar mucho más de lo normal. Esto es producto de la adicción a la nicotina que sufren los fumadores y que hace que el cuerpo necesite una determinada dosis diaria de esta sustancia.

La nicotina es un poderoso agente psicoactivo presente en el tabaco que tiene efectos sobre la mente y el cuerpo de la persona. El ser humano ha fumado por siglos, pero fue en slglo XX cuando se empezó a estudiar mejor sus efectos en el cerebro y cuerpo.

El problema es que al intentar dejar de fumar los deseos de seguir haciéndolo se convierten en el principal enemigo. Pero con algunos simples consejos es posible hacerlo de manera más rápida y menos traumatizante.

Dejar el tabaco más fácil con reemplazo de nicotina

La nicotina es el componente del tabaco que provoca adicción en quienes lo consumen por mucho tiempo. Una de los mejores trucos para dejar de fumar es recurrir a la terapia de reemplazo de nicotina.

Esta terapia se basa en el uso de parches o inhaladores que contienen una dosis limitada de nicotina. Esta sustancia penetra al cuerpo a través de la piel o de los conductos nasales y ayudan a la persona a aliviar la urgencia de consumir cigarrillos.

Además de los parches e inhaladores también existen otros métodos muy sencillos como las gomas de mascar y grageas. Estos productos contienen nicotina en una cantidad suficiente para aliviar los síntomas de abstinencia.

También se han popularizado los cigarrillos electrónicos, que vaporizan una solución que contiene nicotina, sin generar los peligrosos humos cancerígenos presentes en los cigarrillos comunes.

El objetivo es ayudar a la persona a reducir progresivamente su dependencia de esta sustancia y para ello este tipo de terapia se usa junto a medicamentos para dejar de fumar como el bupropión y la vareniclina.

Evita situaciones y lugares que aumenten el deseo de fumar

trucos para dejar de fumar
Es importante evitar situaciones que lleven a revivir el deseo de fumar

Otro de los trucos para dejar de fumar recomendado por los terapistas es identificar los momentos y situaciones donde más se consumía tabaco en el momento más duro de la dependencia. Ejemplo de esto pueden ser las fiestas o reuniones con amigos en bares o discotecas, o durante momentos estresantes en el trabajo.

El objetivo es evitar estos lugares para que no se reactive la necesidad de fumar o racionalizar la situación y superar el momento sin consumir tabaco como escape emocional.

Trucos para dejar de fumar: retrasa el deseo

Para romper la dependencia del tabaco se necesita una gran dosis de autocontrol, ya que el deseo de fumar siempre estará presente y a veces puede ser muy fuerte.

En este caso, otro de los mejores trucos para dejar de fumar que puedes aplicar es el de “retrasar el deseo”, es decir, no sucumbir de inmediato a la urgencia de fumar. En su lugar, procura aguantar unos 10 o 15 minutos más antes de encender el cigarrillo.

Durante ese tiempo dirígete a algún lugar donde esté prohibido fumar, lo que te ayudará a vencer el deseo de hacerlo.

Mastica algo para distraer la mente

Mantener la boca ocupada te ayudará a desviar la mente de los deseos de fumar. Es conveniente que tengas siempre a mano caramelos, gomas de mascar, frutos secos, semillas de girasol o algún entremés que puedas comer en esos momentos de mayor urgencia.

Un truco muy usado en tiempos de nuestros abuelos era masticar uno o dos clavos de olor, que además de refrescar tu aliento, tienen la cualidad de relajar los nervios y ayudar a controlar las ansias de consumir tabaco.

No caigas en la trampa del “fumar solo uno

Es frecuente que quienes luchan para romper la dependencia con el cigarrillo crean que en los momentos de mayor crisis “fumar uno solo” puede aliviar su ansiedad. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de las veces esta necesidad no se alivia y se termina fumando un segundo y hasta un tercer cigarrillo.

El riesgo final es que se pierda todo el trabajo hecho para dejar este vicio.

Practica un deporte o actividad física

Un dicho popular dice “mente sana en cuerpo sano” y en la lucha contra el tabaquismo esto esto es una premisa muy cierta. Hacer ejercicio o un deporte, incluso de manera moderada, es otro de los grandes trucos para dejar de fumar porque reduce el deseo de consumir tabaco.

Puedes iniciar una rutina de caminar o correr cerca de tu casa en las horas en que sueles sufrir más deseos de fumar. Tener una bicicleta estática puede ayudar muchísimo y de paso puedes usarla para quemar calorías.

Otra opción es hacer flexiones de pecho o incluso hacer alguna actividad doméstica como aspirar o lavar la ropa.

Practica técnicas de relajación para dejar el tabaco

dejar el tabaco
Relajarte y meditar te ayudará a controlar las ganas de fumar

El estrés es un factor que exacerba el deseo de fumar. Por esta razón, una buena técnica para controlar las ansias del tabaco es practicar técnicas de relajación que ayuden a aliviar la tensión del trabajo y los problemas cotidianos.

Hacer ejercicios de respiración, yoga o relajación son trucos para dejar de fumar muy útiles que puedes usar cuando sientas los mayores deseos de fumar.

Escuchar música relajante o tomar un baño de tina con hierbas aromáticas también te ayudarán a aliviar el deseo de fumar en esos momentos críticos.

Recuerda lo mucho que ganas al no fumar

Para finalizar recuerda que dejar de fumar tiene muchas ventajas que valen la pena, especialmente a nivel de tu salud física y mental, pues el tabaco es dañino para la mente.

Pero es importante entender que dejar el tabaquismo es un proceso lento y puede haber avances y retrocesos.

Pero siempre es mejor intentar el esfuerzo que no hacer nada para dejar de fumar. Cada vez que logras vencer el deseo, estás más cerca de liberarte del tabaco por el resto de tu vida.

Deja un comentario