Mejores tarjetas de crédito para viajes

Si eres un viajero regular, ya sea por trabajo o por gusto personal, querrás saber cuáles son las mejores tarjetas de crédito para viajes que puedes encontrar en el mercado.

Una tarjeta de crédito es una herramienta muy valiosa cuando se sale lejos de casa, y en muchas ocasiones tener una es un requisito obligatorio.

Pero las tarjetas de viaje son especiales, pues están diseñadas para ayudarte cuando sales lejos de tu casa y responder por ti en cualquier eventualidad.

Cosas como alquilar un coche, reservar un vuelo en primera clase o conseguir una habitación de hotel a última hora son más fáciles con una buena tarjeta de viajes.

Y tener una de las mejores tarjetas de crédito para viajar, garantiza que sea aceptada en todos lados y en condiciones ventajosas.

¿En qué consisten las tarjetas de crédito para viajar?

¿En qué consisten las tarjetas de crédito para viajar?
Las tarjetas te dan mayor facilidad para afrontar el costo de un viaje

A diferencia de una tarjeta de crédito común, las de viajes suelen ofrecerte premios o recompensas al usarlas fuera de tu ciudad o país.

Ya sean puntos, descuentos o reembolsos, las bonificaciones y premios de las tarjetas de crédito para viajar pueden acumularse para una próxima salida lejos de casa.

Con cada consumo se te suman puntos, que luego puedes canjear fácilmente a través del portal web de la empresa que haya emitido tu tarjeta.

Si lo prefieres, puedes guardar estos puntos, que aparecerán como un crédito en tus estados de cuenta.

Las mejores tarjetas de crédito para viajes permiten transferirle puntos o millas de viajero a un socio para usarlas en hoteles o al comprar pasajes aéreos.

Y una gran ventaja de estas tarjetas para viajar es que no cobran cuotas internacionales, por lo que cualquier compra o consumo hecho en otro país no será un golpe directo a tu bolsillo.

¿Qué deben tener las mejores tarjetas de crédito para viajes?

El uso de tarjetas de crédito para viajar conlleva el pago de intereses y cuotas variables que debes considerar antes de adquirir una.

Una característica importante es la tasa anual por el uso de la tarjeta, que puede ser más alta que en una tarjeta común.

Pero a cambio, esto se compensa con los descuentos y facilidades para pagar en cuotas mensuales o anuales que recibirás.

Consulta siempre cuáles son las “ventajas exclusivas” que te ofrecen, como el acceso preferencial a salas VIP en los aeropuertos o facilidades para conseguir hoteles en temporada alta.

Y sobre todo, te aconsejamos revisar si te ofrecen cobertura de seguro de viaje, algo que te evitar muchos dolores de cabeza.

La tarjeta Chase Sapphire Reserve, ideal para el viajero común

La Chase Sapphire Reserve es una de las mejores tarjetas de crédito para viajes en general, ya sea de negocios, turista o por urgencia.

Por ejemplo, es ideal si quieres viajar a uno de los destinos más seguros de Europa este verano.

Esta tarjeta ofrece 1 punto de recompensa por cada euro gastado en compras en el extranjero y 3 puntos por euro en gastos de pasajes y restaurantes.

También acumula puntos por renta de coches, pasajes de tren o autobús y pago de habitaciones de hotel.

Además te da un bono de bienvenida de 50.000 puntos que se hace efectivo si gastas al menos US$4.000 en los primeros tres meses.

Su tasa de interés anual es variable y fluctúa entre el 16,99% y el 23.99%, y se considera excelente para quienes gastan en promedio US$12.000 o más en viajes cada año.

American Express Gold Card, pídela si lo tuyo es comer

La American Express Gold Card se considera una de las mejores tarjetas de crédito para viajes que pueden encontrar quienes se preocupan por cubrir sus gastos de alimentación.

Te ofrece 35.000 puntos de recompensa por un consumo de entrada de US$4.000 en los primeros tres meses.

Además te dará 4 puntos de recompensa por cada dólar gastado en restaurantes y supermercados y 3 puntos por dólar en vuelos reservados con Amex Travel o directamente con una aerolínea.

El resto de compras recibe un premio de 1 punto por dólar gastado.

Esta tarjeta tiene una cuota anual de US$250 y aplica una tasa de interés variable entre el 15,99% y el 22,99%.

Si viajas a Estados Unidos y posees la versión Gold (Dorada) de American Express te beneficiarás con los puntos ganados al comprar víveres o comida por más de US$7.000 al año.

Esto cubre incluso compras hechas en pequeños abastos y restaurantes.

American Express Platinum, te lleva en Primera Clase

American Express Platinum, te lleva en Primera Clase
Cámbiate a primera clase en tu vuelo con la American Express Platinum

Esta tarjeta de crédito para viajes está diseñada para quienes gustan viajar en Primera Clase en sus vuelos de trabajo o placer.

Ofrece 5 puntos de recompensa por cada dólar gastado en reservas de avión con las aerolíneas y en hoteles prepagados reservados con Amex Travel.

Te da una bonificación de entrada de 75.000 puntos con un bono de redención de US$5.000 en los primeros tres meses.

Su cuota anual es de US$550 pero no cobra tarifas internacionales ni tasas de interés variables, sino solo una cuota por pago tardío de cerca de US$39.

La tarjeta American Express Platinum es ideal para ti si gastas más de US$10.000 anuales en hoteles y pasajes de avión.

También si eres exigente con tu comodidad y gustas disfrutar las salas VIP en cada aeropuerto y atención especial en los hoteles.

Una de sus ventajas es que te cubre con hasta 200 dólares por gastos imprevistos en tu viaje, como facturación de exceso de equipaje o comida a bordo, uso de internet y taxis.

Capital One Venture, acumula millas y sigue viajando

Quizás es la preferida entre las mejores tarjetas de crédito para viajes para aquellos que recorren muchos kilómetros al año.

Faltaría ver si aplica para un vuelo de 10.000 kilómetros a la Antartida que hará una aerolínea australiana como forma de superar las pérdidas económicas por la pandemia.

La tarjeta Capital One Venture te bonifica con 2 millas por dólar gastado en tiendas y 5 millas por pagos en hotel y renta de coches.

Al recibir la tarjeta puedes gastar hasta US$3.000 en los primeros tres meses, tras lo cual recibirás una bonificación de 50.000 millas.

Además tiene una baja cuota anual, de solo US$95 (exonerada el primer año) con una tasa de interés variable entre el 17,24% y el 24,49%

No cobra cuotas internacionales y es perfecta para quienes gasten entre US$6.000 y US$10.000 al año y que no excedan un consumo de US$7.000 anual en comidas.

También incluye el TSA Precheck o Global Entry, con un costo de 15 a 20 dólares anuales, además de seguro de accidentes de viaje y seguro de colisión en coches de alquiler.

Deja un comentario