Parir de cuclillas, horizontal o vertical ¿Cuál es mejor?

¿Cuál es la mejor forma de parir?

Toda mujer que decide tener hijos sabe que se enfrentará inevitablemente al proceso de parir, sea a los 7, 8 o 9 meses. Las jóvenes sólo al pensar en esto tiemblan. Basta con oír las conversaciones de ellas para saber que es una de las cosas a las que más le temen. Incluso algunas están dispuestas a someterse a una cesárea como la primera opción. El porqué de tanto terror es en parte los dolores y el miedo a lo desconocido. ¡Pero eso podría cambiar claro está!

El nacimiento de un bebé es un proceso muy natural y es parte esencial del desarrollo humano. La recomendación es que el parto se realice lo más espontáneamente posible ya que evita otras complicaciones. Pero se reconoce que no siempre esto es posible, ya sea debido a alguna enfermedad, complicación o trauma. Pero si se tienen los cuidados necesarios y se atiende bien a la madre no tiene porqué suceder este tipo de cosas. ¡Así que pensemos positivamente chicas!

Algunos científicos que estudian el desarrollo humano consideran que el alumbramiento ha sido, por lo general, un proceso asistido. O sea que, las madres sin importar la región del planeta donde se encuentren, han tenido alguna ayuda en este momento tan delicado. Se ha observado que incluso en los animales existe este comportamiento. La madre es asistida por otras miembros de la familia, tal es el caso de los primates. Surgiendo así la profesión de comadrona que ha sido en el mundo una de las profesiones más viejas y que, a su vez, más ha cambiado en: técnicas y lugar donde ayuda. Lo cual ha tenido un muy buen impacto en la tasa de natalidad a lo largo de la historia.

Acerca de la forma de alumbramiento, en la antigüedad no existe mucha evidencia, pero existen pinturas que muestran a la mujer en diferentes posiciones, sentada, acostada, verticalmente. En otros casos más recientes se ha usado el proceso de alumbramiento dentro del agua. Es por eso que surge la pregunta ¿Qué posición es mejor para parir?

Posición horizontal

La posición se adopta en cama con la cabeza elevada. Es la más practicada en esta época, lo cual no quiere decir que sea la más favorable ya que no conviene mucho al bebé ni a la madre. La razón es que en el proceso de alumbramiento es necesario que la matriz tome un tamaño adecuado (se dilate) y esta posición no favorece este proceso. Producto de esto, el bebé pasa mucho más trabajo al salir provocando que el dolor se prolongue en la madre. La explicación se obtiene al ver anatómicamente el cuerpo de la madre en esta posición y percatarse que el canal de parto forma una curvatura ascendente.

Posición vertical

Debido a la posición, la fuerza de gravedad ayuda a que el útero, la placenta, el líquido amniótico y el bebé desciendan de manera natural. En esta posición el bebé y la madre tienen mayor facilidad para respirar ya que el peso del cuerpo no está sobre ellos, esto permite una mayor relajación y menos estrés. Producto de la posición anatómica, el alumbramiento se realiza mucho más rápido llegándose al final del proceso de forma espontánea. Por lo tanto, se reducen las episiotomías y los desgarros.

Pero sí es necesario tener cuidado para que el bebé no caiga al piso y reciba un golpe.

Posición de cuclillas

En esta posición la mayor ventaja es que se favorece una máxima amplitud de la pelvis también mayor gravedad, lo que facilita la salida del bebé. En general de esta forma no son necesarios instrumentos. Aunque sí es recomendable que se suministre analgesia. En muchos casos se presenta sangrado posparto, así como desgarros de segundo grado.

Existen otras como: litotomía dorsal, cúbito lateral, cuadrupedia, sentada, bajo del agua

Concluyendo

Es imprescindible recordar que cada cuerpo es diferente y cada embarazo también. Así que el momento del alumbramiento es, en parte, común para todas, pero a la vez presenta grandes diferencias. Considerando las ventajas de cada posición y lo antes dicho, consideramos que la forma más cómoda o conveniente de dar a luz SIEMPRE será aquella que la misma mujer desee. No se debe forzar. Cada embarazada debe conocer las posiciones y las ventajas de cada cual ya que no existe la postura ideal. Esto es algo muy dinámico y va cambiando durante el proceso del alumbramiento según cada mujer. Creemos que es muy importante que cada embarazada escuche a su cuerpo tenga siempre presenta la libertad de movimiento.

¿Has pasado por esta experiencia ya? ¿Qué opinas del artículo? ¿Qué recomendación darías?

Nos encantaría leer sus opiniones.

Con información de: https://www.salud180.com

Recommended For You

About the Author: Ciencia

2 Comments

  1. No soy medico, pero veo muy poco conocimiento en todos los que asisten un parto; nadie tiene idea de que un parto debe ser el cuerpo de la mujer erecto para que así el bebe tenga la facilidad de salir sin estrés y la madre no tenga que hacer tanto esfuerzo como cuando están acostadas eso es ignorancia. Los animales nos enseñan y ellos no son médicos ni comadronas. Los bebes se hacen acostadas pero se traen al mundo de rodillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *