El estudio de la la falla de San Andrés. El por qué de su monitoreo constante

Lo cierto es que los temores de que un terremoto de dimensiones épicas tenga lugar; se han desatado luego de que el pasado viernes 5 de julio ocurriera un terremoto de 7.1 en la escala de Richter al sur de California. Solo un día después de que otro de 6.4 grados se registrara en la misma zona. En este estado de la Unión es muy común la ocurrencia de este tipo de eventos naturales, ya que está ubicado encima de un conjunto de fallas. Esto es, áreas donde convergen una o varias placas tectónicas y, este artículo muestra el estudio de la la falla de San Andrés; la más peligrosa de todas.

Las más conocida de estas fallas

Las más conocida, sin dudas, y la más peligrosa además, es la falla de San Andrés. Esta falla es sorprendente y cruza todo el estado en dirección norte-sur, a través de unos 1.300 kilómetros. Aunque los sismos recientes no han sido en esa zona, sí que ha sido bastante cerca.

La falla de San Andrés

La falla de San Andrés surge al coincidir la placa norteamericana con la del Pacífico, siendo una si no la más estudiada a nivel mundial. Debido en gran medida a que está sobre la superficie de la tierra casi enteramente.

Quizá si la falla de San Andrés estuviera en algún lugar desolado, no fuera de tanto interés mediático y científico, pero por desgracia, se encuentra situada en las inmediaciones de Los Ángeles. D

La segunda ciudad más poblada de los Estados Unidos, con un estimado de 38 millones de habitantes.

Según se sabe

Según se sabe, la parte del centro de la falla debe haberse roto hace 160 años y la parte más al norte en 1906; cuando ocurrió el monstruoso terremoto de San Francisco, con una magnitud de 7.6 grados en la escala de Richter. Esto acabó con la mayor parte de la ciudad, y cobró más de 3.000 vidas humanas.

El estudio de la la falla de San Andrés y la preocupante científica

A día de hoy, es preocupación para los científicos el comportamiento de la parte sur de la falla, donde se estima que no ha habido movimiento en unos tres siglos y; a la que se le atribuye causar un terremoto grande cada 150 años.

El estudio de la la falla de San Andrés
Vista aérea de la falla de San Andrés

Alrededor del año 1700

Que se sepa, el último sismo que se conoce que tuvo lugar en esa parte, ocurrió alrededor del año 1700 y; no hay mucha información sobre el hecho. Razones por las cuales, muchos sismólogos predicen que sea cuestión de tiempo la ocurrencia de un sismo de proporciones impensadas.

Simulaciones para calcular los efectos de un gran terremoto

Se han hecho simulaciones para calcular los efectos de un gran terremoto en California. Algunos modelos hechos con inteligencia artificial asume que el próximo gran sismo de la falla de San Andrés, tendrá una magnitud de 7.8 grados, que provocaría una ruptura de la parte sur de la falla, y luego seguiría dirección al norte, justo para llegar a Los Ángeles.

Un hecho así, causaría un estimado de 2.000 muertes y más de 50.000 personas heridas. Por otro lado, la infraestructura sufriría un colapso de alrededor del 1% de los edificios y la mitad de las construcciones deberán ser evacuadas. Hablando de dinero, el costo sería de más de 200 mil millones de dólares.

En la actualidad

En la actualidad y producto a la falla de San Andrés las construcciones en el estado de California deben cumplir con parámetros de viabilidad; teniendo en cuenta que puedan soportar a sismos de gran magnitud. Esto es, regulaciones que obliguen a las empresas a reforzar las estructuras tanto de acero como de concreto.

Un sistema de alerta temprana

Empezando 2019, en los Ángeles ha comenzado a funcionar un sistema de alerta temprana similar al que existen en países con alta incidencia de eventos sísmicos; como Japón y México, de nombre ‘ShakeAlert LA’. En la práctica, es una simple aplicación (app) de teléfono, que avisa a los ciudadanos de la ciudad que se avecina un temblor de magnitud 5 grados o mayor, con unos 40 segundos de antelación.

Esto evidentemente ayuda tanto a gente común como a las autoridades, a estar preparados y seguir los protocolos de seguridad y evacuación; con mayor rapidez y seguridad. Lo cierto es que, para muchos especialistas en el tema, no se trata de si por fin se quebrará el sur de la falla de San Andrés, sino de cuándo.