Los tardígrados tienen proteínas que forman una nube protectora contra amenazas de supervivencia extremas

Los tardígrados

Los tardígrados, también conocidos como osos de agua y lechones de musgo. Son pequeños animales invertebrados que se encuentran en hábitats marinos, de agua dulce y terrestres en toda la Tierra. Estos animales milimétricos han desarrollado habilidades únicas para sobrevivir en ambientes extremadamente hostiles. Como lo pudieran ser temperaturas muy frías, radiación alta, o exposición a sustancias químicas tóxicas.

Según una nueva investigación de la Universidad de California en San Diego

Los tardígrados pueden soportar condiciones extremas. Debido a una proteína nuclear única denominada Dsup (proteína de supresión de daños); que se une y forma una nube protectora. Los tardígrados son típicamente de aproximadamente 0.1 a 1 mm de longitud. Y comprenden un segmento de la cabeza además de cuatro segmentos del cuerpo que cada uno contiene dos patas con garras.

En ausencia de agua, se someten a «anhidrobiosis»

Los tardígrados terrestres requieren una película delgada de agua para permanecer activos. En ausencia de agua, se someten a «anhidrobiosis» en un estado de deshidratación latente. Desde el cual pueden rehidratarse a una forma activa. Ya dentro de este estado, los tardígrados se hacen resistentes a condiciones de temperaturas extremas, tanto altas como bajas, vacío, presión, radiación y exposición a sustancias tóxicas. Sorprendentemente, se ha descubierto que sobreviven a la exposición al vacío y a la radiación del espacio exterior.

Los tardígrados
Tardígrado

Según estudios anteriores

Los genomas de animales y plantas están hechos de ADN, que está empaquetado en una estructura llamada cromatina. Estudios anteriores identificaron Dsup en un tardígrado llamado Ramazzottius varieornatus que puede proteger las células humanas del daño de los rayos X.

Sin embargo, no se sabía si Dsup se une directamente a la cromatina o si juega un papel más indirecto en la protección del ADN. El profesor James Kadonaga y sus colegas utilizaron enfoques bioquímicos para estudiar Dsup.

Según el estudio

Esta proteína presente en la especie Ramazzottius se une a la cromatina para proteger el ADN del daño de los radicales hidroxilos. Y que la proteína Dsup en otra especie tardígrada, Hypsibius ejemplaris, también funciona de manera similar. Un análisis posterior mostró que una región de Dsup que se necesita para unirse a la cromatina es muy similar a una región que se había encontrado previamente solo en proteínas de unión a la cromatina de humanos y otros vertebrados.

Los tardígrados
Tardígrado

«Ahora tenemos una explicación molecular de cómo Dsup protege a las células de la radiación de rayos X»; dijo el profesor Kadonaga. Vemos que tiene dos partes, una pieza que se une a la cromatina y el resto forma una especie de nube que protege el ADN de los radicales hidroxilos.

Sin embargo

No creemos que esta protección esté diseñada específicamente para proteger contra la radiación.

Súper poder o mecanismo de defensa

Lo que parece como un súper poder, podría ser simplemente un mecanismo de defensa del pequeño animal. Al estar expuesto en los entornos rodeados de musgos donde normalmente habitan. Cuando el musgo se seca, los tardígrados entran en la anhidrobiosis durante la cual la protección Dsup; debería ayudarlos a sobrevivir.

Importante:

Los nuevos hallazgos sobre la proteína Dsup del tardígrado pueden ayudar a los investigadores a; desarrollar células animales que vivan más tiempo en condiciones ambientales normales, o extremas. De esta manera, Dsup podría usarse para ampliar el rango de aplicaciones de las células en biotecnología. También podría aumentar la efectividad de los métodos actuales, como la producción de algunos productos farmacéuticos, que dependen del uso de células cultivadas.

Deja un comentario