UK Sport utilizó a 91 deportistas para probar bebida estimulante durante Londres 2012

Una noticia acaba de impactar el mundo deportivo y se trata de que UK Sport utilizó a un grupo de deportistas para probar bebida estimulante durante las Olimpiadas de Londres 2012.

Esta información fue revelada por el periódico británico «The Mail on Sunday», que realizó una investigación sobre las acciones de UK Sport antes y durante las Olimpiadas.

A raíz de haber salido a la luz esta investigación, se ha generado una fuerte controversia sobre este experimento en el que se usaron deportistas para probar bebida estimulante.

Lo más grave es que  el grupo de deportistas para probar bebida estimulante usado por UK Sport estuvo conformado 91 hombres y mujeres.

Como recordaremos, UK Sport es la agencia gubernamental del Reino Unido encargada del financiamiento del deporte olímpico y paraolímpico en ese país.

Las Olimpiadas incluyen los deportes más populares del mundo y son el espectáculo televisivo más visto del planeta.

Titular de escándalo: «UK Sport utilizó a 91 deportistas en experimento»

Según reveló «The Mail on Sunday», UK Sport utilizó a 91 deportistas de alto rendimiento para probar los potenciales efectos de una nueva bebida energizante.

Estos atletas representaron al Reino Unido en 8 disciplinas deportivas durante los Juegos Olímpicos de Londres, realizados del 27 de julio al 12 de agosto de 2012.

Según el medio, se trató de un «experimento secreto» en el que se buscaba perfeccionar una bebida que mejoraría el rendimiento de cada atleta al aumentar la quema de calorías con el uso de cetonas.

En pocas palabras, la bebida aumentaría la energía de cada atleta de manera instantánea durante un período de tiempo suficiente para cubrir un partido o competencia olímpica.

Posteriormente la bebida salió al mercado bajo el nombre comercial de DeltaG.

Lo peor de todo es que UK Sport suministró la bebida en fase experimental a los atletas sin esperar un veredicto sobre si esto violaba las reglas antidopaje.

UK Sport no esperó veredicto de la AMA

UK Sport no esperó veredicto de la AMA
UK Sport actuó de manera irresponsable

Aunque UK Sport admitió que usó a deportistas para probar bebida estimulante, se defendió diciendo que el consumo de DeltaG fue «voluntario».

Sin embargo, se supo que obligó a los atletas a firmar acuerdos de confidencialidad donde no garantizaba que el consumo de ésteres cetónicos cumpliera con el Reglamento Mundial Antidopaje.

Por lo tanto, el organismo gubernamental británico se lavaba las manos en caso de que hubiera algún escándalo o un atleta fuera descalificado por consumir este producto.

Para cubrirse las espaldas, UK Sport había elevado una consulta ante la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y su equivalente en Reino Unido.

Estos organismos respondieron que en ese momento (2012) las cetonas no estaban prohibidas, pero la AMA recalcó que se reservaba el derecho de cambiar de opinión.

A pesar del riesgo, UK Sport decidió seguir adelante con el proyecto de dar la bebida estimulante a sus atletas.

UK Sport utilizó a 91 deportistas «por el bien de la Ciencia»

Todavía resuenan los escándalos de dopaje entre atletas rusos, que en 2018 llevó  a sacar a Rusia de las olimpiadas y otros grandes torneos por 4 años.

Por lo tanto, que UK Sport usará deportistas para probar bebida estimulante ha lanzado una sombra de duda sobre el desempeño de los deportistas británicos a los ojos del mundo.

El ente defendió su derecho a participar en proyectos de investigación de instituciones científicas que «ayudaran» a mejorar el rendimiento de los deportistas británicos.

Esto incluye, según UK Sports, desde el área de la salud individual, hasta el rendimiento deportivo y la preparación técnica.

¿Qué es la bebida DeltaG?

La bebida estimulante DeltaG fue desarrollada por la Universidad de Oxford como parte de un proyecto para los militares de Estados Unidos.

Su objetivo era crear una bebida que rehidratara rápidamente a los soldados en el campo de batalla.

Pero lo más importante, es que también debía darles un empujón de energía durante un tiempo suficiente para llevar a término el combate.

Para esto, utiliza una versión sintética de los ácidos cetónicos, que intervienen en la producción de energía en el cuerpo humano.

Esta sustancia aumentaría la cantidad de glucógeno en la sangre y retrasaría la formación de ácido láctico en los músculos sometidos a grandes esfuerzos.

Demás está decir que DeltaG anuló los beneficios del deporte para el cerebro y cuerpo de quienes lo tomaron.

DeltaG, poca energía y muchos problemas

DeltaG, poca energía y muchos problemas
Varios de los que tomaron DeltaG tuvieron vómitos y otros problemas

Para mala suerte de UK Sport, esta bebida experimental tuvo efectos secundarios negativos en muchos de los que la tomaron.

36 atletas sufrieron malestar gastrointestinal y vómitos tras consumir  la bebida DeltaG y 28 de ellos dejaron de tomarla de inmediato al ver amenazada su salud.

Otros 24 atletas se retiraron del proyecto DeltaG temiendo verse perjudicados justo antes de las durísimas pruebas olímpicas.

Otros 39 siguieron tomando la bebida hasta que fueron eliminados o terminaron sus respectivas competencias.

Al final, en estas olimpiadas el Reino Unido consiguió 65 medallas, 29 de ellas de Oro, 17 de Plata y 19 de Bronce.

Esta fue su mejor actuación en casi un siglo de participación en el máximo evento deportivo del planeta.

Todo estaba fríamente calculado

Diversos comentaristas y periodistas británicos aseguraron que UK Sport utilizó a 91 deportistas de manera premeditada y en base a un plan elaborado mucho tiempo atrás.

The Mail on Sunday reveló que en octubre de 2011, meses antes de las Olimpiadas, UK Sport ya tenía una estrategia comunicacional por si las cosas se filtraban a la prensa.

Según un documento entregado a la agencia antidopaje de Reino Unido en esa fecha, UK Sport previó la necesidad de preparar un plan de comunicación para

mitigar la posible «publicidad negativa» del experimento.

Este plan centraba el esfuerzo publicitario en «la calidad de la ciencia» y en desviar la atención pública sobre las implicaciones éticas de usar una sustancia no autorizada.

Cetonas, en el filo de la navaja

Aunque el consumo de ácidos cetónicos no es ilegal, actualmente muchos países no permiten que sus atletas los consuman.

A principios de 2020 el director de la Agencia Antidoping de Países Bajos, Herman Ram, anunció que este organismo no avalará el uso de esta sustancia por parte de los deportistas holandeses.

La estrella Jo Pavey, quien representó a su país en cinco olimpiadas, lamentó el hecho de que UK Sport utilizó a 91 deportistas.

«Esto es deprimente (…) el uso de cetonas sintéticas es un paso excesivo y no favorece el espíritu de competencia», lamentó Pavey.

La velocista Emma Jackson se mostró sorprendida de que UK Sport experimente con sustancias potencialmente nocivas con los atletas de su país.

«Están jugando con la vida de las personas: una prueba de drogas fallida podría ser el final de la carrera de alguien», señaló.

Mientras este caso avanza, lo que sí está claro es que ningún deportista debería consumir cetonas sintéticas hasta que la ciencia aclare las consecuencias a largo plazo de su uso.

Deja un comentario