El gusano sin boca ni intestino que ha vivido durante 500 años

En el mundo de hoy ocurren y encontramos muchas cosas que son insólitas, pero la verdad que este descubrimiento ha sido algo sorprendente. Se trata de un gusano que no tiene boca ni intestinos y que ha vivido así hace 500 años. ¿Cómo explicarlo?

Según los expertos

En un estudio que realizaron los expertos en Microbiología Marina de Alemania al platelminto marino conocido como Paracatenula. Este es un tipo de gusano plano y diminuto que habita en las profundidades oceánicas de las zonas tropicales.

¿!También una vacteria!?

La Paracatenula vive asociada a una bacteria llamadaRiegeria’, algo que también es un misterio para los científicos para tratar de descubrir su modo de alimentación. Esta bacteria  vive en uno de los órganos especiales del gusano ocupando gran parte de su cavidad, las trofosomas. Es algo muy llamativo para los científicos pues este parásito; aunque tiene un genoma muy reducido cuida de manera sorprendente durante mucho tiempo a la Paracatenula, suministrándole alimentos y lo que necesite.

El Dióxido de Carbono es fundamental para la Riegeria, ya que a partir de este; crea una cantidad de compuestos orgánicos ricos en lípidos, proteínas y probablemente azúcares, ácidos grados y vitaminas.

Un mecanismo sorprendente

El mecanismo que más sorprendió a los expertos e incluso que nos puede sorprender a nosotros es como la Riegeria nutre a la Paracatenula. Esto lo hace mediante pequeñas vesículas y de manera controlada como si fuesen pequeñas gotas.

Conclusiones

El coautor  del estudio Oliver Jackle, explica, que en todas las simbiosis de este tipo “el huésped digiere las bacterias; para acceder a sus nutrientes” o son utilizadas las denominadas “proteínas trasportadoras”; pero en este caso el mecanismo es diferente. Las conclusiones han facilitado mucha información que los científicos no imaginaban, sobre todo comprender las interacciones que existe entre bacterias y animales.

Todo esto ha hecho que los científicos no se frenen y que sigan sus estudios; para descubrir y resolver otras cuestiones que pueden ayudar a comprender fenómenos como el del gusano sin boca ni intestino.

¿Quieres vivir tu, 500 años?

Un grupo de científicos estadounidenses ha logrado extender considerablemente la vida de un gusano redondo; a través de la “manipulación genética” y ya está considerando aplicar experimentos similares a los mamíferos.

el gusano sin boca ni intestino
El gusano sin boca ni intestino

Estos nematodos viven varias semanas, pero al combinar 2 mutaciones genéticas que inhiben las moléculas de insulina (IIS) y; de nutrientes (TOR), vieron cómo se prolongaba de su longevidad. Cinco veces”. dijo el biólogo Pankaj Kapahi, quien dirigió el estudio.

Anteriormente, ya habían obtenidos resultados positivos de la extensión de su longevidad, aunque no tenían los mismos efectos que los obtenidos por el equipo de Kapahi al combinar las dos variaciones.

Todo por el gusano sin boca ni intestino

Las mutaciones TOR suelen dar como resultado un aumento del 30% en la vida laboral. Las mutaciones en IIS generalmente duplican la esperanza de vida. Agregando ambos, se espera que alcance un período de longevidad del 130%, pero el efecto combinado resultó ser mucho mayor.

Deja una respuesta