Uso de la sábila o aloe vera para el cáncer

La planta Aloe vera es una de las más usadas en la industria cosmética por sus beneficios a la hora de mejorar la salud de la piel. Pero también crece cada día el uso del aloe para el cáncer, específicamente, para mejorar las condiciones de los pacientes bajo tratamiento por esta enfermedad.

Si eres una de estas personas que están recibiendo tratamiento contra el cáncer, sabrás muy bien los efectos secundarios molestos que tienen los medicamentos de quimioterapia.

El aloe vera es una planta suculenta también llamada sábila, acíbar o aloe de Barbados, que pertenece a la familia Asphodelaceae. Tiene un tallo corto del que pueden nacer hasta 20 hojas gruesas, de borde dentado, con una longitud de hasta 50 centímetros.

Lo más interesante es que el interior de sus hojas está repleto de una masa húmeda que asemeja un gel, el cual contiene gran cantidad de elementos minerales y proteínas que le dan su valor medicinal.

Se cree que es originaria de la península arábica, pero hoy en día se cultiva en gran cantidad en las regiones templadas y subtropicales del planeta, incluyendo la zona del Mediterráneo.

Propiedades medicinales del aloe vera

aloe para el cáncer
El aloe vera ayuda a aliviar muchos problemas asociados con el cáncer

El uso del aloe para el cáncer es cada vez más creciente. Hasta ahora había sido muy común su uso en la industria cosmética, sobre todo para el tratamiento de problemas de la piel.

Pero también tiene aplicaciones en el alivio de los síntomas del cáncer y los efectos secundarios de su tratamiento.

Recordemos que la quimio y radioterapia son muy problemáticos por sus efectos colaterales, aunque pronto puede haber un nuevo tratamiento contra el cáncer que podría resolver esta situación.

El aloe para el cáncer: excelente bactericida

En primer lugar, la pulpa de sus hojas está repleta de sustancias germicidas que pueden ayudar al cuerpo a defenderse de infecciones, sobre todo cuando el sistema inmunológico se encuentra afectado por las medicinas contra el cáncer.

Para esto, se puede consumir esta pulpa en forma de concentrados en pastilla o directamente en forma de jugo o zumo. Contiene multipolisacáridos que estimulan la producción de células blancas o linfocitos, responsables de atacar a cualquier virus o bacteria que ingrese al cuerpo.

En el caso de heridas abiertas en la piel, se puede aplicar directamente como una forma de empaste, que protegerá la herida contra cualquier bacteria.

Alivia los problemas digestivos

Otra razón para el uso del aloe para el cáncer se basa en su alta concentración de vitamina B. Esta vitamina ayuda tanto a la regeneración del sistema nervioso y muscular como también a la digestión y la absorción de los alimentos.

Dos de sus componentes, la alomitina y la aloemodina, son poderosos cicatrizantes que ayudan a aliviar las úlceras estomacales e intestinales. A esto se suma su capacidad para reducir la inflamación en casos de gastrititis.

Propiedades anticancerígenas

La utilidad del aloe para el cáncer también se basa en su alto contenido de aminoácidos esenciales. Estos son compuestos orgánicos que se transforman en proteínas y que participan en la reparación y crecimiento de los tejidos del cuerpo.

Por ejemplo, el aminoácido valina ayuda a regenerar las células, mientras que la treonina y la metionina participan en el funcionamiento del hígado y el sistema circulatorio. Por su parte la leucina interviene en el funcionamiento de los músculos y la isoleucina en la regulación de la glucosa en la sangre.

La inflamación es uno de los principales efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer. A esto se une que muchos pacientes sufren también otras enfermedades inflamatorias que complican su situación.

Entre estos tenemos los casos de artritis, artrosis y otros problemas óseos, así como los dolores musculares y las etapas intermedias del silencioso cáncer de próstata.

Remedios para el cáncer: ¿cómo beneficia el aloe vera a los pacientes?

Remedios para el cáncer: ¿cómo beneficia el aloe vera a los pacientes?
La quimioterapia provoca hinchazón, mareos y pérdida de apetito

Los tratamientos oncológicos introducen en el cuerpo sustancias químicas que provocan como cansancio, irritación de tejidos, inflamación, dolores estomacales o intestinales, dolores de cabeza, vértigos y muchos otros problemas.

En este caso, el aloe vera en forma de zumo o píldoras ayuda al paciente a aliviar la sensación de cansancio que queda tras una sesión de quimioterapia. Además, al ayudar a absorber mejor las vitaminas y antioxidantes de los alimentos aumenta el nivel de energía en el organismo.

Otra ventaja de esta planta en el tratamiento del cáncer es que ayuda a prevenir la aparición de llagas bucales, que en gran parte ocurren cuando el cuerpo es sometido a un fuerte estrés.

Sus efectos cicatrizantes también ayudan a acelerar la cura de las heridas en boca, paladar y labios que sufren muchos pacientes de quimioterapia.

Otro uso efectivo del aloe para el cáncer es para combatir la pérdida del apetito, otro de los problemas de los pacientes oncológicos. Esto se agrava en muchos casos por la inflamación de las mucosas de la boca, llamada mucositis oral

En casos severos, el dolor y molestia en la boca hace que muchos pacientes se nieguen a comer o beber. Al ingerir alimentos aumenta el riesgo de debilitamiento y se reduce la capacidad de los tejidos para sanar.

Gracias a su alta concentración de vitaminas, el aloe vera ayuda a compensar la deficiencia nutricional en los pacientes de cáncer, así como les da más energía a sus cuerpos. También alivia la inflamación de la mucosa bucal, lo que reduce la posibilidad de sufrir un cuadro severo de mucosistis oral.

Deja un comentario