Vacunar a las personas de más de 80 años reducirá a la mitad la mortalidad de la Covid-19

La Covid-19 es una pandemia que parece ha llegado para quedarse y tiene patas arriba al mundo entero. Miles son ya las muertes que ocasiona y cada día se suman cientos a la lista. Los ancianos son los puntos más débiles, así como los que padecen algún tipo de enfermedad grave. Por ello, vacunar a las personas de más de 80 años es una estrategia que adoptó la OMS como medida para reducir un poco la mortalidad. 

Si hablamos de números, los que han vivido 8 décadas, son 6 veces más propensos a morir que los jóvenes. Como es lógico decir ya, la edad es un factor determinante en cuanto a la lucha contra el coronavirus. Para que vayas llevando cuentas, el 25% de las hospitalizaciones en España son ancianos de 80 años o superior. 

La vacuna Pfizer/BioNTech es una con las cuales se está experimentando y probando su eficacia. En personas con mayores de 55 años, la efectividad era de casi un 94%. Pero en cuanto a la meta de vacunar a las personas de más de 80 años no se ha podido hacer de la manera querida, ya que no se encontraron suficientes voluntarios para hacerlo. Según las predicciones, esto podría significar una disminución drástica de las muertes en este grupo de personas. 

Tenemos una pregunta sobre el Covid-19 ¿Es el sistema inmunológico de las mujeres más fuerte?

Vacunar a las personas de más de 80 años, un grupo vulnerable

Vacunar a las personas de más de 80 años
Vacunar a las personas de más de 80 años, un grupo vulnerable

La efectividad lograda en los laboratorios es de un 95%, pero no se sabe el porcentaje exacto hasta que no se aplique en la población como tal. Según se informa en los medios oficiales, el impacto en las campañas de vacunación en las escalas de la comunidad aún se desconoce. Esto se debe a que no se sabe con certeza si las personas vacunadas pudieran ser portadoras y transmisoras del virus, es algo que está en estudio. 

Seguramente la pregunta de muchos es que hasta cuando hay que esperar para ver mejorar toda esta situación. Quizás la solución está al doblar de la esquina. Es preciso que sepas que los investigadores y científicos trabajan incansablemente para hallar una vacuna. Para ello se hizo un estudio en Israel, y se llevaron a escalas mundiales. 

Te mostramos datos sobre como el COVID-19 podría dejar secuelas graves en los pulmones

Estudio en Israel

Estudio en Israel

Según los datos oficiales de Israel:

  • El 54% de los muertos por la Covid-19 eran ancianos de más de 80 años. 

Según los estadistas, un análisis lógico sería:

  • Si se vacunara a 51 mil personas que tienen edades superiores a los 90 años, esto representa un 0.5% de la población.
  • Haciendo esto, se reduce en un 19% la mortalidad. 
  • Si se expande para los mayores de 80 años, serían unas 273 mil personas, lo que reducirá la mortalidad en un 50%, que equivale a un 3% de la población. 
  • Según los datos del INE, en España los adultos mayores de 80 años representan el 6% de la población. 
  • Se piensa aplicar el principio 80-20. Ello quiere decir que se vacuna al 20% que tiene más vulnerabilidad para reducir la mortalidad en un 80%. 
  • Siguiendo los datos de Israel, si se vacunan a los mayores de 60 años, el riesgo baja a un 88%. 
  • Si se hace para los de 50, la mortalidad podría decaer en un 93%

El beneficio directo de todo ello es la liberación masiva de los hospitales del mundo. 

Mira que curiosas las historias de los cruceros varados por la COVID 19

Efectividad real

Vacunar a las personas de más de 80 años 3
Efectividad real

Según los doctores a cargo de las investigaciones, habla de los estudios que arrojan datos que dan muchas esperanzas. Si se asume la efectividad promedio de las inmunizaciones, vacunar a las personas de más de 80 años puede ser un paso importante. El siguiente escalón debería ser esperar los resultados del experimento natural. 

Según se explica, al inicio los suministros necesarios para la vacuna contra la Covis-19 serán escasos. Para frenar una pandemia que afecta a millones de personas se deben contar con las herramientas necesarias. Por lo pronto, es importante que se cumplan todas las medidas de higiene establecidas por las organizaciones de salud. 

Los expertos aún desconocen el porcentaje de personas que deberían vacunarse para que se logre la mayor inmunidad posible. Acorde a un estudio de la Universidad de Harvard, la inmunidad no llegará hasta mediados del 2022. No será hasta el año que viene que las personas tendrán acceso a la vacuna. La reducción de la mortalidad es el punto en cuestión. 

Deja una respuesta