Vino tinto espumoso salía del grifo en lugar de agua, en Italia

Imagínate levantarte un día y al abrir el grifo para lavarte la cara descubrir que lo que sale del mismo es nada menos que ¡vino espumoso italiano!

Pues esto fue lo que les ocurrió a 20 familias residentes del pequeño pueblo italiano de Settecani, en el municipio de Castelvetro, provincia de Módena.

El 4 de marzo de 2020, los residentes de este pintoresco pueblo vieron con asombro cómo de los grifos de sus cocinas y baños, así como de los tanques de sus excusados, salía vino espumoso italiano en lugar de agua.

Los residentes agradecieron al cielo por el “milagro de Caná”, en alusión a cuando Jesús de Nazareth convirtió agua en vino en una boda en Caná de Galilea, cuyos anfitriones se quedaron escasos de este rico producto de la uva.

De inmediato los habitantes de Settecani se apresuraron a llenar botellas de todo tipo con la mayor cantidad posible  del preciado vino tinto espumoso.

La novedad llegó rápidamente a oídos de la empresa distribuidora de agua Hera y al ayuntamiento local, que enviaron técnicos a investigar la situación.

También puedes leer : Descubrimientos sorprendentes de la última década

Por su parte los periódicos del norte de Italia y las redes sociales se hicieron rápidamente eco de la noticia.

Una válvula defectuosa fue el origen del vino espumoso italiano en los grifos

Pueblo italiano de Settecan, donde hubo el derrame de vino tinto espumoso

Una fuga en las bodegas de la Cantina Settecani fue el origen del «milagro»

Durante la inspección se descubrió que el líquido que salía de las tuberías domésticas efectivamente era vino espumoso italiano.

Además, no se trataba de cualquier vino tinto dulce italiano, sino el afamado vino Lambrusco.

En todo caso, hasta allí llegaron las especulaciones sobre el origen “milagroso” del vino que salía de las tuberías domésticas.

Se descubrió que todo se debió a una fuga en las bodegas de la Cantina Settecani, una destilería local que como muchas ubicadas en la región de Módena, elabora vino Lambrusco Grasparrossa, la variedad más popular y antigua de vino tinto de Módena.

Según los expertos, una falla en un sistema de válvulas del circuito de lavado de la línea de embotellamiento provocó que una cantidad de producto suficiente para llenar 1.000 botellas de vino Lambrusco fuera bombeada “en reversa” hacia la red de tuberías de agua potable.

Esta red no solo abastece a la Cantina Settecani, sino también a unas 20 viviendas ubicadas en sus cercanías.

En medio de esta situación atípica, un hecho positivo fue que se trataba de vino espumoso italiano listo para embotellar, por lo que cumplía con todas las condiciones de calidad e higiene exigidas para el consumo humano.

El diario local Gazzeta di Modena, destacó la rapidez con la que los técnicos de la destilería corrigieron la falla.

Pero destacaron aún más la velocidad que tuvieron los habitantes de las casas afectadas para recoger todo el vino que pudieron antes que “cesara el milagro”.

Los ciudadanos de Settecani reclamaron que el suministro de vino espumoso italiano duró “muy poco”

Aunque este incidente fue divertido para muchos, también representó un dolor de cabeza para otros.

Además de la pérdida económica y daño a su prestigio que sufrió la empresa destiladora responsable de la fuga, los políticos locales también tuvieron que enfrentar críticas y reclamos.

El alcalde del municipio de Castelvetro tuvo que pedir disculpas públicas por esta “falla” en el servicio de agua.

Pero lo peor fue que tuvo que enfrentar severas críticas por la aparente inseguridad y falta de control en el sistema de abastecimiento de agua de la localidad.

Conoce: ¿Cuales son las ciudades más caras del mundo?

Por supuesto, no faltaron los que reclamaron que el suministro de vino espumoso italiano duró “muy poco” para su gusto.

El mayor derrame reciente de vino ocurrió en California

Derrame de vino tinto ha ocurrido en otros lugares del mundo
El derrame de vino tinto también ha tenido lugar en otros lugares del mundo

La pérdida de vino tinto sufrida por la Cantina Settecani no es ni siquiera la de mayor envergadura que haya enfrentado una empresa vinícola.

El 22 de enero de 2020 una falla en la puerta del tanque mezclador de los viñedos Rodney Strong, en el condado de Sonoma, estado de California (EEUU) provocó el derrame de 367.608 litros de vino tinto de la variedad Cabernet Sauvignon.

De esta cifra, unos 170.000 litros se filtraron hacia un arroyo afluente del cercano río Russian, mientras que el resto quedó represado en un estanque cercano.

Los derrames de vino no siempre son aprovechados

A diferencia de lo ocurrido en Italia, en esta ocasión ni un alma pudo aprovechar la situación para llenar su bodega personal con buen vino tinto espumoso.

El vino que llegó al arroyo afluente del río Russian, terminó finalmente en el Océano Pacífico, en el área norte de la bahía de San Francisco.

Voceros del organismo protector del río Russian señalaron que no se registró la muerte de peces al entrar en contacto con el vino tinto, pero alertaron que si se vio afectada la población de insectos que los peces consumen como alimento.

Este hecho representó un duro golpe para la imagen de las empresas vinícolas de la zona de Sonoma, que junto a Napa conforman la región de mayor producción de vinos en Estados Unidos.

En muchas ocasiones, estas empresas han enfrentado fuerte oposición de grupos ambientalistas por consumir gran cantidad de agua de los arroyos afluentes del río Russian.

Descubre: Los sorprendentes beneficios del agua de pepino

A esto se suman denuncias por alterar el ecosistema de la zona con sus extensos viñedos y el uso de fertilizantes e insecticidas agrícolas.

En Argentina también se lloró por el vino derramado

Imagen de derrame de vino tinto ocurrido en Argentina en 2017
32.000 litros de vino tinto se perdieron en Argentina producto de un derrame en 2017

El 23 de febrero de 2018 una falla en una simple tuerca provocó el desprendimiento de la tapa inferior de un tanque de destilación de 40.000 litros de capacidad en una destilería argentina.

Esto tuvo consecuencia  el derrame de tres cuartas partes de su contenido de vino tinto en el suelo.

El hecho ocurrió en las bodegas de la empresa Doña Paula, en Ugarteche, provincia de Mendoza.

Esta empresa es una importante productora de vinos en el país austral, con cerca de 7 millones de litros anuales embotellados, en su mayor parte de vino tinto.

Según explicó la empresa en un comunicado, se perdieron unos 32.000 litros de un excelente vinto tinto del tipo Malbec, cosecha 2017, que se distribuye en el mercado argentino bajo el nombre Los Cardos.

Deja un comentario