¿El cerebro femenino es superior o inferior al de los hombres?

Tras muchos años de investigación, los neurocientíficos no han logrado demostrar el viejo mito de que el cerebro femenino es inferior al de los hombres.

Pero si esto te parece una hallazgo irrelevante, te diremos algo más interesante aún. Una investigadora ha concluido tras largos años de trabajo que en realidad no hay diferencia física y funcional entre los cerebros de hombres y mujeres.

Se trata de la neurocientífica cognitiva Gina Rippon, quien acaba de publicar un libro titulado “The Gendered Brain” (El Cerebro Sexuado). Allí se muestran las conclusiones de 20 años de estudio sobre las presuntas “diferencias funcionales” de este órgano en ambos sexos.

Rippon ha señalado que el mayor hallazgo es que la mayoría de mitos sobre este tema son infundados. No hay absolutamente ningún asidero médico, psicológico o biológico que indique que el cerebro de los hombres sea superior al de las mujeres.

Descubrimientos sobre el cerebro femenino

Descubrimientos sobre el cerebro femenino
El cerebro femenino es tan capaz como el de los hombres

El título del libro de esta neurocientífica habla del cerebro “sexuado” en forma irónica, pues más que un cerebro femenino o masculino lo que existe es un “medio ambiente feminizado o masculinizado” que influye en el desarrollo de la persona.

“El cerebro humano no está vinculado al género, sino al entorno en el que crece el individuo y cómo la sociedad lo moldea a nivel de personalidad, educación y autoestima”, apuntó.

Esto significa que los niños y niñas nacen con un cerebro que es idéntico en todo sentido. Pero durante su crecimiento reciben señales y condicionamientos que los llevan a actuar y pensar de manera “varonil” o “femenina”.

“El entorno es el que moldea nuestro comportamiento y habilidades. Al final se llega a la falsa conclusión de que hay diferencias innatas entre ambos géneros, lo cual es falso”, señala el libro.

Mitos que menosprecian al cerebro de la mujer

La autora también reveló que se sintió frustrada por la oposición recibida al presentar y defender sus hallazgos contra el concepto de cerebro femenino y masculino en 2019.

“Lamentablemente la sociedad prefiere mantener mantener una herencia de 200 años de mitos sin fundamento sobre el cerebro de la mujer antes que aceptar que todos los humanos pueden actuar y pensar de forma similar si crecen bajo los mismos condicionamientos”, apuntó.

También acusó a la ciencia médica como la culpable de este embrollo, pues desde en sus inicios halló que el cerebro de la mujer puede ser un 10% más pequeño en tamaño. Esto se tomó como una señal de su inferioridad funcional y cognitiva.

¿Y qué dice la ciencia moderna sobre el cerebro femenino?

Lo cierto es que ya a finales del siglo XX se había descubierto que no es el tamaño del cerebro lo que marca la diferencia en la inteligencia de una persona, sino la cantidad de circunvalaciones que tenga este órgano en su interior.

Y precisamente el cerebro femenino tiene más circunvalaciones, lo que significa que su menor tamaño no limita en nada su capacidad para procesar información, base del intelecto.

Muchos creen que el tamaño del cerebro importa entre hombres y mujeres. Pero las ballenas y los elefantes tienen cerebros más grandes que los humanos y no por eso son más inteligentes o brillantes.

Como ejemplo de que el tamaño del cerebro de la mujer no importa, recordó que al morir el genio Albert Einstein su cerebro fue extraído y pesado. ¡Se encontró que era un 20% más pequeño que el del hombre promedio!.

No todo esta perdido

cerebro femenino
El concepto de cerebros zurdos o derechos también está por caer

Sin embargo, la autora del libro señala que cada vez aumenta el número de científicos que aceptan que no hay un cerebro femenino o uno masculino y que el sexo de la persona no influye en su funcionamiento.

Además, asegura que pronto caerá el mito de los hemisferios cerebrales, que dice que el hombre usa más el izquierdo (lógica y matemática) y la mujer el derecho (intuición y emociones). De hecho, se aceptará que la propia idea de un cerebro “izquierdo” y un “derecho” es solo un mito sin fundamento.

Para reforzar esta afirmación, señaló que desde 1970 se han publicado más de 50 mil investigaciones que reflejan la igualdad existente entre hombres y mujeres a nivel emocional, intelectual y de personalidad. Incluso la influencia de la Luna es igual en ambos sexos

Las hormonas, un factor oculto que marca la diferencia

En todo casi, donde si parece haber algo de verdad científica es en la influencia de las hormonas sexuales sobre el cerebro de la mujer. Rippon explica que las mujeres pueden experimentar variaciones en la estimulación cognitiva a lo largo de su ciclo menstrual.

La memoria verbal y espacial mejora cuando el estrógeno está en su nivel más alto. Por su parte, al momento de la ovulación mejora la respuesta a la información sensorial y disminuye el tiempo de reacción a los estímulos externos.

Deja un comentario