El serval que probablemente fue atropellado por un tren

Una lamentable noticia para los amantes de la naturaleza se conoció esta semana y es que fue encontrado el cadáver de un gato serval atropellado por un tren en la comuna francesa de Chantilly.

Desde el mes de julio se había iniciado su búsqueda tras ser visto por un ciudadano en un terreno boscoso en el sur del departamento de Oise, en la región de Picardía.

El denunciante reportó haber visto un güepardo pero fotografías enviadas por otros testigos permitieron identificarlo como un ejemplar de Leptailurus serval o gato serval.

Por lo tanto no se trataba de una especie autóctona que invadía zonas habitadas, como ocurrió recientemente con un ciervo que se estrelló contra una casa en Estados Unidos.

En efecto, el Leptailurus serval es un mamífero carnívoro de la familia de los felinos que habita en el sur de África y cuyo cuerpo se asemeja al de un güepardo, pero mucho más pequeño.

Solo llega a medir entre 77 a 140 centímetro de largo y pesar de 8 a 18 kilogramos pero al igual que su primo mayor tiene pelaje amarillento con motas negras y puede correr a alta velocidad.

El serval atropellado tenía un collar

El serval atropellado tenía un collar
El serval fue captado por cámaras en las vías del tren antes de su muerte

El animal atropellado por un tren tenía puesto un collar de cuero, lo que indicaba que se trataba de una mascota que escapó de alguna casa, ya que ningún zoológico local reportó haber perdido algún ejemplar de esta especie.

Desde su primer avistamiento, el serval fue visto en diversas ocasiones en las zonas de Thiverny, Creil y Gouvieux y hasta fue grabado por cámaras de seguridad en las líneas del tren horas días antes de morir.

Durante semanas las fuerzas del orden intentaron capturarlo para llevarlo a un centro especializado en el cuidado de especies salvajes pero lamentablemente su búsqueda no tuvo un final feliz.

El cuerpo del serval fue encontrado por un transeúnte en la madrugada del viernes 14 de agosto junto a las vías del tren, a poca distancia del viaducto que lleva a la comuna de Chantilly.

Este caso pasó a engrosar la lista de accidentes con animales salvajes donde la participación del hombre y sus máquinas resulta mortal.

El serval atropellado casi fue capturado días antes

Algo que entristeció a las autoridades es que la suerte del felino pudo haber sido otra, pues apenas cuatro días antes los policías encontraron su guarida y casi lograron atraparlo.

El lunes 10 de agosto una decena de policías y bomberos rodearon a esta criatura salvaje pero no lograron enlazarlo con sogas. Entonces esperaron a que llegara un veterinario con un rifle de dardos tranquilizadores.

El jefe de la policía de Chantilly, Capitán Christopher Jacques, explicó lo que pasó a continuación:

“El primer disparo falló, pero el segundo tuvo éxito. Pero como el producto tarda entre cinco y diez minutos en actuar, el serval aprovechó la oportunidad para escapar hacia unos matorrales impenetrables”, explicó.

El jefe policial señaló que poco después de la medianoche del jueves un caminante reportó un accidente con animales en las vías del tren a Chantilly.

Al llegar los gendarmes al lugar, encontraron el cadáver destrozado de un felino mediano.

Las manchas en el pelaje y un collar de cuero confirmaron que se trataba del serval que habían tratado de capturar desde julio.

Investigación en curso para encontrar un posible propietario

accidentes con animales
El animal posiblemente escapó de una casa de Chantilly

Los restos del serval atropellado fueron entregados a la Oficina Nacional de Biodiversidad (OFB), que será la encargada de determinar su edad, sexo y posible origen.

“Además ellos verificarán si poseía algún microchip bajo la piel que pudiera llevar a identificar a sus posibles dueños”, explicó el jefe de gendarmes.

Estos animales no se encuentran en estado salvaje en Francia, por lo que debió ser una mascota que escapó de alguna residencia y comenzó a vivir a lo libre en los bosques cercanos.

Algo que refuerza esta hipótesis es que quienes se encontraron con el serval atropellado en ocasiones previas manifestaron que no parecía temer en lo absoluto a los humanos.

En Europa se han registrado casos de animales salvajes en las calles durante la pandemia, pero en su mayoría son especies locales y no una proveniente de África.

No es ilegal tener uno, pero hay que tener permisos

Lamentablemente los gatos servales y los caracales son víctimas de su relativa facilidad para ser domesticados, a diferencia de otros felinos medianos y grandes.

Cada año miles de ejemplares son cruzados con gatos domésticos para lograr cachorros de colores y pelaje atractivos para el mercado de las mascotas.

Incluso el famoso cantante Justin Bieber compró dos híbridos de serval y gato y fue acusado de estimular el tráfico de especies al gastar más de 30.000 dólares en ellos.

Desde el 10 de agosto de 2004 las leyes francesas de protección animal de Francia exigen permisos especiales a quienes desean tener servales como mascotas.

Esto incluye el contar con la autorización expresa del ayuntamiento para criar felinos salvajes y obtener un certificado de competencia en el manejo de animales no domésticos.

Al respecto, el Subjefe provincial de la OFB, Sylvain Cretel opinó que posiblemente era una mascota adquirida ilegalmente o cuyos dueños no tenían los permisos obligatorios.

“Si estaba legal, hubieran hecho la denuncia cuando se les escapó. Si no fue así es porque no estaba limpio”, aseguró.

Deja una respuesta