Universidad de Oxford prueba vacuna contra Covid-19

Ya son pocos los países que se escapan de esta horrible pandemia y el mundo comienza a verse envuelto en la desesperación. Pues ante un encierro que inició con fecha límite y que, a los días de hoy, no se sabe cuándo terminará; la tierra comienza a parecer demasiado vacía.

Así como otros países de los que hablaremos más adelante, Reino Unido, se ha sumado a los estudios e investigaciones de dicho virus. Para ello, diferentes científicos de la Universidad de Oxford, han tomado humanos a fin de comenzar la realización de pruebas. Con las cuales, se presume, que se llegue a la vacuna contra Covid-19.

Sin embargo, esto no sería posible si no hubiera personas dispuestas a contribuir. Más lo dicho no ha significado impedimento, debido que, según los anuncios de la universidad, ya son cientos las personas que se brindan a formar parte de esta noble causa.

Doctor inyectando a un hombre
La Universidad de Oxford, han tomado humanos a fin de comenzar la realización de pruebas.

La creación de la vacuna y la lucha contra el tiempo

No es un secreto para nadie que cada día aumentan las cifras de contagios y muertes. Todos sabemos cuándo entró, pero no cuándo acabará. Por lo dicho, más de una opinión coinciden en la misma salida. En tanto no se fabrique una vacuna contra Covid-19, no hay forma de que la cuarentena y las medidas de confinamiento lleguen a su fin. Como muestra de esto podemos ver Los casos de coronavirus en La Florida superaron los 23 300

Sin embargo, el simple hecho de lograr esto no es suficiente. Pues existen más factores que juegan en contra y el principal de todos, es el tiempo. Así que la vacuna debe construirse en grandes cantidades, que sean suficiente para las masas.

Para ello, el grupo de investigación de la prestigiosa universidad británica, estima que de encontrar la vacuna contra Covid-19 en septiembre, como se han propuesto, serán necesarias mínimo un millón de dosis. Por otro lado, en Londres, el Imperial College tiene las mismas intenciones, pero lo han anunciado para fin de año.

En la realización de estas actividades y la llevada a cabo de cada estudio; el gobierno del Reino Unido, ha depositado con total confianza $24.60 millones de dólares, en las manos del equipo de Oxford encargando del proyecto. De igual forma hizo con Imperial College, al que le cedió $27.1 millones de dólares.

¿Cómo actúa esta vacuna?

Los científicos de Oxford, plantean que esta tiene su origen en un adenovirus que no afecta a los humanos. En cambio, proporciona gran resistencia inmunológica y evita las infecciones repetidas en quienes ya han sido víctimas de la enfermedad. Dicha característica, les otorga a los adultos mayores, niños y a todos los que padezcan de enfermedades crónicas; una mayor respuesta positiva.

Médico inyectando en el brazo a una mujer
En cambio, proporciona gran resistencia inmunológica y evita las infecciones repetidas en quienes ya han sido víctimas de la enfermedad .

Apoyo del gobierno a Oxford y unión de más países a la causa

Como resultado, se busca que, partiendo del mismo Oxford, Southampton, Londres y Bristol, se alcancen a reunir 1,102 participantes en distintos laboratorios de dichas ciudades. Todo bajo la dirección del ensayo clínico desplegado por Oxford.

No solo en el aspecto monetario, sino que, además, el gobierno le ha brindado todo su apoyo a dicha universidad y a su idea. Tanto así, que fue precisamente Matt Hancock, el ministro de Salud, quien notificó que las pruebas serían llevadas a cabo en seres humanos.

Actualmente se están haciendo cientos de proyectos en todo el planeta. Cuyo único fin, es poder encontrar la cura definitiva. La que, a ojos de las Naciones Unidas, solo será posible a través de una vacuna. De ellas, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, ha revelado que, en 8, tienen puesta su fe y es precisamente con ellas, que se están realizando los ensayos.

El proyecto no solo se quedó encerrado tras las fronteras británicas, sino que ha sido tal su poder, que ya países como Estados Unidos y China, comienzan a unirse a fin de encontrar una vacuna contra Covid-19. Se espera también que, para fin de mes, de igual forma se una Alemania. Gracias a estas investigaciones,preguntas como esta ya tienen respuesta: ¿Cómo son las pruebas para detectar el coronavirus?

Probabilidades de éxito

El instituto Jenner, de dicha universidad, ya se encuentra en la fase primera del ensayo clínico. Con este, se encargará de comprobar los resultados obtenidos tras la fabricación de la vacuna. Evaluar su seguridad y eficiencia, es el paso más importante. Para ello serán necesarias 1.112 personas de las que se brindaron voluntariamente.

De ellas, 551 serán escogidas para recibir la posible cura de la pandemia. Sin embargo, a las otras 551, no se le suministrará ninguna sustancia efectiva. El propósito es comprobar la evolución de la vacuna, tanto en un grupo como en el otro, y con suerte, los resultados deben ser distintos. Por otro lado, si pudieron notarlo, sobran 10 personas, a estas se les irá suministrando la vacuna, con dosis de a dos cada un mes.

La profesora Sarah Gilbert, quien aloja grandes esperanzas en su proyecto, ha hecho varias declaraciones. En primer lugar, asegura que estos ensayos poseen un 80% de probabilidades de funcionar.

Por lo tanto, ha autorizado a que no todo quede en estudios, sino que al mismo tiempo que avance la indagación, se vaya fabricando la vacuna. Cosa de que, en septiembre, se tenga un aproximado de un millón de dosis. Pues dice que esto sería un gran avance, si su efecto positivo es confirmado. Habiendo así, antes de que acabe el año, ganado en tiempo.

Doctor inyectando a un hombre adulto en el brazo
Partiendo del mismo Oxford, Southampton, Londres y Bristol, se alcancen a reunir 1,102 participantes en distintos laboratorios de dichas ciudades

Un punto de vista diferente sobre la vacuna contra Covid-19

Sin embargo, no todos piensan como la profesora Gilbert. Ya que muchos científicos la tildan de autosuficiente y exponen que, debido a la cercanía de la fecha; sus planes, son demasiado ambiciosos para ser posibles.

Para fundamentar sus criterios, grandes personalidades del gobierno del Reino Unido, como Chris Whitty, consejero médico; han declarado su poca fe en el resultado positivo de una vacuna contra Covid-19. A pesar de su apoyo a la universidad, sus pies permanecen en la tierra y entiende, que la maravillosa solución a la pandemia que buscan encontrar en Oxford; tiene demasiadas bajas posibilidades de éxito en este año.

Además de esto, el consejero médico británico, explica, que lo que les puede ayudar a sobrevivir, son las medidas de aislamiento. Ya que supone una idea imposible, creer que de repente, todo puede regresar a la normalidad en medio de una situación caótica, donde es constante la aparición de víctimas fatales y tristes contagios.
Puede interesarte: Conoce los siete tipos de coronavirus que infectan a los humanos

Deja un comentario