Competencias de comer. El campeón actual

¿Comida? ¿Competición? ¿Puede una actividad cotidiana ser una fuente de ingresos y méritos?

Desde el principio, el ser humano ha buscado incansablemente convertir los hábitos placenteros en trabajo. No importa si hablamos de dormir, comer o hacer vídeos, el hombre ha conseguido verse recompensado por ello. ¿Es tan fácil transformar la comodidad en dinero? ¡Averígualo!

En este post conocerás todo sobre las competencias de comer por el mundo.

¿Qué son las competencias de comer?  

competencias de comer 4
Competencia de comer

Las competencias de comer son eventos en los cuales se premia a los más ágiles engullendo. No se tiene en cuenta el tipo de comida, sino la cantidad y el tiempo.

En ferias del siglo XX se realizaron las primeras competencias de comer. En 1916 con Nathan’s Hot Dog Eating Contest adquirieron popularidad. Este fue el primer concurso de comer perritos calientes. Hoy en día solo se realizan estos torneos oficialmente en España, aunque en el mundo entero se celebran. 

Lee aquí sobre los robos a bancos más famosos de la historia

Competencias de comer: patrocinadas

¿Quién paga la comida? ¿Qué fondo utilizan?

Existen diversas organizaciones que permiten a los participantes de las competencias de comer agruparse. 

¿Qué asociaciones viven de lo que otros comen?

FAOCE, la más conocida

La FAOCE o Federación Internacional de Comedores fue fundada cerca de 1990. Es la única de estas organizaciones que aporta normas de seguridad a los concursantes. Lanza alrededor de 100 concursos anuales.

AICE, la voz de la experiencia

La AICE o Asociación Independiente de Comedores Competitivos la creó Arnie “Chowhound” Chapman y luego se asoció Coondog O´Karma. Arnie es uno de los grandes competidores, pero enfrenta más rivales. 

Glotones famosos

competencias de comer 3
Sonya Thomas en competencia

¿A quiénes Chowhound no puede vencer?

Hay varias personas que se han ganado fama por medio de las competencias de comer. Los concursos oficiales y la vocación no son las únicas formas de retos de comida. También existen personas que se imponen metas alimenticias elevadas. 

¿Qué los motiva?

Por diversión

Actualmente hay algunos youtubers que se ponen desafíos a sí mismos relacionados con la comida. Les dicen professional eaters. Entre los más conocidos se encuentran:

  • Furious Pete: Este youtuber disfruta viajando de un lado al otro y cumpliendo retos de este tipo. Tiene el récord Guinness a la ingesta más veloz. También es reconocido por realizar retos alocados.
  • Twin Muscle: Son unos gemelos que se dedican a ejercitar su cuerpo y nutrirlo de manera sorprendente. Tras una sección cualquiera de deportes, se compensan comiendo 10 pizzas mexicanas. 
  • Matt Stonie: Un muchacho flaco que hace parecer McDonald’s una dieta para adelgazar. En sus vídeos se le ve efectuando desafíos tan sencillos como ingerir 62 hot dogs en 10 minutos.
  • Ted Barrus: Este eater se dedica a retarse en un área en particular: lo picante. Donde sea que haya una comida picante, Ted pasó por allí, dio su impresión y marcó un récord.
  • Erik The Electrik: Con la consigna cycling-fitness-eating puede llevarte desde las comidas más gigantescas hasta los ejercicios más machacantes. Con su estómago insaciable, trabaja como guía para otros comilones.

Te invitamos a conocer las historias insólitas sobre el fin del mundo

Por profesión

Hay personas que tienen el trabajo más delicioso: comen por dinero. Se llaman comedores competitivos, pero los toman por aficionados. Los mejores en este negocio son:

  • Joey Chestnut es el actual campeón de comer hot dogs. Tiene 37 años y ha sido el mejor desde el 2007. Entre sus resultados personales se encuentran:

– 74 hot dogs de Nathan’s Hot Dogs en 10 minutos

– 141 huevos cocidos en 8 minutos

– 81 sándwiches de cordero en 10 minutos

– 185 croquetas en 8 minutos.

  • Sonya Thomas es la quinta en el ranking mundial y ocupa el número uno en Corea del Sur. Con solo 49 kilogramos tiene 39 récords mundiales, entre los cuales están:

– 552 ostras en 10 minutos

– 65 huevos cocidos en 6 minutos y 40 segundos

– 80 nuggets de pollo en 5 minutos

– 5 kilos de cheesecake en 10 minutos.

  • Takeru Kobayashi fue el mejor en comer hot dogs durante 6 años hasta que Joey lo superó. Es el número uno en el ranking mundial. Algunos de sus logros son:

– 4 litros de leche en 1 minuto

– 110 hot dogs en 10 minutos

– 100 bollos de pan chino en 12 minutos

– 93 hamburguesas en 8 minutos.

Los récords impresionantes que tienen estas personas nos traen preguntas. ¿Son realmente humanos? ¿Es correcta tanta ingestión?

¿Comedores competitivos o glotones exagerados?

competencias de comer 2
Algunos competidores optan por correr, la obesidad no es una opción

Los concursantes de competencias de comer son considerados deportistas. Ellos tienen rutinas y parámetros que seguir para poder participar en los concursos. La sociedad tiene diversos puntos de vista sobre estas personas, pero la idea más común es que son glotones. 

Entrenamientos para competencias de comer

¿Qué entrenamiento lleva una persona que se dedica a comer?

Generalmente los comedores competitivos antes de comenzar su trayecto acuden al médico para que les dicten una dieta saludable. Luego empiezan con el ejercicio físico. Algunos optan por largas caminatas en la cinta, otros por correr, lo sabido es que la obesidad no es una opción

Se practican también métodos para masticar más rápido, introducir más alimentos en la boca y expandir el estómago. Cada profesional tiene técnicas individuales por lo que existe gran variedad.

No te lo pierdas, estás son las cosas que no sabías para qué sirven

Daños por competencias de comer

Las competencias de comer pueden dar dificultades en el sistema digestivo y otros. Los competidores se ven expuestos a riesgos de muerte por asfixia, ahogamiento y alergias. Los concursantes frecuentes pueden sufrir tras los retos diabetes, obesidad, vómitos, diarreas y acidez. Desde el punto de vista médico los concursos son muy dañinos. 

Competencias de comer mortales

¿Hasta dónde llega el riesgo?

Las competencias de comer van de lo cómico a lo mortal. Algunos lanzan retos pensados para no poder ser cumplidos. Aumentan el riesgo para la vida de los concursantes y acumulan un gran número de muertos. Unas de las pruebas de este tipo más radicales hasta la fecha son:

  • “Muerte por rollito de langosta”
  • “Ese empacho sabrosón”
  • “Bichos por todas partes”
  • “Kismot Killer”
  • “Cocido mortal”

Estas, al igual que otras muchas, vienen con peligros extremos. La pregunta es: ¿valen la pena?

Recompensas por competencias de comer

Joey Chestnut
Joey Chestnut recibiendo el primer premio

Generalmente se recompensa con dinero, viajes u objetos. Todo depende del tipo de competencia en el que se participe. También ofrecen méritos y medallas como a los deportistas. Es una buena paga por hacer algo placentero. 

Si te gusta comer y competir no pierdas tiempo, has encontrado tu vocación. Solo a la vuelta de una búsqueda en Google puedes encontrar la competencia de comer para ti. ¡Si quieres, puedes!

Deja una respuesta