Una solución simple para el ronquido y la apnea del sueño

Encontrar cómo dejar de roncar es una prioridad en la vida de quienes sufren este problema y también para los familiares que duermen cerca.

Para muchos hombres y mujeres, dormir junto a alguien que ronca es lo más parecido a pasar una noche en el infierno.

Los molestos ronquidos afectan la mente y salud de quienes estén alrededor, que ven imposible lograr ese merecido descanso nocturno que los haga sentirse renovados al día siguiente.

Sin embargo, quienes padecen esta condición también están expuestos a algo más grave que un ardor de garganta o resequedad de boca al levantarse.

En este artículo te hablaremos de este problema y cómo dejar de roncar a través de unos sencillos métodos.

Remedios contra ronquidos¿Hay soluciones para esta molestia?

Si los hay, pero antes de hablar de cómo dejar de roncar, primero repasemos en qué consisten los ronquidos y por qué aparecen.

El ruido es la manifestación acústica del problema de respiración que sufren estas personas al dormir.

Hay varias causas para este problema, pero el más frecuente es la excesiva flacidez de los tejidos a lo largo de su faringe y conductos nasales.

También puede deberse a la relajación total de los músculos de la lengua, que «cae» hacia atrás y obstaculiza el paso de aire por la laringe y faringe.

A su vez esto causa un cierre del paso de aire, por lo que el diafragma tiene que hacer más fuerza para mantener el ritmo respiratorio.

El paso forzado del aire provoca una vibración en los tejidos relajados de boca y nariz, produciendo un fuerte sonido reverberante.

¿Cómo dejar de roncar y no tener consecuencias en la salud?

cómo dejar de roncar
Muchas personas que roncan se levantan cansados y sin energía

Es importante buscar cómo dejar de roncar, pues un sueño irregular afecta la forma en que el cuerpo regenera tejidos y músculos durante la noche.

Como consecuencia, la persona se levanta cansada, tiene problemas de  concentración, pérdida de memoria y somnolencia.

Además, si no se buscan a tiempo soluciones para el ronquido puede aparecer el peligroso síndrome de síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS).

El SAOS es el corte total del flujo de aire por las vías superiores durante la fase de sueño profundo, durante períodos de 10 a 30 segundos.

Al bajar la oxigenación en la sangre, el cuerpo reacciona pasando a un nivel de sueño más ligero o despertando por unos segundos.

En casos extremos la persona puede quedar inconsciente o morir por asfixia o paro cardiorespiratorio a causa de este problema.

Soluciones para el ronquido ¿quiénes pueden desarrollar apnea y ronquidos?

Un 20% de los adultos en España pueden roncar ocasional o frecuentemente, aunque también puede pasarle a niños y jóvenes.

Entre quienes roncan, hasta un 6% de los hombres y un 4% de las mujeres pueden desarrollar apnea del sueño.

Además, el 25% de los afectados de apnea son mayores de 65 años, mientras que un 60% son personas con obesidad o sobrepeso.

En menor grado la apnea se relaciona con el consumo de alcohol y tabaco, posición incorrecta al dormir o problemas en la lengua y amígdalas.

¿Cómo saber si sufro de apnea?

Los síntomas indicativos del SAOS son el despertarse muy cansado, sufrir fatiga o somnolencia o más claro aún, despertarse frecuentemente sintiendo que falta el aire.

Estos síntomas deben verse con más cuidado si se sabe que la persona ronca habitualmente o sufre de hipertensión arterial, enfermedades coronarias o diabetes .

También los cambios de humor repentinos, depresión o desánimo pueden ser señal de una grave interrupción del sueño a causa de apnea.

Si están presentes estos síntomas, la solución a cómo dejar de roncar se suele encontrar al realizar un examen médico llamado Polisomnografía.

¿Qué analiza el estudio llamado Polisomnografía?

En pocas palabras, es un estudio del sueño en el que se analizan los cambios en las funciones físicas y cerebrales mientras se duerme.

El estudio permite evaluar qué pasa durante las etapas de sueño sincronizado (MOR y sueño desincronizado (NMOR).

Cada etapa se caracteriza por variar los movimientos de músculos, ojos y tipos de ondas cerebrales, entre otros parámetros.

En resumen, se estudia cómo y cuánto aire entra a los pulmones, oxigenación sanguínea, posición del cuerpo, actividad muscular y cerebral, movimiento de ojos y ritmo cardíaco.

Al final se diagnosticará qué problema tiene la persona y cuáles podrían ser las posibles soluciones para el ronquido y la apnea.

¿Cómo puedo curar los ronquidos?

La mayoría de soluciones para el ronquido se basan en un cambio de hábitos y aplicar algunas medidas preventivas antes de acostarse.

El bajar de peso es clave para reducir la posibilidad de que ronques, ya que el exceso de grasa afecta tanto la garganta como la capacidad del diafragma para empujar los pulmones.

Es importante evitar dormir boca arriba, trata de dormir de lado en lo posible y también eleva tu cabeza con almohadas o inclinando la cabecera de tu cama.

El uso de humidificadores en la habitación ayuda a evitar la resequedad de la mucosa naso-bucal, otro factor que favorece los ronquidos.

Finalmente, corta el consumo de tabaco y alcohol. El primero reseca las mucosas y el segundo relaja en exceso los músculos de la faringe.

¿Cómo puedo curar la apnea del sueño?

El tratamiento más sencillo es un dispositivo que se introduce en la boca antes de dormir y mantiene en posición correcta la mandíbula, lengua y paladar.

Se fabrican a la medida y se reajustan cada 6 meses. Actúan forzando el adelantamiento de la mandíbula inferior con respecto a la superior.

Esto aumenta el espacio en la zona retrolingual. Su desventaja es que pueden provocar molestias en la mandíbula, salivación o resequedad bucal.

Para los casos graves se utiliza una máscara naso-bucal que se conecta a una pequeña bomba al acostarse.

Esta envía aire presurizado manteniendo abiertas las vías respiratorias durante el sueño. Es muy usada para los casos de ronquidos acompañados de SAOS.

La cirugía, el recurso final contra los ronquidos

remedios contra ronquidos
Hay varias cirugías que corrigen el problema de ronquidos

En último extremo y si todos los remedios contra ronquidos fallan, se puede recurrir a la cirugía.

Hay varios procedimientos para reforzar o realinear  los tejidos blandos de nariz, garganta o paladar y asegurar el buen paso de aire.

Muchas personas roncan por problemas en el tabique nasal, que puede ser realineado quirúrgicamente.

Otras sufren una «caída» de las paredes de la faringe. Estas pueden ser estiradas y fijadas en su posición como ocurre con las cirugías para estirar la cara y eliminar arrugas.

Sin embargo, entre los remedios contra ronquidos más eficientes destaca el reajuste quirúrgico de los huesos mandibulares, que suele resolver el 90% de los casos.

Deja un comentario